La pegada del Borussia Dortmund destroza al M'gladbach
Haaland y Sancho celebrando el 3-0 / Fotografía: @BVB

Regresó el fútbol en Dortmund con un espectacular 'Borussen Derby'. Borussia Dortmund y Borussia Mönchengladbach, dos de los cuatro representantes alemanes en la próxima Champions League, iniciaron su campaña en la Bundesliga en el Signal Iduna Park. El estadio negriamarillo pudo acoger, por fin, a un número reducido de espectadores (concretamente 9.300), todos ellos locales, que dieron ambiente a un partido tan especial. El "Muro Amarillo", aunque poco poblado, dio una alegría a los aficionados que echaban de menos ver público en los estadios. 

Los potros, dominantes pero inofensivos

El encuentro arrancó con el Borussia Mönchengladbach presionando de forma ordenada al BVB, y el buen trabajo de los hombres de Marco Rose evitó que el conjunto local se encontrase cómodo sobre el terreno de juego. Pese a que se jugó a lo que los potros quisieron, echaron de menos a Thuram y Plea (que fueron suplentes) y carecieron de pegada, apenas inquietaron a Roman Bürki en el primer acto. Thorgan Hazard se lesionó y entró Felix Passlack, que tardó solo dos minutos en mandar un buen pase largo a Erling Haaland para que el noruego le ganara el cuerpo a cuerpo a Nico Elvedi antes que el zaguero suizo desviara en el último momento el tiro del delantero noruego. 

La ocasión de Haaland fue un aviso de que el Dortmund, pese a estar incómodo, tenía toda la pegada que le faltaba al Borussia Mönchengladbach. El equipo visitante pudo abrir el marcador en el minuto 31 mediante Jonas Hoffman, que llegó apurado a una pared con Hannes Wolf para intentar batir a Bürki, pero el meta helvético salió bien y terminó con el peligro.

Bellingham-Reyna, conexión adolescente para el 1-0

En el minuto 34, el Borussia Dortmund se puso por delante en el marcador por mediación de Giovanni Reyna. El estadounidense aprovechó un buen pase de Jude Bellingham dentro del área y resolvió con un gran tiro cruzado con la pierna derecha. La conexión adolescente (ambos 17 años) quitó la angustia de encima al BVB, que aún pudo ampliar la ventaja con un cabezazo de Jadon Sancho que rozó el larguero. El M'gladbach, que tuvo una ocasión con un tiro lejano de Stefan Lainer, se fue al descanso con la sensación de haber dominado, pero con el marcador en contra. 

Haaland no falló de penalti

Poco tardó el Borussia Dortmund en exhibir otra vez una enorme pegada en la segunda mitad. En el minuto 51, una transición capitaneada por Reyna terminó con una entrada de Rami Bensebaini que el colegiado, Felix Brych, tras acudir al monitor a verlo de nuevo, consideró como pena máxima. Entre sonrisas, Sancho le cedió la responsabilidad a Haaland y el noruego transformó el penalti engañando a Yann Sommer. En el minuto 57, Marco Rose dio entrada a la maravillosa pareja francesa Marcus Thuram - Alassane Plea y su equipo mejoró, pero siguió sin conseguir ocasiones claras. La presencia de los potros en campo contrario aumentó, pero les faltó concretar en metros finales. 

Sancho corrió y Haaland sentenció

El Borussia Mönchengladbach pidió penalti tras una acción de Hummels sobre Thuram, opción que el árbitro desestimó. Sin sufrir demasiado en defensa, el Borussia Dortmund esperó el momento de sentenciar el encuentro, y este llegó en el minuto 77, cuando un saque de esquina de los potros terminó con el balón en su propia portería: Mats Hummels cedió de cabeza a Sancho, que arrancó en su propia área a una velocidad endiablada hasta llegar a la zona de castigo, donde el internacional inglés asistió a Haaland para que el noruego superara la salida de Sommer con un potente disparo alto. 

Hegemonía del BVB en el 'Borussen Derby'

Con el 3-0, el encuentro quedó visto para sentencia. El Signal Iduna Park presenció exultante una gran victoria de su equipo, la 11a seguida ante el Borussia Mönchengladbach. La hegemonía negriamarilla en el 'Borussen Derby' es incontestable, y los potros deberán esperar a la segunda vuelta o a un cruce en la DFB Pokal para terminar con su negativa racha en estos partidos de alta rivalidad. El Borussia Dortmund consigue tres importantes puntos ante un rival complicado y de ese modo aguanta el pulso con el Bayern Múnich. Con la Bundesliga recién iniciada, los de Lucien Favre confirman su candidatura al título, mientras que el Borussia Mönchengladbach deberá esperar a la jornada 2 (recibirán al Union Berlín y el BVB visitará al FC Augsburg) para tratar de inaugurar su casillero de puntos y goles. 

VAVEL Logo