El Everton gana un partido clave
Los Toffees lograron su tercer victoria consecutiva como visitante. Foto: @Wolves

El Everton venció, como visitante, 2-1 al Wolverhampton y se recuperó de la derrota sufrida ante el West Ham en Goodison Park. El conjunto local todavía no pudo ganar, en la Premier, este año.

Los dirigidos por Carlo Ancelotti salieron a jugar con un clásico 4-4-2 para darle más libertad por las bandas a Lucas Digne y a Alex Iwobi, determinantes en el partido.

El equipo de Nuno Espírito Santo decidió plantear un 4-2-3-1 sin la presencia de Adama Traoré (ni siquiera fue al banco), que había sido importante para la victoria por FA Cup el pasado viernes.

  • Una primera parte con ocasiones para ambos

A los cinco minutos, el Everton se puso arriba en el marcador. La jugada empezó primero por Yerry Mina, luego por los pies de James Rodríguez que mete un perfecto cambio de lado para que Lucas Digne envíe un centro y Alex Iwobi, de primera, remate al arco sin nada que hacer para Rui Patricio.

Los visitantes salieron muy dinámicos y aprovecharon que su rival todavía no se podían acomodar al ritmo que proponían. 

Nueve minutos después del gol, llegó el empate de los locales. Gran proyección por la izquierda del lateral Aït-Nouri, que tiró un centro y en el segundo palo apareció Rúben Neves para definir. Tres minutos más tarde los Lobos casi marcan el segundo, pero Pickford desvió el disparo de Fabio Silva al córner.

A los 20, los Blues tuvieron una buena ocasión que no supieron aprovechar. Iwobi se asoció con James, el colombiano le dio un pase al vacío al africano, que entró al área, pero su remate salió muy débil.

Wolves le empezó a generar mucha preocupación al Everton por los costados, aprovechando que los carrileros en ocasiones estaban muy jugados al ataque

La ausencia de Calvert Lewin se notaba mucho en el visitante. Los centrales locales se sentían tranquilos debido a que James no les hacía mucha presión en la salida con el balón dominado. 

  • En la segunda parte, Everton aprovechó su oportunidad

En la segunda parte, el partido perdió bastante protagonismo. Los carrileros de los visitantes dejaron de salir y por este motivo, se perdió sorpresa para buscar el arco de Rui Patricio. 

Los Wolves mantenían la posesión y obligaban al Everton a estar atentos a cualquier error que cometían los locales para salir de contraataque.

Cuando el partido parecía que terminaba en un empate, a 15 minutos del final, los Toffees marcan el segundo gol. Tras un córner mal despejado por los locales, André Gomes (que había entrenado por Davies) vuelve a enviar el balón al área y aparece Michael Keane de cabeza para convertir.

El segundo gol descolocó a los dirigidos por Nuno, que fueron a buscar (sin suerte) el empate. Contaron con un tiro libre a favor, después de la mano de Doucouré, que no supieron aprovechar. 

Everton, en cambio, se aferró a la victoria en Molineux Stadium reemplazando a James por Seamus Coleman para defender con más hombres en su campo.

Los locales siguen profundizando la campaña más irregular desde que ascendieron a la Premier League en 2018. De los últimos cinco partidos, han perdido tres y empatado dos. Se mantienen en la posición N°14 del campeonato con 22 unidades, producto de seis victorias, cuatro empates y ocho derrotas.

En cambio, los visitantes están teniendo una de las mejores campañas de sus últimos años. Con la victoria conseguida se colocan cuartos, a 4 puntos del líder Manchester United (que ganó su partido pendiente ante el Burnley). Para Ancelotti el objetivo de esta temporada es clasificar a algún torneo internacional, ya sea la Champions League o la Europa League, que le viene siendo esquivo a los Blues en las temporadas anteriores.

VAVEL Logo