El Arsenal recupera la sonrisa en el Boxing Day
Celebración de los jugadores del Arsenal tras el tanto de Saka. Fuente: Premier League

El North West London Derby era el plato fuerte de la jornada del Boxing Day en Inglaterra. Gunners y Blues se enfrentaban en un apasionante encuentro donde el equipo dirigido por Frank Lampard marchaba quinto hasta la fecha y visitaban a un Arsenal herido y hundido en la decimoquinta posición del campeonato. Once puntos separaban a ambos conjuntos.

El técnico español no pudo recuperar a su capitán y líder del equipo, Pierre-Emerick Aubameyang para la causa, que esperaría su oportunidad desde el banquillo. El once del Arsenal estaba formado por Leno; Tierney, Holding, Pablo Marí, Bellerín; un centro del campo compuesto por Xhaka, Elneny, Bukayo Saka; y en ataque estarían Alexandre Lacazette acompañado por dos jovencísimos extremos como son Martinelli y Emile Smith Rowe.

Aubameyang era suplente en el derbi de Londres. Foto: Premier League
Aubameyang era suplente en el derbi de Londres. Foto: Premier League

Por su parte, Frank Lampard recuperó a tiempo a sus dos laterales titulares para su visita al Emirates. El once del técnico inglés estaba compuesto por: Édouard Meny; James, Zouma, Silva, Chilwell; Kanté, Kovacic, Mount; Abraham, Pulisic y Timo Werner.

El partido empezaba muy táctico sobre el terreno de juego y los dos equipos se respetaban mutuamente. Los pupilos del español llevaron la iniciativa del encuentro con dominio de balón y acusando tímidamente el área del senegalés Mendy. Pero fueron los vecinos del Bridge los primeros en anotar la ocasión más clara. Un delicioso lanzamiento de falta desde la frontal de Mason Mount, lamia el lateral del poste y el balón salía repelido fuera de banda. 

Celebración de Lacazette en el 1-0. Fuente: Premier League
Celebración de Lacazette en el 1-0. Fuente: Premier League

Martinelli y Emile Rowe daban frescura en ataque a los Gunners

Al equipo de Arteta se le acusaba de la falta de atrevimiento en las primeras partes y sus pocos goles en las primeras mitades así lo justificaban. Solo llevaban cinco goles en lo que va de temporada realizados en el primer curso de juego.

La pareja de extremos formada por Emile Smith Rowe y el más experimentado ya en la competición como es Gabriel Martinelli que volvía de lesión, le dieron un toque de atrevimiento al ataque. Los jóvenes jugadores de la academia acompañados por el francés, Alexander Lacazette en punta de ataque tuvieron la primera en sus botas a la media hora de juego. Una recuperación en fase de construcción en la defensa blue, permitió al español Héctor Bellerín entrar dentro del área y asistir a Smith Rowe que no pudo contactar bien con el balón y desaprovechó una ocasión de oro para adelantar a su equipo en el marcador.

Minutos más tarde, en una nueva ocasión por banda izquierda los Gunners consiguieron el premio desde los once metros. El carrilero Tierney con un fantástico control orientado superó al lateral derecho del Chelsea, Reece Jame, que le cometió penalti. El francés y punta de ataque hoy, Alexadre Lacazette, convertía el lanzamiento.

Lanzamiento de falta de Granit Xhaka. Foto: Premier League
Lanzamiento de falta de Granit Xhaka. Foto: Premier League

Arteta habló semanas atrás sobre que los porcentajes y las estadísticas en el mundo del fútbol son tan solo números, y así lo ratifico el suizo Granit Xhaka antes del descanso. Perfecto lanzamiento de falta del centrocampista que imposibilito toda estirada del cancerbero senegalés del conjunto blue para atajar el balón. Gol magistral y los Gunners se iban liderando al descanso con una ventaja de dos goles ante un pobre Chelsea que no piso área rival en toda la primera mitad.

Los cambios en el descanso no lavan la cara a los Blues
 

Frank Lampard realizó dos cambios en el descanso por intentar cambiar la dinámica de equipo que nos había mostrado el conjunto de Stamford Bridge en la tarde noche en el Emirates. Werner y Kovacic eran substituidos por Hudson-Odoi y Jorginho, pero a los diez minutos recibieron de nuevo otro varapalo.

Una transición por banda derecha liderada por Bukayo Saka, su centro se convirtió en un balón envenenado que terminó colándose por el palo largo de Mendy. Era el tercero en el electrónico del Emirates Stadium. Los tres, del bando rojo de la ciudad de Londres.

 

Bukayo Saka celebrando en solitaro el tanto. Fuente: Premier League
Bukayo Saka celebrando en solitaro el tanto. Fuente: Premier League

El conjunto de Arteta hacía meses que no se encontraba con un partido tan plácido en la Premier League y los atacantes Gunners querían hacer sangre. Contragolpe tras contragolpe y el poco coraje de la defensa del Chelsea permitía acercamientos interesantes hacía la portería de Mendy que respondió parada tras parada.

El miedo rondó las puertas del Emirates en los instantes finales

A tan solo cinco minutos del final del encuentro Tammy Abraham con el pecho a centro del ingresado en la segunda mitad, Hudson-Odoi, conseguía superar al cancerbero alemán y poner el miedo en el cuerpo a un plácido y tranquilo encuentro hasta el momento. Y es que en el tiempo extra,  Bernd Leno tuvo que atajar desde los once metros un penalti a Jorginho cometido por el español Pablo Marí que le hubiera complicado y mucho los minutos finales al equipo del español.

Abraham remata con el pecho. Fuente: Premier League
Abraham remata con el pecho. Fuente: Premier League

El equipo de Frank Lampard tuvo una más que discreta actuación hoy en el Emirates Stadium y no mereció en ninguno de los casos llevarse algo positivo de su visita al campo de su rival vecino. Es su segundo Boxing Day consecutivo encajando una derrota tras la recibida el año pasado frente al Southampton (0-2) en Stamford Bridge. 

Por su parte, el técnico español coge aire fresco para encarar la última jornada del año el próximo martes frente al Brigthon and Hove Albion en el Amex Stadium. 

VAVEL Logo