En su mejor versión, el Liverpool goleó al Leicester
Diogo Jota continúa en modo goleador | Foto: Premier League 

Es una temporada atípica para el fútbol inglés y en cada partido se respira una atmósfera de que cualquier cosa puede ocurrir. El casi nulo trabajo de pretemporada ha pasado factura en los físicos de muchos futbolistas, sumado a la extraña sensación de no contar con el apoyo de los fanáticos en las tribunas.

Uno de los más perjudicados en este inicio ha sido ni más ni menos que Liverpool, no solo por la falta de su público, uno de los más ruidosos y que mejor espectáculo brindan en el fútbol de la Premier League, sino que las numerosas lesiones han mermado el número de sus jugadores disponibles, provocando que Jurgen Klopp tenga que improvisar partido a partido.

Pese a ello, y que ha sufrido esto en encuentros como aquella increíble derrota ante Aston Villa, hoy no hubo lugar para las sorpresas en Anfield Road, donde el Liverpool venció categóricamente al Leicester City, en un encuentro que se suponía igualado en la previa, pero que encontró a los 'Reds' en su mejor versión desde que inició la nueva temporada.

Klopp recurrió a su habitual 4-3-3 con el siempre auxiliar James Milner en reemplazo de Trent Alexander Arnold, mientras que Matip y Fabinho fueron la dupla de centrales. En el mediocampo, apareció Curtis Jones debido a las lesiones de Jordan Henderson y Thiago Alcántara, habituales ocupantes de esa posición en el campo.

La alineación del Liverpool entre algodones se completó con Diogo Jota en lugar de Mohamed Salah, y qué temporada está firmando el ex Wolverhampton. El portugués está teniendo un inicio soñado, siendo la perfecta definición de esos fichajes que llegan y rinden en su nuevo club.

Del otro lado, Brendan Rodgers planteó el habitual 3-4-2-1 que ha utilizado Leicester City durante esta campaña, con Christian Fuchs, Jonny Evans y Wesley Fofana en el tridente defensivo, un mediocampo con James Justin, Youri Tielemans, Nampalys Mendy y Marc Albrighton, mientras que los tres ofensivos elegidos fueron James Maddison, Harvey Barnes y Jamie Vardy como referencia.

El encuentro comenzó favorable al local desde casi el primer minuto, con un remate de cabeza de Sadio Mané que encontró la red pero del lado que no vale. Mientras el Leicester City intentaba encontrar los caminos hacia la portería de Alisson, el Liverpool continuaba poniendo a prueba la resistencia de Kasper Schmeichel.

Pasó el primer cuarto de hora y ya el portero del Leicester era la figura absoluta del encuentro, siendo el único responsable de que el marcador estuviera 0-0. Sin embargo, la apertura llegó con una puñalada de un propio compañero, ya que un corner se desvió en Jonny Evans e ingresó a la portería.

A los instantes del 1-0, el Liverpool tuvo la chance de aumentar la ventaja y el Leicester de igualar, pero ambos fallaron. Durante todo el primer tiempo, el dominio fue ampliamente para los locales, que mostraban que era solo cuestión de afinar la puntería para que el 2-0 subiera al tanteador. Así fue como apareció Diogo Jota, cerca ya del final de la primera mitad, para duplicar la ventaja tras una gran jugada de su compañero, Andy Robertson.

Ya en el complemento, se esperaba un Leicester City un poco más competitivo, buscando al menos el gol del descuento. En pos de esto, Rodgers decidió enviar a Cengiz Ünder al campo, reemplazando a Harvey Barnes, quien estuvo muy errático en los metros finales.

Los minutos pasaban y solo había más y más ocasiones de gol para el Liverpool, salvo algunas excepciones tímidas de los 'Foxes', hasta que ya cerca del cierre del telón apareció Roberto Firmino para hacerle honor a la canción que entonan los fanáticos en Anfield Road, con un impecable centro de James Milner y el cabezazo certero del delantero brasileño que dejó sin posibilidades a Schmeichel.

Finalizado el partido, quedarán muchos interrogantes por resolver en la mente de Brendan Rodgers, ya que su equipo no solo que se vio claramente superado por el Liverpool durante todo el partido, algo esperable dada la diferencia de calidad entre ambas plantillas, sino que también sufrió en las jugadas a balón parado, de donde llegaron dos de los tres goles en contra.

Luego de este duelo, ambos equipos tendrán compromisos europeos durante la próxima semana, con el Liverpool reencontrándose con Anfield Road para recibir al Atalanta, por la UEFA Champions League, rival al que ya vención el pasado martes 3 de noviembre por un contundente 5-0.

Del otro lado, los 'Foxes' jugarán ante el Braga en el Estadio Municipal de Braga, el próximo jueves por la UEFA Europa League. Durante la primera parte de la fase de grupos, los del King Power Stadium vencieron 4-0 al conjunto portugués, con goles de Kelechi Iheanacho, Dennis Praet y James Maddison.

VAVEL Logo