Entrevista. Iván Montoro: "Aposté por la Universidad de Rhode Island porque mostraron mucho interés en mí"
Fotomontaje: June Lavín Caballero | Imágenes: @ivanmontoro_ (Instagram)

La Universidad de Rhode Island continúa incorporando a jóvenes jugadores españoles que seleccionan Kingston como destino idóneo para compaginar el ámbito académico y el deportivo, persiguiendo, a su vez, la premisa de evolucionar en todos y cada uno de los apartados que inciden en la práctica profesional del fútbol. Iván Montoro se inició en el mundo del fútbol en las categorías inferiores del Juventud de Móstoles; posteriormente, militó en el Rayo Vallecano, en el Atlético de Madrid y en el Real Betis Balompié. Sin embargo y gracias a la ayuda de WLE Group, el centrocampista de 19 años se embarcó en nuevas aventuras que le llevaron a territorio estadounidense, enrolándose en URI Men's Soccer (NCAA, D-I). 

Con el propósito de repasar su impoluta e impecable trayectoria en el fútbol nacional, además de sus nuevos retos en la Universidad de Rhode Island, Iván Montoro atiende a VAVEL España, buscando, igualmente, visibilizar la ingente cantidad de becas a jóvenes deportistas que se ofertan y que garantizan el correcto desarrollo de los estudios y, en el caso del canterano atlético, la rama futbolística. 

Pregunta: Comenzó su andadura en el mundo del fútbol en las filas del Juventud de Móstoles; en aquel momento, ¿tenía clara su decisión de querer hacer del deporte una forma de vida? ¿Cómo recuerda su época en aquel equipo?

Respuesta: Empecé a jugar al fútbol en mi colegio, como empezamos todos. Era muy pequeño, con 4 ó 5 años. Siempre vi a mis compañeros allí, he mamado el fútbol desde pequeño y lo que quería era jugar con mis compañeros, pasármelo bien con ellos, así que decidí pedirles a mis padres que me apuntasen. Me apunté siendo muy pequeño, me empezó a gustar, pero yo solo quería jugar con mis amigos, disfrutar de eso, pero hubo un momento en el que empiezas a crecer, no era lo mismo y tuve que dar un paso más, ahí fue cuando empecé a jugar en el equipo del barrio.

Imagen de Iván Montoro controlando el esférico durante un encuentro en las categorías inferiores del Atlético de Madrid | Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)
Imagen de Iván Montoro controlando el esférico durante un encuentro en las categorías inferiores del Atlético de Madrid | Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)

Te vas divirtiendo, disfrutas de cada etapa y, al fin y al cabo, te acabas metiendo en la rueda de que pasa de ser un hobbie a ser algo que tienes que tomarte en serio. Es diversión, en el momento en el que deje de divertirme, lo dejaré de hacer, pero la razón principal es esa. Estuve tres o cuatro temporadas en el Juventud de Móstoles, no lo recuerdo bien, pero teníamos muy buen equipo, jugábamos muy bien, competíamos y todo muy bien. 

P: En su caso y teniendo en cuenta que cada vez es más frecuente que los jugadores se inicien en una posición y posteriormente terminen encontrando su sitio en otra diferente, ¿empezó jugando como centrocampista o fue protagonista, con el paso del tiempo y los años, de una reconversión?

R: Siempre he jugado mucho de delantero, me encantaba meter goles, pero llega un punto en el que, siendo un niño, me coge el entrenador y me dice "Iván, ¿en qué posición quieres jugar?", y yo le dije que lo que quería era jugar de delantero. El siguiente partido lo jugué como delantero, pero luego sí es verdad que empecé a desempeñar mi labor como centrocampista en fútbol siete. Siempre he sido un mediocentro puro, pero avanzas y el fútbol es otra cosa. Me ha tocado jugar en función del equipo y del entrenador, siempre cumpliendo como he podido, me ajusto a las necesidades. 

P: Del Juventud de Móstoles pasó a la cantera del Rayo Vallecano. ¿Supuso aquel cambio un paso al frente y una consolidación de la idea de continuar en el mundo del balompié?

R: Mi última etapa allí estuvo bien, había contactos con otros equipo de Madrid, con los de élite, pero yo soy muy de lo mío. Quería seguir jugando por diversión, hice pruebas para otros equipos, pero me fui al Rayo Vallecano finalmente, justo después de hacer una prueba con el Real Madrid. El Rayo me contactó durante mucho tiempo. A Rubén Barrios le estaré siempre agradecido; me insistieron mucho y el trato fue excelente. Siendo niño, valoras esas cosas. Fue una decisión difícil, pero tuve que decidir y lo que hice fue dar un paso más. Me costó adaptarme al fútbol 11, pero poco a poco todo fue a mejor. 

Iván Montoro, durante su etapa en el Rayo Vallecano | Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)
Iván Montoro, durante su etapa en el Rayo Vallecano | Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)

P: En su etapa en el Rayo Vallecano rindió de forma sobresaliente, despertando el interés del Atlético de Madrid. ¿Cómo se forjó su llegada al cuadro colchonero?

