Reparto de puntos que
no vale a nadie
@SportingKC

Empate a dos goles que no sirve a ninguno de los equipos en sus aspiraciones para este final de temporada. El partido estuvo muy igualado durante gran parte del tiempo y apenas se consiguieron ver llegadas sobre alguna de las áreas. El primer gol llegó superado el ecuador de la primera mitad aprovechando un despiste de la defensa local, pero antes de que llegase el descanso, los locales consiguieron devolver la igualdad al marcador. La segunda mitad continuó con un mismo planteamiento hasta los minutos finales cuando Sporting Kansas City aprovechó un saque de esquina para adelantarse nuevamente en el marcador, pero en el tiempo de descuento, el Fire FC sacó petróleo de una jugada sin aparente peligro para volver a empatar el partido y llegar con este marcador al final.

Mucho juego, pocos goles

El inicio del encuentro fue bastante tranquilo en el que la pelota estuvo la gran parte del tiempo en posesión del equipo local, tratando de realizar un juego mas elaborado, aunque les costó varias acciones llegar hasta las inmediaciones del área. Durante estos minutos, Sporting Kansas City se mantuvo bien posicionado, tratando de ofrecer pocos espacios y buscando en el contraataque su mejor aliado para llegar sobre la portería de su rival.

Con el transcurso de los minutos, la paridad en el control por parte de ambos equipos fue apareciendo y eso dejó una menor presencia en las áreas y mucha más disputa en el centro del campo. Las únicas ocasiones en las que se pudo ver a un equipo en las inmediaciones de la portería rival fue con acciones a balón parado que tampoco llevaban un gran peligro. Fue en una de estas acciones, cerca del minuto 20 cuando los locales estuvieron cerca de adelantarse en el marcador cuando Sapong, remató una pelota a pocos metros de la línea de gol, pero el guardameta se opuso con una parada repleta de reflejos.

Conforme el encuentro entró en el ecuador de la primera mitad, se pudo ver un cambio en la iniciativa por parte del equipo visitante que consiguió imponer su ritmo de juego. Tenía mayor control de la pelota y llegadas más peligrosas, por lo que era cuestión de tiempo, mantenía un mayor control de la pelota y eso provocó que las ocasiones de peligro fuesen constantes hasta que finalmente consiguieron adelantarse en el marcador.

Fue con una acción al contraataque en la Hurtado recibió una pelota al espacio y con carrera con un defensor y a pesar que este intentase desequilibrarlo, el delantero visitante consiguió hacerse con la posición y con un remate cayéndose, consiguió superar al guardameta con un disparo al palo más alejado. En los siguientes minutos al gol, el juego estuvo volcado en su totalidad sobre la portería del equipo local pero no se vieron más ocasiones de gol.

Fue en el tiempo de descuento cuando Chicago Fire FC tuvo su primera ocasión manifiesta de gol y no la desaprovechó. Un saque de esquina que no fue bien despejado por la defensa local, dejó la pelota rechazada para que Beric en el segundo palo la recibiese y disparase a gol. El balón fue despejado desde dentro de la portería por un defensor visitante, haciendo que el colegiado acudiese al VAR para dar validez al gol.

Final frenético

La segunda mitad comenzó con Chicago Fire llevando la iniciativa, teniendo la pelota, pero sin llegar a tener demasiadas ocasiones de peligro. Entró en una dinámica muy complicada en la que la falta de un futbolista que enlazase el centro del campo con la delantera hizo que no consiguiesen generar llegadas y abusasen con desplazamientos en largo.

Superada la hora de encuentro, el juego entre ambos equipos volvió a ajustarse en el centro del campo, dejando muy poca presencia en las áreas. Sporting Kansas City tuvo que dar un paso adelante si no quería que, a base de insistencia, el rival consiguiese acertar en una ocasión. El paso de los minutos y la falta de ocasiones hizo que los equipos acudiesen a un juego más directo, buscando llegar a la portería en la menor cantidad de toques. Sin embargo, esto solo hizo que apareciesen.

Viendo este nuevo rumbo que tomó el encuentro, ambos entrenadores realizaron un movimiento similar con la intención de tener más control de la pelota y con el tratar de dominar el juego. Dieron entrada a futbolistas en el centro del campo y variantes en el ataque, con un objetivo, dar un golpe de timón para encontrar el gol.

Fue en el último tramo del partido cuando el juego comenzó a animarse y las llegadas a una y otra portería aparecieron. En una de estas, Sporting Kansas City aprovechó un despiste de la defensa local en un saque de esquina para ponerse nuevamente por delante en el marcador. El balón llegó al primer paló en donde Ilie Sánchez prolongó al segundo para que Gal Kinda, que se anticipó a su marcador, anotase a puerta vacía.

Este gol dejaba el partido prácticamente cerrado ya que, a pesar de los intentos de los locales por llegar a la portería de su rival, no eran capaces de generar ninguna ocasión de gol. Sin embargo, en el tiempo de descuento nuevamente, el equipo local encontró un rescoldo por el que entrar. Lo que en un principio era un despeje desde la defensa, acabó siendo un pase a la espalda de la defensa que se convirtió en una asistencia. Mihailovic recogió el balón y tras encarar al portero se deshizo de este con un recorte, anotó a portería vacía, dejando así el marcador empatado con el que terminó el partido.

VAVEL Logo