El City se verá las caras en la final con el Tottenham tras llevarse el derbi
El Manchester City se verá las caras con el Tottenham en la final de la Carabao Cup./ Foto: Carabao Cup

Manchester United y Manchester City se veían las caras en las semifinales de la Carabao Cup. Se repetía el enfrentamiento visto la temporada pasada en la que los de Guardiola lograron llevarse la victoria en el global de la eliminatoria por 3-2. En esta ocasión se celebraba a partido único, con el United partiendo con una ligera ventaja, ya que se disputaba el encuentro en Old Trafford.

Máxima igualdad en la primera mitad

Partido igualado en la primera mitad./ Foto: Manchester City
Partido igualado en la primera mitad./ Foto: Manchester City

El balón echaba a rodar con el equipo de Pep Guardiola sirviendo la primera posesión del derbi. No obstante, el primer susto lo daría el United a través de Rashford, el cual batió a Steffen en posición adelantada, por lo que el gol quedaría invalidado.

Pocos minutos después se volvería repetir esta situación, esta ocasión con Gundogan de protagonista, en una aparición desde segunda del centrocampista alemán que terminó en gol, pero el gol volvería a ser anulado por fuera de juego.

Los de Solskjaer volverían a la carga de nuevo, con un Bruno Fernandes que decidió probar a Steffen desde fuera con un disparo ajustado a la derecha de la meta, que obligó al portero citizen a rechazar a córner con una gran parada.

La respuesta del City no tardaría en llegar, y esta vez sería Kevin de Bruyne, quien con un disparo ajustado desde la frontal, haría temblar la portería de Dean Henderson con un remate al palo.

Después de este intercambio de golpes el partido se comenzaría estabilizar, con llegadas sin mucho peligro de ambos que terminaban en nada.

La primera mitad terminaría con algo de polémica con dos acciones en las que se pedían penalti. La primera un acción entre Sterling y Shaw, en la que el extremo del City irrumpía en el área, y en la que el lateral de United se lanzó con todo en segada derribando al jugador inglés, pero el árbitro señaló que fue balón.

Ya casi en el descuento, un balón colgado al área contactó con Stones, en una jugada en la que los jugadores del United entendían que le había dado en la mano, pero Martin Atkinson no lo vería de esa manera.

Con empate sin goles se marcharía el partido al descanso, en un encuentro bastante similar al que ambos equipos tuvieron en la Premier League, pero había que esperar a ver que pasaba en la segunda mitad para saber si el resultado también era el mismo.

El City entra mejor en la segunda mitad, y se adelanta en el marcador

Stones adelantaba al Manchester City./ Foto: Manchester City
Stones adelantaba al Manchester City./ Foto: Manchester City

Ya en los segundos 45 minutos, el partido cambiaría rápidamente su guion. Sería el Manchester City el equipo que se haría con el control del partido, en un buen cuarto de hora de los de Guardiola.

El gol llevaría muy temprano, a través de jugada a balón parado en la que el City sorprendería a los de Solskjaer. Un balón colgado desde la izquierda por Foden llegaría a John Stones, que casi sin querer remata con el muslo de su pierna izquierda, batiendo a Dean Henderson que solo pudo mirar como el balón se introducía en la portería.

El City iría a por más tras el gol, y Cancelo llegando desde la derecha probaría fortuna con un potente disparo que se fue directamente fuera.

Pocos minutos más tarde sería Sterling quien la tendría, tras un remate de cabeza cerca del área pequeña, que Dean Henderson rechazó con una mano salvadora que evitaba el segundo.

El United trató de responder con un acercamiento desde la izquierda de Luke Shaw, que terminaría con un centro hacia Martial, que el francés cabecearía desviado a la derecha de la meta.

Los de Pep volverían a la carga tras ese aviso, y sería Riyad Mahrez quien se abriría hueco en el borde del área para sacar un zurdazo a la escuadra izquierda, pero una vez más Dean Henderson con un vuelo espectacular sacaría una mano providencial para evitar un golazo de Mahrez.

Un United sin ideas acaba siendo sentenciado

Fernandinho sentenciaba el choque con un golazo./ Foto: Carabao Cup
Fernandinho sentenciaba el choque con un golazo./ Foto: Carabao Cup

Los de Solskjaer no tenían respuesta al gol de Stones, y apunto estarían de ser sentenciados con los avisos posteriores de Sterling y Mahrez.

Los diablos rojos no tenían ideas en el último tercio del campo, y tan solo algún intento de Bruno Fernandes desde lejos inquietaba a un Steffen que estaba cumpliendo bajo palos.

El portugués era el jugador del United que más lo intentaba, pero sus remates empezaban a no encontrar portería, y la frustración se iba apoderando de un Manchester United que no dio gran sensación de peligro en el día de hoy.

Ya en los minutos finales, un córner del City sin aparente peligro acabaría con un rechace que llegaría a Fernandinho, y el brasileño con toda la intención del mundo la empala de primeras de volea, inventándose un golazo que entro pegado al palo izquierdo, dejando a Dean Henderson haciendo la estatua, en una acción en la que el portero inglés poco podía hacer.

Este gol terminaría siendo definitivo, ya que a pesar de los acercamientos finales del United, el 0-2 sería finalmente el resultado definitivo. Victoria del Manchester City que se convierte en finalista de esta Carabao Cup, donde se verá las caras con el Tottenham de Mourinho, en la que será la primera final entre el portugués y Pep.

 

 

VAVEL Logo