R: Fue todo un tanto extraño, porque mi nombre siempre ha sonado para todos los equipos, pero en realidad no he estado en ninguno. Yo estoy a lo mío y esas cosas no me gustaban. Cuando me fui al Atleti no me lo esperaba. Me fui al conjunto colchonero sin jugar mucho en mi último año en el Rayo Vallecano, quizá las cosas no se hicieron bien, pero así fue; entonces no me lo esperaba. No estaba teniendo mucho protagonismo, aunque los años anteriores sí que tuve oportunidades de marcharme, pero me sentía valorado y preferí no hacerlo. Sin embargo, salí del Rayo, me fui al Atleti y todo bastante bien.

P: Permaneció hasta tres temporadas en la cantera del Atlético de Madrid, siendo partícipe de una de las mejores generaciones que se recuerdan. Si pudiese, únicamente, quedarse para siempre con un momento vivido en su etapa allí, ¿cuál sería y por qué?

R: Mi primer año en el Atlético de Madrid, sin duda. Ese Cadete A lo recuerdo como el mejor equipo de esa generación de Europa, lo demostrábamos en el campo. Íbamos a torneos internacionales, competíamos contra el Real Madrid, FC Barcelona... También fuimos campeones de Liga y ese año fue el más especial futbolísticamente hablando. Sentías ese poderío, siempre luchando, no íbamos sobrados, pero sacamos un espíritu atlético de dentro que, sumado a la calidad, nos hizo ser muy buenos. 

Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)
Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)

P: Del Atlético de Madrid han salido jugadores como Saúl Ñíguez o Koke Resurrección. Durante su periplo en la cantera colchonera, ¿pensaba en parecerse a alguno de ellos? ¿Cuál era su motor?

R: No me fijo en ninguno en concreto. Cada jugador tiene sus características y a mí me preocupaba lo mío, crecer yo mismo y mejorar cada día. Sí que es verdad que no es fácil. Tienes referencias como Saúl o Koke, que han salido de ahí, en tu misma posición, y acabas fijándote en ellos, pero cada uno tiene su historia y su camino. No he querido seguir los pasos de nadie, cada uno es lo que es. La competencia sana en el equipo es buena, yo buscaba ser mejor que mi compañero, que eso también beneficia al conjunto, y sobre todo que el rival. No me gusta pensar a largo plazo, porque al final te estrellas, de ahí la filosofía de "partido a partido". 

P: Como canterano rojiblanco, seguro que tendrá constancia del reciente debut en Copa del Rey de Mario Soriano. ¿Qué claves destacaría a la hora de iniciarse, desde bien pequeño, en la cantera del Atlético de Madrid y conseguir el anhelado debut con el primer equipo?

R: La clave fundamental es el talento; en el caso de Mario, también. Es uno de los jugadores más talentosos que he conocido y visto. Es un debut muy merecido, sí es verdad que es algo que depende de muchos factores, y eso a su vez varía en cada persona. Lo primero es el talento; si se tiene, se tiene, y si no se tiene, se trabaja y se trata de disimular. El trabajo también es innegociable. Para llegar a debutar es muy importante que se den todos los factores que te comento, es algo en lo que piensas siempre, pero cada uno tiene su vida, sus factores internos y externos. Hay que centrarse en ir cada uno por su camino, no hay dos futbolistas iguales. Si tienes talento, también tienes que trabajarlo. A la hora de competir, tienes que tener la cabeza muy bien amueblada. 

Instantánea de Iván Montoro junto a Mario Soriano, Alberto Soto y Gonzalo Camello | Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)
Instantánea de Iván Montoro junto a Mario Soriano, Alberto Soto y Gonzalo Camello | Fuente: @ivanmontoro_ (Instagram)

P: Concluye su aventura en el Atlético de Madrid y desembarca en el Real Betis Balompié, anotando su primer gol en su primer encuentro con la elástica verdiblanca. Cuéntenos un poco más de aquellos primeros días y meses en territorio andaluz.

R: Los primeros días fueron caóticos. Yo tenía pensado seguir en el Atlético de Madrid, pero no pude rechazar la oferta del Real Betis, era lo mejor para mí, tanto futbolística como personalmente. Llegué a Sevilla tarde, el 1 ó 2 de octubre. Le pedí al médico del Atleti muchos resultados, todo fue muy rápido. Me sentí muy valorado allí, y eso me ayudó mucho para salir, en mi primer partido y sobre el minuto 70, y marcar mi primer gol. Fue algo increíble. Dejé mi zona de confort y empezar esa aventura así supuso un plus de motivación; estuve en una nube. Ha sido corta mi estancia allí, pero la he disfrutado mucho.

P: Después de haber pasado por varios equipos nacionales, ¿cómo y por qué decide apostar por el fútbol americano?

