Inter Miami comienza a
funcionar
us.marca.com

Segunda victoria consecutiva de Inter Miami CF para tomar aire después de un pésimo inicio de temporada, aunque no pueden lanzar las campanas al vuelo, todavía tienen mucho que mejorar. En la primera mitad, bajo unas condiciones climatológicas que llevaron a suspender el partido durante algunos minutos, el conjunto local tuvo las mejores ocasiones y el protagonismo con la pelota, aunque no fueron capaces de transformar su superioridad en goles. Para lograrlo, se tuvo que llegar a los segundos 45 minutos en donde el equipo local gozó de mejores ocasiones, entre las que se encuentra el gol que le dio la victoria. Los texanos tuvieron una leve respuesta en los siguientes minutos, pero no fueron capaces de rascar ninguna oportunidad.

Respeto sin ocasiones

Fue Inter Miami CF el equipo que llevó la iniciativa durante los primeros minutos o por lo menos mostró una mayor intención por ser los que se adelantasen en el marcador. Insistieron cobre el área rival con unas acciones muy elaboradas, pero no encontraron espacios en la defensa rival, lo que hizo que todas sus acciones finalizasen con disparos lejanos y o desbaratadas por el rival. Tuvieron que pasar 13 minutos para ver el primer disparo de peligro que corrió por parte de Higuaín, que desde la frontal del área, estuvo a punto de anotar, pero el balón pasó muy cerca del palo.

En este tiempo el equipo texano apenas pudo enlazar más de 2 minutos con el control de la pelota, siempre obligado a buscar una acción precipitada a causa de la presión defensiva de su rival. Fueron unos minutos de mero espejismo ya que, pronto, el equipo local volvió a hacerse con el control de la pelota y asediar la portería de su rival buscando adelantarse en el marcador.

Cuando el partido se acerco al minuto 30 el Inter Miami estaba nuevamente teniendo el protagonismo con la pelota y llevando la iniciativa, este tuvo que retrasarse por motivos climáticos, debido a una fuerte tormenta. Tras la reanudación, el equipo local mantuvo su idea y continuó presionando la portería de su rival para buscar el gol, dejando a estos sin apenas opciones de salir de su propio campo con el control de la pelota. La única ocasión llegó a balón parado con un saque de esquina en el que tras varias opciones, Struna remató fuera.

Con el partido llegando al final y minutos antes de esta solitaria ocasión de los visitantes, Higuaín volvió a aparecer para Miami, poniendo nuevamente en apuros al portero. El delantero argentino recibió una pelota en el interior del área y como buen goleador no se lo pensó. Disparó a puerta obligando a Maric a sacar una mano a la base del palo para atajar lo que parecía un gol cantado.

En los minutos finales y a la desesperada, pareció verse una leve reacción de Houston Dynamo con un par de acciones en campo rival que apenas consiguieron poner en problemas a los locales, terminando así la primera mitad.

Inter Miami encuentra el premio

La segunda parte tuvo un inicio muy diferente a lo visto hasta el momento, con un equipo como el local presionando a su rival y buscando con perseverancia un gol que parecía muy lejos. Tuvo un par de disparos sobre la mera que a penas pusieron en complicaciones el resultado.

Pasaron muy pocos minutos para que el encuentro volviese a tornarse del lado del equipo local donde la figura de Higuaín demostró que con su llegada, el equipo daba un gigantesco paso hacia adelante. Cada pelota que el delantero argentino recibía en las inmediaciones del área se convertía en una ocasión manifiesta de gol, dejando así un camino por recorrer que pronto terminaría. La ocasión más clara en este tiempo llegó en un remate a bocajarro de Higuaín a la salida de un saque de esquina, que fue desbaratado por una gran mano del portero texano.

Pero pocos minutos después y fruto de la insistencia local, en una nueva acción sobre la portería visitante, González Pírez fue derribado en el interior del área cuando se disponía a rematar un córner, llevando al árbitro a señalar la pena máxima. Desde los once metros fue Lewis Morgan el encargado de transformar el castigo y poner a su equipo por delante en el luminoso.

A partir de ese momento el encuentro entró en un rumbo diferente. Houston Dynamo tomó el control de la pelota y durante los siguientes minutos percutió la portería de su rival tratando de llevar nuevamente la igualdad al resultado. Fueron unos minutos de claro control y constantes llegadas al arco, pero el planteamiento defensivo del técnico uruguayo hizo que les fuese muy difícil encontrar algún espacio que aprovechar.

Una vez superado el ecuador de la primera mitad, Inter Miami CF volvió a tener unos minutos de dominio y ocasiones de peligro, aprovechando la relajación de su rival y el asentamiento de los cambios hechos por el entrenador texano. Fueron varias las llegadas con las que puso en aviso al Dynamo, pudiendo haber sentenciado el partido. Sin embargo, el escaso acierto y las buenas aportaciones del guardameta hizo que la ventaja se quedase en un gol.

Entrando ya en los minutos finales, Houston Dynamo trató de encontrar el gol a la desesperada. Fue un tiempo en el que el balón solo tuvo un protagonista, y este vestía de negro. Fueron incesantes las llegadas que los texanos provocaron sobre la portería del equipo local, pero en ninguna de ellas tuvieron el acierto necesario para haber igualado el marcador. Por ello, Inter Miami CF consiguió su segunda victoria de manera consecutiva y se asoma a los puestos de PlayOff’s.

VAVEL Logo