Werner no encuentra las alas
Foto: Twitter @TimoWerner

El Chelsea confirmó el pasado 18 de junio de 2020 por sus redes sociales la compra de Timo Werner por 53 millones de euros. El club londinense decidía pagar la cláusula para poder llevarse a uno de los mejores delanteros del mundo, que acabó la pasada campaña con 28 tantos en Bundesliga. 

No obstante, el delantero germano no ha terminado de adaptarse a la Premier League. Desde su llegada se ha encontrado con el gol en 8 ocasiones, mientras que ha repartido 6 asistencias en 1744 minutos. El ex del Leipzig no pasa por su mejor momento, y prueba de ello es su falta de gol puesto que lleva sin anotar con el Chelsea desde el 7 de noviembre en la victoria sobre el Sheffield United (4-1). 

La competencia en una posición tan exigente como la delantera y en club tan histórico como es el Chelsea están apisonando al alemán, que se ve superado por el olfato goleador de Giroud y la picardía del joven Tammy Abraham. 

“La Premier es más difícil de lo que pensaba”

El arranque del germano no ha sido el esperado en el Chelsea. Por lo tanto se empieza a cuestionar la rentabilidad de este fichaje, aumentando la presión que conlleva una posición con tanto nombre estos últimos años en Stamford Bridge. El propio Timo Werner lo afirmaba en una entrevista que dio a los medios oficiales de su nuevo club: “No importa cuánto cueste. Siempre hay un poco de presión cuando vienes a un club nuevo y quieres marcar por tu cuenta”. Además, añadió: “La presión es un poco más alta que en los últimos años, pero creo que los buenos futbolistas son los mejores bajo presión y ese es mi plan, puedo hacerlo muy bien bajo presión“

Aún es pronto para evaluar el rendimiento que está ofreciendo el alemán. La temporada pasada fue uno de los delanteros más reclamados por media Europa, y el paso de la Bundesliga a la Premier League, y más viendo lo competitiva que está siendo este año, exige a los nuevos fichajes una rápida adaptación. “La Premier League es un poco diferente a mi antigua liga en la que solía jugar. Tengo que decir que es más difícil de lo que pensaba. El contacto aquí es más duro que en Alemania. Es lo que esperaba, pero no así”, dijo el ex del Leipzig. 

“El comienzo fue muy bueno, pero ahora, después de muchos partidos, no sé si es normal pero estoy luchando un poco. Hay muchos partidos en este momento y creo que hubo algunas posibilidades de que me perdí hace dos o tres semanas, pero creo que cuando eres nuevo en un país y una liga siempre es un poco difícil adaptarse y no debería ser una excusa. Debería intentar hacer todo lo posible para ser el mejor futbolista que pueda ser en esta liga y creo que me adaptaré bien“. Estas declaraciones pueden tranquilizar a la afición blue, que no confiaba plenamente en Werner tras la mala racha que sufre el alemán. 

Werner contra el Arsenal / Foto: Twitter @ChelseaFC
Werner contra el Arsenal / Foto: Twitter @ChelseaFC

La confianza es la clave del éxito

Pese a las críticas recibidas, Werner sigue confiando en su juego. Esta temporada se está acostumbrando a jugar en Inglaterra y en la banda izquierda, una posición en la que no solía acampar en el Leipzig con Nagelsmann. Con la lesión de Pulisic, el alemán empezó a atacar en banda para suplir la baja del norteamericano y dejar el centro a Tammy Abraham o incluso a Olivier Giroud, para el que no pasan los años. Una vez que Pulisic se recuperó, Lampard decidió dejar en el banquillo al germano en alguna ocasión, optando por incluir en el once a los antes mencionados. 

''La confianza es la clave del éxito''. Una frase que muchas personas habrán escuchado a lo largo de su vida. Cuando un jugador confía en sus capacidades, explota y rinde a su mejor nivel. Y eso es lo que esperan los aficionados del Chelsea de Timo Werner, ver al veloz punta germano arrasar con su agilidad y su olfato goleador como hacía en la Bundesliga. 

VAVEL Logo