El Tottenham recupera la sonrisa
Harry Kane, el goleador de los Spurs. Foto: Premier League. 

El Tottenham recuperó la sonrisa en la Premier League. Tras igualar ante El Crystal Palace y Wolves, y con derrotas ante Liverpool y Leicester, los de José Mourinho no tuvieron problemas al vencer al Leeds de Marcelo Bielsa en el Tottenham Hotspur Stadium

Luego de una semana de descanso producto de la suspensión del encuentro ante el Fulham, el equipo de Londres volvió al ruedo en este 2021 para recibir al equipo de Marcelo Bielsa, que terminó el año con una goleada 5-0 ante el West Bromwich

A diferencia del partido que terminó empate ante el Wolves, Mourinho dejó atrás la línea de cinco defensores y volvió a las viejas raíces que le venía dando resultados; 4-2-3-1. Dos mediocampistas de contención y encargados de la salida, tres mediocampistas para la generación de juego, y el delantero centro, Harry kane, el todoterreno del Tottenham

Equipo que gana y golea, no se toca. Por eso, Marcelo Bielsa repitió los mismos once que vapulearon al West Bromwich a domicilio, no solo de sistema que viene manteniendo desde el inicio de la Premier League, el 4-1-4-1 sino que desde los nombres. Manteniendo siempre la misma ideología protagonista del juego mediante la tenencia del balón. 

A pesar de los primeros minutos en el que el dueño de casa controló el balón, Leeds se recuperó y se hizo dueño del partido. Tuvo varias oportunidades para marcar con Alioski y Klich, pero la mala puntería no le permitieron abrir el marcador. 

Tras el primer cuarto de hora, los Spurs, a través del balón detenido, pudieron generar peligro a la portería de Meslier. Tras dejar el balón atrás, Harry Kane sacó un remate que se fue apenas por encima del poste. Pocos minutos más tarde, y por la misma vía, el que no pudo anotar fue Hojbjerg, que disparó a las manos del joven portero. 

La respuesta de la visita eran más claras y peligrosas. Minuto más tarde de la chance perdida, una perdida del balón en mitad de cancha concluyó en una contra bien maneja por Leeds, con centro para Bamford que cabeceó muy desviado. 

A los 26 minutos de juego, uno de los principales defectos del equipo visitante, le volvió a jugar una mala pasada. Una mala salida que recupera Harry Winks que habilita a Bergwijn y, al darse vuelta, es derribado por Alioski, y tanto el árbitro como el VAR, no dudan en marcar penalti. El que tampoco dudó fue Harry Kane, que con una gran pegada puso el 1-0 en favor de los Spurs. 

La ventaja le permitió al Tottenham acomodarse en el partido y cerrarle los caminos al Leeds. Pudo aumentar el marcador con un centro de Son desde la izquierda para que Bergwijn reciba solo en el área, de media vuelta, pero su remate se iba muy desviado y Mourinho sufría en el banquillo la chance clara perdida. 

A pesar de dos intentos de media distancia con Harrison y Patrick Bamford que se fueron apenas afuera de la portería defendida por Hugo Lloris, el equipo de Mourinho recuperó y volvió a la fórmula que mejor resultado le dio: asistencia de Kane y gol de Son. Así fue cómo llegó el 2-0 para el dueño de casa. Con este tanto, el surcoreano llegó a los 100 goles con la camiseta del Tottenham. 

Son convirtió el segundo del partido | Foto: Premier League
Son convirtió el segundo del partido | Foto: Premier League

Más allá de que los de Londres tuvieron chances de aumentar la ventaja, las malas desiciones y puntería no se lo permitieron, por lo que se iba al descanso con una ventaja de 2-0. 

Lejos de dejar reaccionar al Leeds, el Tottenham salió decidió en búsqueda del tercer gol que le dé tranquilidad. Lo pudo conseguir mediante un disparo de Ndombelé, pero Meslier mandó al saque de esquina. De esa jugada, un centro para Alderweireld, cabeceó, el portero saca la pelota adentro de la portería, la vuelve a empujar Dier, nuevamente queda entre la duda si el balón entró o no, pero el reloj del árbitro marcó el gol del belga. 

Toby Alderweireld marcó el tercero | Foto: Premier League
Toby Alderweireld marcó el tercero | Foto: Premier League

La salida de la visita seguía generando dudas, por lo que era aprovechada por los Spurs. El que recuperó fue Son, habilitó a Bergwijn, pero Maslier le ahogó el grito de gol.

A  pesar de los tres goles en contra hasta el momento, el portero del Leeds seguía evitando que no se aun mayor la goleada. Esta vez, le evitaba la posibilidad de anotar a Harry Kane que sacó un potente derechazo.  

A pesar por el intento de descontar, poco supo cómo generar peligro el Leeds al Tottenham que estaba bien protegido y ordenado. Además, el dueño de casa sacó el pie del acelerador, conforme con el resultado y la ventaja con los poco minutos que faltaban para el cierre del encuentro. Sólo en el final, Matt Doherty fue expulsado tras ver la segunda tarjeta amarilla. 

Sin tiempo para mas emociones, el equipo de Bielsa terminó con una racha de dos encuentros sin derrotas, ante Burnley y West Bromwich, y con seis tantos a favor y ninguno en contra. Para los de Mourinho, significa escalar a la tercera posición y con un partido menos, a cuatro de los líderes: Liverpool y Manchester United

 

VAVEL Logo