Leicester City: Vardy is on fire
Leicester campeón de la Premier League 2015-16 / Foto: Twitter: @LCFC

Riyad Mahrez se fue. N'Golo Kanté también. Cada jugador es único, tiene algo que lo caracteriza. El Leicester City, tras sus ventas, intentó cubrir sus bajas con dos jugadores con perfiles similares, algo que no suele salir bien. Y, efectivamente, los fichajes de Nampalys Mendy y Rachid Ghezzal fueron un desastre, y a día de hoy Mendy juega de titular sin brillar como lo hacía su compatriota, actual jugador del Chelsea, ya que Ndidi está lesionado y Ghezzal juega cedido en el Beşiktaş turco.

No obstante, nuevos jugadores llegaron y explotaron al lado de Jamie Vardy, siendo el único de las tres estrellas que sigue fiel al club. “No me afectan los rumores, finalmente solo son eso. Estoy en el Leicester, concentrado en el Leicester y voy a estar en el Leicester hasta que el club decida otra cosa”, declaró el delantero en una entrevista para la cadena de televisión Sky Sports. El delantero inglés superó varios baches en su vida para ser el cuarto máximo goleador del club con 132 tantos, superado por Arthur Chandler (273 goles), Arthur Rowley (265 goles) y Ernie Hine (156 goles).

Un nuevo viento llega a Leicester

Claudio Ranieri llegó al club en septiembre de 2015 para hacer campeón a los Foxes. De aquella alineación solo se mantienen el capitán Kasper Schmeichel y el ariete inglés Jamie Vardy. Tras la destitución del italiano el 17 de febrero de 2017, Brendan Rodgers asumió el cargo y su equipo ha sufrido importantes bofetadas con la marcha de gran parte de la plantilla como Ben Chilwell al Chelsea, además de las lesiones de piezas clave como Çağlar Söyüncü, Wilfred Ndidi y Ricardo Pereira. En cambio, a principio de temporada el equipo está yendo viento en popa con grandes actuaciones tanto en competición liguera (posicionándose en el segundo lugar) como en Europa League (con un pleno de victorias y ocupando el primer lugar).

En liga, la victoria cayó en 5 ocasiones mientras que la fueron derrotados 2 veces en casa frente al West Ham (0-3) y frente al Aston Villa (0-1). Por ahora, son distintas las alineaciones probadas en las pocas jornadas que han transcurrido. No obstante, cabe destacar que el Leicester City ha perdido como local contra equipos de media tabla. En el caso de la derrota contra el West Ham, los de Rodgers llegaron a tener un 70% de posesión, pero llegaron a puerta 4 veces, un dato que asusta al analizar que el equipo rival disparó 10 veces más, un total de 14. Mientras, lograron la victoria como visitantes contra equipos ''grandes'' como el Arsenal o incluso el Manchester City con un abundante resultado (2-5) gracias a un triplete de Jamie Vardy.   

Cambios en las tácticas

The Foxes han modificado su estilo de juego y su alineación esta temporada. Llevan un par de temporadas en las que no han contado con un descanso pleno que está provocando varias lesiones. Sin embargo, el conjunto inglés tiene éxito con las despuntadas de Vardy, los tiros lejanos de Maddison y otros baluartes como el joven canterano Barnes y el belga Tielemans, que marcó un doblete el lunes frente al Leeds de Bielsa.

Por lo tanto, el Leicester City está optando por regular su esfuerzo físico y replegarse para atacar como lanzas al contraataque, y así no emplear energía que derrochaban estas campañas para aplicar una presión tan alta arriba. Son un club que quieren dominar el campo con la posesión, pero esta temporada ha bajado este rendimiento, teniendo menos control del balón, pero alcanzando posesiones muy largas. Uno de los aspectos que aprovechan una vez que inician la contra son el último pase en profundidad, sobre todo para Jamie Vardy. El veloz ariete inglés es el máximo goleador del equipo esta temporada, pero prácticamente la mitad de los goles son de penalti. No obstante, Vardy cumple cada semana, no como el caso del delantero suplente: Kelechi Iheanacho. Brendan Rodgers ha confiado bastante en el punta nigeriano, pero no ha cumplido las expectativas y no es capaz de aprovechar todas las oportunidades, por lo que no cumple su rol de delantero suplente. Es interesante comparar el porcentaje de goles esperados de cada partido del Leicester: este club pasa de generar 1'47 goles por partido contando los penaltis a simplemente 0'81 sin señalar el lanzamiento desde los 11 metros. Esta temporada se están convirtiendo en un equipo que no genera una cantidad decente de ocasiones cada partido, siendo uno de los 5 peores equipos en cuanto a oportunidades se refiere. 

En cuanto a su alineación, han pasado a adaptarla generalmente a una defensa de 3 con dos carrileros (Castagne y James Justin), puesto que una de las mejores duplas de laterales de la Premier e incluso del mundo, conformada por Ben Chilwell y Ricardo Pereira, no están disponibles para el técnico inglés. Chilwell fue traspasado al Chelsea y el luso lleva desde marzo sin aparecer en los terrenos de juego por una lesión en la rodilla. 

Los de Rodgers tendrán que plantearse un cambio de jugadores para que no le suceda lo mismo que esta temporada. El equipo titular funciona, y prueba de ello es su posición en la tabla y en Europa League, pero no cuentan con los revulsivos adecuados para dar más descanso y profundidad a la plantilla.

VAVEL Logo