El Gladbach y una derrota comprometedora
Los jugadores del Inter, abrazados y celebrando una dura victoria ante el Börussia Monchengladbach en Alemania. Foto: @inter

El Borussia-Park presentó una noche fría y lluviosa, en la que el Borussia Mönchengladbach fue derrotado por el Inter de Antonio Conte por 3 a 2. El conjunto alemán llegó al encuentro tras golear al Shakhtar en la anterior jornada de la UEFA Champions League. Eran los líderes del grupo y buscaban obtener una victoria para meterse en la siguiente ronda de la competición. Los de Marco Rose estaban cargados de ilusión.

Por otro lado, el Inter venía de caer por 2 a 0 ante el Real Madrid y debía ganar sí o sí para seguir con vida en esta Champions League

  • Un primer tiempo movido

En el arranque del encuentro el Inter salió con todo a buscar la ventaja, mientras que el Gladbach se mostró pasivo. La primera situación la generó Lautaro Martínez, que remató y el balón se desvió tras rebotar en la cabeza de Tony Jantschke. Luego, el Gladbach presentó una presión alta con varios jugadores y hasta tuvo la posesión. Pero eso solo duró unos minutos.

En el minuto 17 y tras un mal despeje de Mathias Ginter, la pelota quedó en dominio de Romelu Lukaku que jugó rápido para Roberto Gagliardini y el italiano, sin pensarlo, se la pasó a Matteo Darmian que sacó un disparo potente desde el borde derecho del área y dejó sin opciones al portero Yann Sommer, luego de que el balón haya pasado entre sus piernas. El conjunto Nerazzurri se puso en ventaja y desde ese momento los nervios aumentaron en los Potros. Ellos comenzaron a perder muchas pelotas en la salida y esto provocó que la visita pudiera generar peligro con mucha facilidad. Y así, en el minuto 22, Lautaro bajó un balón que recibió de Lukaku y se la dejó a Nicolò Barella, que sacó un remate alto y sin riesgo para Sommer.

Por un tiempo no ocurrió nada peligroso para ambos equipos. Simplemente eran jugadas aisladas: un tiro libre desde el borde derecho del área ejecutado por Lars Stindl sin riesgo. Luego, un remate de Lautaro que salvó en primera instancia Stefan Lainer y después Sommer. A los 35 minutos llegó la primera situación clara para el Gladbach: fuerte remate de Lainer desde el costado derecho, que fue salvado por el portero Samir Handanovic. Situación que se repitió momentos después, cuando Marcus Thuram pateó potentemente desde el lado izquierdo y Handanovic la atajó nuevamente.

Un minuto había adicionado el árbitro Danny Makkelie, cuando Stindl se la pasó a Valentino Lazaro y el austríaco sacó un centro desde el costado derecho, que fue rematado por el francés Alassane Pléa. Un cabezazo que rebotó en el césped y se metió por la escuadra del arquero esloveno. Los dirigidos por Marco Rose festejaban.

Alassane Pléa celebrando su primer gol del partido | Foto: @Borussia
Alassane Pléa (Gladbach) celebrando su primer gol del partido | Foto: @Borussia
  • Una dura segunda parte para el Gladbach

En el arranque de la segunda mitad el partido había sido de ida y vuelta, con algunas aproximaciones y hasta tiros de esquina para ambos equipos. De hecho, parecía que el Gladbach iba a conseguir adelantarse en el marcador. Pero no fue así.

El Inter tuvo una situación clara cuando Lautaro remató desde el sector izquierdo de la medialuna del área y el balón impactó contra el poste más lejano. Y a los 18 minutos llegó la ventaja para la visita: Marcelo Brozovic robó la pelota en el mediocampo y se la pasó a Lukaku que le ganó la posición al defensor y sacó un fuerte remate desde el lado derecho hacia el palo izquierdo.

A los 28 minutos, Achraf Hakimi centró por lo bajo y Lukaku quedó solo frente al arco, el delantero belga remató y convirtió el 3 a 1. El Gladbach parecía desmoronarse, pero supo responder rápido: Alexis Sánchez la perdió en la mitad de la cancha y Thuram se la pasó a Pléa que remató desde el costado derecho hacia el poste lejano, para descontar y poner las cosas 3 a 2, con la visita que mantenía la ventaja.

Alassane Pléa apurado por ir a buscar el empate | Foto: @Borussia
Alassane Pléa (Gladbach) apurado por ir a buscar el empate | Foto: @Borussia

En el minuto 38, Pléa convirtió el empate y su hattrick. Parecía que el Gladbach podía ilusionarse con clasificar por primera vez a octavos de final, en el actual formato de UEFA Champions League, pero el árbitro fue a revisar la jugada mediante el VAR y decidió anularlo. Breel Embolo saltó para que el balón pudiera ingresar, pero el suizo estaba en posición fuera de juego. La ilusión parecía esfumarse.

Ya en el final se adicionaron seis minutos. El Gladbach hizo todo lo posible para conseguir el empate y ese punto necesario para llegar tranquilo a la última jornada, pero no pudo ser. El encuentro finalizó con una derrota de los Potros por 3 a 2 frente a los de Antonio Conte. Los dirigidos por Marco Rose deberán jugarse el pase de ronda frente al Real Madrid, en España. Pero antes se enfrentarán al Friburgo por la décima fecha de la Bundesliga el próximo sábado. El sueño europeo del Borussia Mönchengladbach no está terminado.

VAVEL Logo