Sonrojante goleada al
campeón
@LAFC

Sin mucho trabajo y con un partido más sencillo de lo esperado, Los Angeles FC consiguió llevarse la victoria ante el actual campeón de MLS en un partido en donde la defensa de estos rindió a un pésimo nivel. En la primera parte los angelinos ya demostraron la superioridad de su juego consiguiendo anotar dos goles ante un rival que lo intentó, pero la falta de claridad en el ataque les dejó muy alejados de conseguirlo. En la segunda mitad, pese a que los Sounders mejoraron en su juego, los errores en defensa les pudo costar caro, recibiendo dos goles más, aunque de no haber sido por su portero, la goleada habría sido escandalosa.

Los Sounders no encuentran su mejor versión

Reedición de la final de conferencia del Oeste de la pasada temporada en los octavos de final de este #MLSisBack. Lo que para muchos podría haber sido una final que llegó antes de tiempo, pero el partido no defraudó. Los dos equipos se lanzaron al ataque durante los primeros minutos, aunque fueron los angelinos los que poco a poco fueron encontrándose con mejores sensaciones. Tuvieron varias llegadas de peligro, pero en ninguna de ellas consiguieron transformar el dominio en gol.

No fue hasta transcurridos los primeros diez minutos cuando la insistencia de los californianos tuvo su recompensa con un tanto. Cuando los Sounders estaban empezando a salir de la presión rival y adelantar sus líneas varios metros, los angelinos aprovecharon para generar una contra que acabó con Rossi derribado en el interior del área. El propio delantero uruguayo fue el encargado de transformar la pena máxima y poner a su equipo en ventaja en el marcador.

Tras este gol, Seattle Sounders se vio obligado a dar un paso adelante si no quería que su rival continuase dominándole y dándole opciones de anotar un segundo gol. Durante los siguientes minutos, salvo alguna acción aislada de Los Angeles FC al área de los Sounders, el control de la pelota fue toda de los ‘esmeraldas’, consiguiendo generar varias llegadas, pero sin apenas acierto. Sus acciones más peligrosas fueron con centros desde las bandas a los que ninguno de los delanteros fue capaz de llegar para rematar, perdiendo todas y cada una de estas oportunidades.

Y que ocurre cuando perdonas tantas ocasiones ante un rival tan fuerte como LAFC, que lo acabas pagando. Eso es lo que le ocurrió al equipo entrenado por Schmetzer en la primera ocasión en la que los californianos volvieron a pisar área rival tras varios minutos. Otra nueva acción por banda izquierda de Blessing en el que fue perfilándose portería para disparar al segundo palo. El balón golpeó durante su trayectoria en la espalda de un defensor, confundiendo al guardameta y provocando así el segundo tanto para los californianos.

A pesar de este gol, los actuales campeones de MLS mantuvieron su presencia en ataque e insistieron para encontrar el gol con el que recortaran distancias, pero este no llegó, mandando el partido al descanso con la victoria parcial de los angelinos.

Una defensa de pena

Para el inicio de la segunda parte se ofreció un partido muy abierto en el que los dos equipos se volcaron al ataque, pero solo uno era capaz de generar peligro. Mientras que Seattle Sounders adelantó sus líneas de presión y busco con un mayor control de la pelota la portería de su rival, los angelinos supieron leer este planteamiento a la perfección y variar su modelo de juego a un más rápido.

Con balones a la espalda, aprovechando lo adelantadas que estaban las líneas de su rival, Los Angeles FC consiguió tener varios uno contra uno con el portero en los que la falta de decisión o incluso errores en la definición les llevó a perder la oportunidad de haber ampliado la ventaja. Diego Rossi fue el protagonista de muchas de ellas, aunque todos estos fallos tendrían su recompensa unos minutos después. Pero todavía hubo acciones más claras en las que los californianos pudieron haber ampliado su ventaja. En esta ocasión fue Brian Rodríguez el que aprovechó un espacio a la espalda de la defensa para quedarse en un mano a mano con Frei. Con todo de cara para marcar, el extremo uruguayo vio como su disparo fue rechazado por el guardameta.

El partido era de Los Angeles FC. Tanto Rossi como Rodríguez hacían lo que querían con la defensa de su rival. Cada llegada a portería se contaba como una clara ocasión manifiesta de gol, lo que de haber estado más acertados de cara a puerta, la goleada hubiese sido escandalosa.

Seattle Sounders no dejó de insistir sobre la portería de los californianos, y tras la pausa para la hidratación, cogieron desprevenida por primera vez a la defensa rival y recortaron distancias. Will Bruin, que había salido al terreno de juego unos minutos antes, remató de cabeza un centro desde la banda izquierda de Jones que supuso el gol para su equipo y la esperanza para estos de poder pelear por la clasificación.

Pero Los Angeles FC es un equipo del que no te puedes fiar y del que si le das metros, estás perdido. Varios fueron los fallos que Rossi tuvo en los primeros minutos de la segunda parte, pero en el rush final se resarció. Recibió un balón en el lateral del área y aprovechándose de un error de la defensa rival en el despeje se quedó solo ante el portero al que batió con un potente disparo.

Este gol terminó por castigar las opciones de los Sounders que desde ese momento se quedaron a merced de lo que los angelinos quisieron hacer con ellos. A falta de un minuto para el final del partido, el enésimo error de la defensa de los Sounders permitió a Brian Rodríguez robar la pelota ante las dudas de Svensson para sacar el balón jugado. Tras deshacerse de él con un regate, solo el portero se interpuso entre el uruguayo y el gol, pero nada pudo hacer. Fernandez cerró una sonrojante goleada que les da a estos el pase a los cuartos de final del #MLSisBack

VAVEL Logo