¿Pasó la tormenta para el Arsenal?
El equipo londinense ganó 4 de sus últimos 5 partidos. Foto: FA Cup

El Arsenal hizo un "click" después de la abultada derrota ante el Manchester City (4-1 de local) por la Carabao Cup. Luego de la eliminación, el equipo logró mejorar su rendimiento, le dio respiro a los jugadores y al entrenador y dejó atrás la mala racha.

  • Un comienzo de temporada que ilusionaba a los fanáticos

Los Gunners comenzaron ganando la Community Shield ante el Liverpool, el último campeón de la Premier League. Los dirigidos por Arteta hicieron un gran partido, a pesar de haber llegado a la tanda de penales, anulando los ataques del tridente Sané-Firmino-Salah. 

Estaba todo dado para que el Arsenal arrancara la temporada con el pie derecho, y dejara atrás lo ocurrido con Unai Emery que fue despedido por malos resultados.

En los primeros seis partidos de la temporada, el equipo ganó cuatro, empató y perdió solo uno. Lacazette mostraba un gran rendimiento y Aubameyang demostró que valía la pena extender su contrato.

  • Para octubre comenzaron a aparecer las dudas en el rendimiento

Los dirigidos por Mikel Arteta empezaron a mostrar un rendimiento diferente en las dos competiciones que disputaban. En la UEFA Europa League, el equipo rendía de gran manera consiguiendo la victoria en todos los partidos.

En cambio, en la Premier League, las derrotas comenzaban a ser normales en el Arsenal. De diez partidos, perdieron ocho y solo convirtieron tres goles.

"Tienes dos tipos de personas: luchadores y víctimas: Necesitas luchadores y no quieres víctimas. Las víctimas traen excusas, traen negatividad y empiezan a culpar a cualquier cosa que esté sucediendo a su alrededor o que no les salga bien", explicaba Arteta.

Sobre el rendimiento de sus jugadores el español decía lo siguiente: "Necesitas gente que luche, gente que contribuya y gente que esté dispuesta a dar todo al club en este momento".

Los rumores de un posible despido aparecían y los fanáticos se mostraban a favor. El equipo estaba a 4 puntos del descenso y los jugadores eran criticados cada vez más por su rendimiento. William no rendía como en el Chelsea, Aubameyang había entrado en una meseta y las promesas no daban la talla. 

Sin embargo, los directivos del Arsenal seguían confiando en el proyecto de Arteta. "Mikel está haciendo un gran trabajo. Es normal dejarse llevar por los resultados, pero puedo ver el futuro y lo que estamos construyendo día a día. Todo el mundo está trabajando en ello", dijo Edu Gaspar (director deportivo del club).

William sigue siendo el jugador más criticado por los fanáticos. Foto: The Mirror
William sigue siendo el jugador más criticado por los fanáticos. Foto: The Mirror
  • En diciembre todo empieza a cambiar

Arteta seguía mostrándose confiado de que el rendimiento de su equipo se modificaría en lo instantáneo. "Les digo que si lo hacemos de manera más consistente vamos a marcar más goles. Son matemáticas, matemáticas puras, y sucederá", decía tras la derrota ante el Everton.

La derrota ante el Manchester City por la Copa de la Liga, cambió la actitud del Arsenal. En el Boxing Day obtuvieron una victoria ante el Chelsea por 3-1 que le dio al equipo la confianza que necesitaba. Luego llegaron las victorias ante el Brighton, West Bromwich Albion y Newcastle (por FA Cup).

Lacazette volvió a mostrar su mejor versión, convirtiendo 4 goles en los últimos 5 partidos. Los jóvenes, como Saka, Nketiah y Smith-Rowe, empezaron a ser decisivos cambiando el rumbo de los partidos a favor del equipo.

El último empate conseguido ante el Crystal Palace dejó a los Gunners cerca de meterse entre los 10 mejores de la Premier y los alejó del descenso (se encuentran ahora a 12 puntos).

La tormenta parece que ya pasó y el Arsenal vuelve a mostrar, de a poco, su mejor versión. Arteta logró que los jugadores recuperen la confianza y tengan un rendimiento similar a aquel equipo que ganó la última FA Cup.

VAVEL Logo