R: No salí del Real Betis como me hubiera gustado, pero fue así. La situación era complicada, estaba buscando equipo, la cosa estaba difícil, y no sabía qué hacer. No daban oportunidades a los jóvenes y lo pasé bastante mal, no veía un equipo en el que integrarme, y tampoco quería dejar los estudios, son algo primordial en mi vida. Para mí, el deporte y los estudios tienen que ir de la mano. Pasé una mala racha, la verdad. Y un día, con mi padre, pensamos en la posibilidad de irme a Estados Unidos, seguir estudiando allí y compaginarlo con el fútbol. Me metí en el ajo, me resultó muy atractivo y fue un rayo de luz al final del túnel para mí. Me informé sobre ello, me decidí por WLE Group y apareció la Universidad de Rhode Island, que es la mía de ahora, y así fue un poco todo.

P: En su caso, optó por la Universidad de Rhode Island. ¿Qué tiene Kingston que no tengan otras universidades y cómo ha pasado sus primeros días allí?

R: Aparezco en los planes de Rhode Island después de estar en contacto con muchas universidades. Vieron mis vídeos, influyó el tema de la beca y fue la que más me convenció. Apostaron mucho por mí, también se interesaron mucho y eso me llamó la atención. Yo tenía una universidad en mente, que contactó conmigo además, pero Rhode Island me descuadró los planes. Tuvieron mucho interés. Aquí está premiado y muy bien compaginado la práctica de un deporte y la realización de una carrera. Fue una decisión muy dura, pero, una vez llegué, Kingston me está gustando mucho.

Soy un chico de ciudad, pero venir aquí, que es como un pueblo, es como de película. Cruzas una calle y ya estás en la universidad, piensas en cómo sería una vida así, pero realmente lo estás viviendo. Ahora estoy guardando la cuarentena obligatoria pese a haber dado negativo. Entreno, veo el campus, conozco más de esta pequeña ciudad y la verdad es que me está encantando. Voy a estudiar Business y empiezo este semestre con muchas ganas.

P: WLE Group le facilitó su llegada a Estados Unidos, ¿qué tal fue su experiencia con esta empresa y gracias a qué o a quién la descubrió?

R: Cuando empecé el proceso, contacté con varias agencias, quise informarme y, para ello, me puse en contacto con varias agencias. El trato que me brindaron fue muy cercano, muy personal. Sentía que se estaba haciendo con mimo y eso fue lo que más me gustó. En WLE me ofrecieron cosas que otras no me habían ofrecido, estoy muy agradecido a todas las agencias con las que hablé, pero finalmente me decanté por WLE y la verdad es que sentí un interés bastante alto. Un día después de hablar con ellos, ya me había escrito una universidad. Lo valoré mucho, y finalmente me fui con ellos.  

P: Igor Rojo, canterano del Atlético de Madrid, también se encuentra inmerso en una aventura similar, en URI Men's Soccer. ¿Ha hablado con él? Si es así, ¿le ha dado algún consejo en concreto para estos primeros días?

R: Sí, claro. A Igor lo conozco desde que jugamos en el Rayo Vallecano, donde coincidimos en mi último año en allí. También estuvimos en el Atlético de Madrid, pero en diferentes categorías. Estamos en contacto siempre, aunque no compartimos habitación. Me está ayudando mucho, y eso se ha notado bastante. La menor duda que tenga, se la comento y él siempre me aconseja, me está viniendo muy bien. No he tenido que descubrir todo esto yo solo, que quizá me hubiera venido peor, y la verdad es que es de gran ayuda tener a alguien a quien trasladarle tus dudas. 

P: ¿Qué espera de Estados Unidos y qué es lo que más le ha sorprendido de estos primeros días?

R: De Estados Unidos espero llevarme amigos, experiencias que pueda recordar con el paso del tiempo. Del fútbol siempre me he llevado amigos. Espero vivir experiencias que me sirvan en un futuro, quiero disfrutar cada día. Siempre hay que ir paso a paso, poco a poco, pensar en lo que pasará mañana. Espero acabar la carrera, estar orgulloso y llevarme alegrías con el fútbol. Realmente, es eso, decir "estoy orgulloso de lo que he hecho y ha merecido la pena todo el proceso". 

P: Habiendo vivido muy poco, por el momento, la aventura universitaria de Estados Unidos, ¿recomendaría la experiencia? ¿Por qué?

R: Llevo pocos días, no puedo contar mucho, pero sí es verdad que es una experiencia que hay que vivirla. El que quiere y puede, tiene que vivirla. Al principio fue todo más complicado, el idioma influye, pero es una experiencia increíble. La gente aquí es muy agradable, todo el mundo te saluda, son personas muy amables y eso es algo increíble. Considero que, si puedes y quieres, vívelo. Si no estás convencido, no lo hagas, tienes que estar cien por cien seguro. Conlleva un gasto económico, aunque tengas una beca completa, siempre hay cosas que cubrir, pero lo recomiendo seguro. 

VAVEL Logo