Bou mete a los Revs en
PlayOff’s
@MLS

Un final injusto para los canadienses, pero merecido para los locales, en un partido en el que pusieron el fútbol y las ocasiones, pero tuvieron que llegar hasta el tiempo de descuento de la segunda mitad para llevarse la victoria. Desde los primeros minutos se pudo ver un pequeño resumen de lo que sería el partido, con los locales controlando el balón y las ocasiones, y su rival buscando contraataques. Los ‘Revs’ fueron los primeros en aprovecharse de las circunstancias y adelantarse en el marcador. En la segunda mitad, los canadienses opusieron algo más de oposición, llegando incluso a empatar el resultado. Sin embargo, en los últimos minutos, los locales dieron la puntilla con un golazo de Bou que les clasificó para la primera ronda de los MLS Cup PlayOff’s.

Gil gana a Bojan

El inicio fue muy bueno por parte del conjunto canadiense. Sabedores de su situación como visitantes, plantearon un partido muy rápido y de poco control durante los primeros minutos, tratando de sorprender a su rival. Este inicio hizo que antes de que se cumpliesen los 10 primeros minutos, ya tuviesen un par de avisos sobre portería, con un disparo de Bojan desde la frontal como la acción más peligrosa.

Sin embargo, la reacción de New England no tardó en verse. Con muchas facilidades, los locales tuvieron varias ocasiones de peligro que cerca estuvieron de haber decantado el marcador en su favor. La primera de ellas fue un remate que Bou mandó al fondo de la red, pero que el árbitro anuló por haber golpeado la pelota con la mano. Unos minutos después, un saque de esquina fue rematado por Buksa de cabeza, pero la mala suerte se puso de su lado, golpeando la pelota en el travesaño.

Desde ese momento, se comenzó a ver levemente el planteamiento de cada equipo donde, los locales querían la pelota y sin cometer errores, llegar en posesión de la misma hasta las inmediaciones del área. Mientras que locales que recuperaban la pelota y le imprimían velocidad a sus acciones para aprovechar los espacios que pudiesen crearse.

En este momento del partido tuvieron que pasar varios minutos para ver una ocasión de gol, que llegó del lado de Montreal Impact. Fue nuevamente Bojan quien, recibió un balón rechazado de un libre directo y tras perfilarse sobre portería, disparo, pero la pelota se marchó rozando el poste derecho. La respuesta de su rival no se hizo esperar y a los pocos minutos, los locales aprovecharon un espacio en la defensa de su rival, provocado por un mal repliegue para generar una ocasión de gol. En un contrataque, Gil asistió a Bou en el otro costado quien, tras colocarse sobre su pierna buena a portería, colocó la pelota lejos del guardameta, pero el balón se marchó fuera.

Superada la media hora de partido comenzaron a verse minutos de intercambio de golpes entre uno y otro equipo, aunque sin generar ocasiones claras de peligro. Las llegadas de ambos que se acercaban al área terminaban con disparos muy lejanos o con acciones desbaratadas por los defensas. En este momento, cualquier cosa podría pasar y el resultado decantarse para cualquiera de los dos.

Con el partido entrando en los momentos finales, en la primera jugada ‘cocinada a fuego lento’ después de varios minutos, New England Revolution se adelantó en el marcador gracias a Carles Gil. Una jugada en la que se vieron varios cambios de orientación terminó con la pelota en banda derecha y varios jugadores locales esperando en el interior del área el centro del Bou. Sin embargo, la pelota tomó un camino más largo y el centro pasado al segundo palo llegó al mediapunta español que, de volea, anotó el primer gol para su equipo con un disparo cruzado.

En los minutos finales de la primera mitad, los canadienses quedaron totalmente noqueados con este gol a las puertas del descanso. La ‘caraja’ sufrida los llevó a estar cerca de haber concedido un segundo gol, si no hubiese sido por la buena actuación del guardameta. Pese a esta circunstancia, aún tuvieron las ganas de buscar el gol, y aunque fuese con disparo desde fuera del área del futbolista más activo en la cancha, Bojan, no consiguieron devolver el empate al marcador.

In extremis

Con el inicio de la segunda parte, New England Revolution mantuvo el control de la pelota y el dominio del juego ante un rival que no encontraba su mejor versión. Pese a que se encontraban más cómodos saliendo a la contra y aprovechando la velocidad de sus jugadores de ataques, no eran capaces de generar una ocasión de peligro. Solo se pudo ver en estos minutos una jugada en la que Quioto recibió la pelota al espacio, pero su lentitud para encarar portería, permitió a los defensas a recuperar la posición y desbaratar la ocasión.

Tuvo que llegar el partido a las inmediaciones de la primera hora de disputa para ver los primeros minutos de control de Montreal Impact desde el inicio del encuentro. Sin apenas necesidad de generar muchas ocasiones, en una jugada a balón parado, los canadienses sorprendieron con una jugada ensayada en la que peinaron la pelota en el primer palo para que Quioto apareciese libre de marca en el punto de penal y anotar a placer.

A partir de este momento se abrió un nuevo partido. Muy similar a lo visto en la primera mitad en donde los locales mantenían el control de la pelota y buscaban la portería con un juego más elaborado, mientras que su rival buscaba los espacios a la espalda de la defensa con contraataques. Durante este tiempo se vio un intercambio de golpes, pero ninguno de los equipos consiguió profundizar, y eso hizo que el marcador se mantuviese durante varios minutos inamovible.

Los cambios realizados unos minutos antes ofrecieron algo diferente a lo que los entrenadores estaban buscando. Ninguno de los equipos conseguía encontrar un espacio por el que atacar y hacer daño al rival, y eso hizo que la intensidad y la tensión del partido fuese disminuyendo. Tan solo hacía falta una chispa para incendiar, pero esta parecía no llegar y de hacerlo caería para el lado local.

En los minutos finales, el partido se convirtió en un asedio de los locales sobre la portería canadiense. Las llegadas eran constantes y las ocasiones aparecían una detrás de otra. Solo la falta de puntería impidió que el resultado se pusiese del lado de los ‘Revs’. Pese a ellos, Montreal Impact todavía tuvo tiempo de proponer algunas ocasiones, aunque fuese a balón parado, pero no tuvieron el acierto que hubiesen deseado. Con todo y con esto se llegó al tiempo de descuento en donde el partido dio un vuelco.

Primero fue Buksa el que lanzó el primer aviso con un remate desde dentro del área que obligó a Diop a sacar una mano que mandó el balón al poste. Solo unos minutos después de esta clara ocasión, cuando todo hacía indicar que el partido llegaría inexorablemente a otro tipo de final al esperado, apareció Gustavo Bou para dar la vuelta al marcador. El delantero argentino recibió la pelota en la frontal y con un potente y preciso disparo a la cepa del palo, consiguió colocar el gol de la victoria para los locales.

VAVEL Logo