New York City mantiene
su buena racha
bleacherreport.com

Nueve puntos en tres partidos es el símbolo de la mejoría del equipo neoyorkino en este reinicio de la temporada regular, después de un comienzo más que dudoso. En la primera mitad los dos equipos estuvieron muy parejos con minutos de dominio para cada uno y llegadas a las áreas, pero ninguno fue capaz de tener efectividad de cara a puerta. Fue en la segunda parte cuando llegaron los goles del equipo visitante en dos acciones que fueron fruto de la insistencia y mejor juego durante varios minutos.

Una primera parte muy nublada

Interesante el inicio entre estos dos equipos que se volcaron al ataque buscando ser los primeros en adelantarse en el marcador. A pesar de ir de visitantes, New York City FC fue el que llevó la iniciativa en los primeros minutos y tuvo los mejores acercamientos, quedándose muy cerca de conseguir anotar. La respuesta de su rival fue muy efímera, ya que conforme fue creciendo el dominio visitante, sus acercamientos a campo rival se fueron reduciendo hasta quedar en meros desplazamientos en largo, buscando el error de la defensa.

Las mejores ocasiones aparecieron superado el minuto 10 en un par de acciones a balón parado en las que los rematadores visitantes se quedaron muy cerca de lograr contactar con la pelota. Esta serie de ocasiones es lo que llevó a New England a tener que dar un paso adelante, viendo como poco a poco estaban siendo dominados por su rival y no tenían salida.

Fue con la llegada del ecuador de la primera mitad cuando pudo verse realmente la reacción de los locales, con muchos acercamientos al balcón, pero la ocasión más clara no se dio hasta alcanzada la media hora. Fue una jugada por banda izquierda en la que un centro se paseó por el interior del área y tres jugadores locales no fueron capaces de definir cuando tenían todo de cara para conseguirlo.

En los minutos siguientes se vio un encuentro muy igualado en el que apenas se pudo descifrar si alguno de los equipos era capaz de mostrar superioridad de su rival. En alguna ocasión aislada, los neoyorkinos se acercaron con cierto peligro a la portería de su rival, pero no fueron capaces de tener el acierto necesario para haber finalizado sus acciones en gol.

Con esta igualdad en el juego, pero no en ocasiones, terminó una primera mitad en la que el equipo visitante estuvo mejor durante la mayoría de los primeros 45 minutos, pero no fueron capaces de transformar esto en ocasiones de gol.

Apareció el de siempre

La segunda mitad mantuvo la igualdad de los minutos finales de la primera, aunque la diferencia fue que, en esta ocasión, New England Revolution fue el equipo que consiguió imprimirle mayor peligro a sus acciones, o por lo menos tuvo mayor incidencia en campo rival. Los neoyorkinos, ante lo que pudo ser esta salida del equipo rival fue muy cauteloso y no quiso cometer errores que les costase un gol en contra. Supieron esperar al momento perfecto para dar un golpe a su rival, y este apenas tardó 15 minutos en llegar.

En la hora de partido, en una de las primeras acciones de peligro de los neoyorkinos sobre la portería rival, uno de los jugadores en mejor estado de forma como Tinnerholm, volvió a ser salvador para su equipo. El lateral nórdico llegó hasta la línea de fondo y tras internarse en el área colocó un centro al segundo palo. En esa posición apareció Héber para rematar a gol, pero fue un futbolista local, Mancienne, el que terminó de introducir el balón en su propia portería.

Tras este gol, New England Revolution se echó al ataque, buscando nuevamente llevar la igualdad al luminoso. Durante varios minutos fue capaz de encerrar a los neoyorkinos en su propia área, pero lo que no lograron fue encontrar los espacios que atacar. Todas sus acciones, ya fueran a balón parado o en el desarrollo de la jugada, se chocaban contra lo que parecía un muro impenetrable. La ocasión más clara llegó en el ecuador de la primera mitad con un disparo lejano de Bou con el que Johnson tuco que esforzarse para sacarlo de la escuadra.

Durante estos minutos, New York City FC fue poco a poco teniendo alguna salida a la contra y tratando de sorprender a su rival. No eran muchas las ocasiones en las que lo lograba, pero en aquellas en las que lo conseguía, ponía en muchos problemas a su rival. Sin embargo, se encontraron el segundo gol en una acción totalmente a la que se podía esperar. En un saque de esquina, Héber apareció en el primer palo y desvió la pelota lo necesario para introducirla en el fondo de la portería y conseguir así el segundo gol.

Este tanto terminó por trastocar todos los planteamientos de los locales que, lanzándose a tumba abierta sobre la portería de su rival, trataron a la desesperada de salvar por lo menos un punto. Fueron muchas las ocasiones en las que se acercaron con peligro a la portería rival, e incluso consiguieron generar alguna ocasión clara de peligro, pero la suerte y el acierto no estaban de su lado.

En este tiempo, los neoyorkinos pudieron aún haber ampliado la ventaja en un saque de esquina muy similar al segundo gol. En esta ocasión fue Parks el rematador, pero el guardameta si estuvo atento a rechazar la pelota.

Tras esta acción continuaron varias ocasiones de los ‘Revs’ y un asedio que no obtuvo sus frutos y el equipo neoyorkino consiguió llevarse finalmente la victoria.

VAVEL Logo