El West Brom pesca en la orilla del Merseyside
El remate de Ajayi para empatar el encuentro en Anfield. Foto: Premier League

El Liverpool y actual líder de la competición recibía en casa a un West Bromwich Albion decimonoveno en la tabla. El equipo de Jurgen Klopp seguía invicto en Anfield en lo que va de temporada (7V) y con una racha de diez encuentros sin conocer la derrota. Los Baggies son el segundo peor equipo a domicilio con tan solo dos puntos obtenidos de los catorce disponibles antes de visitar Anfield. 

Los Reds salían con todo y no daban descanso a ninguno de sus jugadores principales pese a las lesiones ya conocidas en defensa. El técnico alemán recuperaba a Milner y Shaqiri, pero no incluya en la lista de convocados a un Thiago Alcántara que esta semana pasada volvió a los entrenamientos con el grupo. El once de Jurgen Klopp estaba formado por Alisson; Alexander-Arnold, Matip, Fabinho, Robertson; Henderson, Wijnaldum, Jones; Mané, Firmino y Salah en punta de ataque.

Jurgen Klopp visualizando el calentamiento del West Brom. Foto: Premier League
Jurgen Klopp visualizando el calentamiento del West Brom. Foto: Premier League

 

El técnico de West Midlands ya declaraba sus intenciones en el once presentado para enfrentarse a los Reds. Su jugador más talentoso con el balón, el brasileño Matheus Pereira, esperaría su oportunidad desde el banquillo tras cumplir la sanción de tres partidos. El principal objetivo, no caer vapuleado como el Crystal Palace la semana anterior y llegar con opciones al final del encuentro.

El planteamiento defensivo de Allardyce hace aguas en diez minutos

La muralla planteada por Sam Allardyce le duró tan solo lo que dura un caramelo en la puerta del colegio. Todo el equipo de los Baggies se encontraba delante del área defendiendo con dos líneas de cinco jugadores. El Liverpool por su parte, bien organizado y cubriendo los espacios por fuera para intentar estirar a la defensa del West Brom, empezó liderando el encuentro con transiciones de balón laterales para encontrar el hueco entre una defensa tan poblada. En estos, un pase vertical filtrado por un Fabinho sin presión, encontró en Mané el único hueco que había y con un fantástico control orientado con el pecho se  deshizo de su marcaje y batió de primeras a Johnstone.

El extremo Mané celebrando el único tanto de la primera mitad.Fuente: Premier League
El extremo Mané celebrando el único tanto de la primera mitad.Fuente: Premier League

 

Volvía a sonreír el jugador africano que salió de Selhurst Park un poco entre riñas tras la decisión de Klopp de quitarlo del encuentro para dar entrada a Salah la semana pasada. Los reds ya lideraban y la tónica de la primera mitad fue un auténtico monologo. 

Un nuevo West Brom en la segunda mitad

El equipo de Big Sam cambió completamente tras la vuelta de los vestuarios. Las nuevas órdenes del técnico durante el descanso surtieron efecto y en los primeros instantes vimos a unos nuevos baggiesKarlan Grant, el hombre más ofensivo de los de West Midland, piso área a la hora de juego y probó a un aficionado más hasta el momento, Alisson Becker. El cancerbero brasileño detuvo sin problemas el disparo. 

Matip deja el terreno de juego lesionado.
Matip deja el terreno de juego lesionado.

 

El Liverpool con más espacios no terminaba de encontrase cómodo sobre el tapete. El cambio de planteamiento táctico por parte de los visitantes descoloco a los de Merseyside que vieron cómo perdían a Joel Matip por lesión y lo reemplazaba el joven central de la academia, Rhys Williams.

Avisó de nuevo Karlan Grand en un mano a mano frente a Alisson que no pudo superar tras una mala definición. Pero a diez minutos del final, el planteamiento que llevaba en mente el estratega entrenador Sam Allardyce, surgía efecto. Primero dando entrada al pequeño mago Matheus Pereira, que tras servir un córner en corto, puso un fantástico balón en el centro del área pequeña en el que encontró la cabeza del central Semi Ajayi para superar a Alisson. Empate en el electrónico y al Liverpool le tocaba correr si quería ser aún más líder.

Celebración de Ayaji en el gol. Fuente: Premier League
Celebración de Ayaji en el gol. Fuente: Premier League

Sam Johnston, de nuevo magistral

El cancerbero inglés fue de nuevo determinante para conseguir un nuevo punto ante un equipo del Big Six a domicilio. Si hace un par de semanas su actuación fue clave ante los citizens, hoy lo ha volvió a demostrar. En los instantes finales del encuentro, el cancerbero detuvo un perfecto cabezazo a quemarropa de Roberto Firmino que con una gran estirada consiguió enviar el balón a córner. 

El equipo de The Hawthorns obtuvo un increíble punto de su visita a Anfield y Sam Allardyce, vuelve a salir 'victorioso' de una nueva visita a las orillas del Merseyside. Los Baggies recibirán en casa al Leeds para cerrar el año.

Por su parte, el conjunto de Anfield sigue liderando la clasificación de la Premier League y le saca tres puntos a su actual perseguidor y rival, el Everton de Carlo Ancelotti. El último partido del año para los Reds será a domicilio el próximo 30 de diciembre en St. Jame's Park.

VAVEL Logo