Una ráfaga del Liverpool deja afuera al Aston Villa de la FA Cup
Mané celebra con Shaqiri el 3-1. Foto: Premier League.

Muchas dudas al rededor del encuentro entre Liverpool y Aston Villa, por la tercera ronda de la FA Cup, a jugarse en Villa Park este viernes. 48 horas antes del partido, varios casos de Coronavirus aparecieron tanto en la platilla como en el cuerpo técnico del equipo debía ser local, cierre del centro de entrenamiento, pusieron en riesgo el enfrentamiento entre Villanos y Reds

Sin embargo, y con la cooperación de la FA, el encuentro pudo llevarse a cabo con la seguridad sanitaria necesaria, en tiempo y forma como estaba pactado. El equipo local presentó un combinado del Sub-23, al igual que Liverpool hace dos años, pero por la Copa de la Liga, cuando los dirigidos de Jurgen Klopp debían jugar en Mundial de Clubes y presentaron juveniles. 

Y así fue. Cuando el reloj marcó las 7:45 en Inglaterra, el partido se puso en marcha a pesar de cualquier incertidumbre que había horas antes. En los primeros minutos, se vio un equipo de Liverpool que comenzó con el dominio del balón y jugando muy cerca de la portería de Ónodi.

Por eso, en sólo cuatro minutos, Williams lanzó el centro desde la derecha preciso para la cabeza de Mané y el número 10 marcó la apertura del marcador. Cuatro minutos más tarde, pudo aumentar la ventaja por la misma vía, por un centro de la derecha, pero en esta oportunidad, fue Georgino Wijnaldum el que remató desviado. 

Mané anotó el 1-0. Foto: Liverpool.
Mané anotó el 1-0. Foto: Liverpool.

Los dirigidos por Jürgen Klopp seguían sumando oportunidad. Nuevamente, el neerlandés no podía marcar y sacaba un disparo que enviaron al saque de esquina. En esa misma jugada, el que no pudo anotar era Fabinho, ya que Ónodi lo evitaba con una gran atajada y, nuevamente el brasilero un minuto más tarde, cabeceaba afuera. 

Los jovencitos de Aston Villa daban lo mejor de sí y, cuando podían, buscaban asustar al actual campeón de la Premier League. Pocos pases y rápidos para llegar lo antes posible al área rival y aprovechar la superioridad numérica, pero el Liverpool siempre estaba bien ubicado para no sufrir peligro en contra. 

De todas formas, poco pudo progresar esa idea del dueño de casa, porque el dominio era de la visita. En todo momento fue en búsqueda del segundo gol del partido, pero fallaba a la hora de concretar y se lo vio como un equipo muy paciente. Y, cuando no haces los goles, te lo hacen. Y así fue, luego de un error en la marca dejó a Barry frente a Kelleher y no dudo en marcar la igualdad, a pocos minutos del final. 

Barry marcó el empate para los Villanos. Foto: Aston Villa.
Barry marcó el empate para los Villanos. Foto: Aston Villa.

Antes del cierre de la primera parte, Liverpool pudo conseguir la ventaja nuevamente con un gran disparo a colocar de Curtis Jones, pero Ónodi volvía a responder de gran manera y, con esa jugada, se cerraba el telón de la primera parte en una igualdad inesperada por el desarrollo del juego donde la visita era superior, pero nunca lograba tener la misma intensidad al punto de dejar sin reacción al rival como en su mejor momento, sino que mucho más paciente con falta de reacción y chipa. 

Para la segunda etapa, Klopp mandó al campo a Thiago para cambiar el trámite del juego y darle más sorpresa al equipo ante un rival que cerraba todas sus líneas. Con el correr de los minutos, cada vez se le dificultaba más acercarse a la portería de Ónodi.

Pero, a los 60 minutos de juego, el Liverpool logró despertar y consiguió tres goles en cuatro minutos. Primero marcó Wijnaldum, luego de que Minamino le diera un pase atrás para el neerlandés y ponga la el balón al sector más lejano de Ónodi. 

Dos minutos más tarde, y tras el ingreso de Xherdan Shaqiri y Roberto Firmino, terminaron de darle el golpe de KO a los juveniles del Aston Villa. El primer balón que tocó el suizo, fue con un centro para la cabeza de Mané que no falló y anotó el 3-1.

Otros dos minutos más tarde, otra vez Shaqiri le dio un pase a Mohamed Salah dentro del área, donde dio media vuelta y puso el 4-1. Con este resultado, los de Klopp aprovecharon para jugar más tranquilos. 

Shaqiri asistió a Salah para el 4-1. Foto: Liverpool.
Shaqiri asistió a Salah para el 4-1. Foto: Liverpool.

El campeón de la Premier League le bastó con pocos minutos que puso el pie en acelerador para anotar tres goles en el momento justo para dejar sin reacción a su rival. Luego, manejó el balón, pero creó pocas oportunidades de marcar el quinto. 

Sin cambiar el resultado, Liverpool le costó, pero finalmente pudo sellar el pase a la cuarta ronda de la FA Cup, competición a la cual Klopp no consiguió hasta el momento como entrenador de los Reds, más allá de que nunca le dio prioridad. 

VAVEL Logo