Entrevista. Markos Calderón: "Tener unos estudios me parece importantísimo"
Fotomontaje: Wilmer Colmenares VAVEL

El fútbol y los estudios son términos que no suelen ir acompañados el uno del otro habitualmente. Sin embargo, WLE Group, un grupo en el cual ofrecen ayudas a los jóvenes deportistas para compaginar estudios y deporte va a contracorriente y apuesta verdaderamente por tener una base en los estudios para estas personas. Markos Calderón es uno de los futbolistas participes de este proyecto. Tras pasar por canteras como la de la Real Sociedad o Eibar, Markos decidió vivir una aventura en el extranjero y decidió poner rumbo hacia Wisconsin. Hemos tenido la oportunidad de charlar con él y esto es sobre lo que hemos hablado:

Para poder conocer un poco mejor al entrevistado, le sometimos a un pequeño test al de Zumaia.

1-¿Markos o Marcos?

Oficialmente es Marcos, en el D.N.I. dice Marcos, pero yo siempre he preferido Markos. Puede que algún día lo cambie.

2- ¿Posición favorita sobre el verde?

He jugado en casi todas las posiciones y mis favoritas son mediapunta o mediocentro, aunque actualmente juegue más como lateral derecho.

3-¿ Zumaia o Kenosha?

Supongo que depende de para qué, pero me quedo con Zumaia porque estoy enamorado de mi pueblo y las vistas que tiene.

4- ¿Plato de comida favorita?

Cualquier tipo de marisco, o pollo con patatas.

5- ¿Ídolo de joven?

He tenido muchos, pero Xavi, Dani Alves o Leo Messi están por encima de todos. En la Real Sociedad me gustaba mucho Íñigo Díaz De Cerio en su día. 

6- ¿Lugar preferido en el que has estado?

Miami o Chicago, ambos, pero si me tengo que quedar con uno, Miami.

7- ¿Fútbol o fiesta?

Fútbol, sin ninguna duda.

8- ¿Frío o calor?

Depende de para qué, pero normalmente prefiero el frío. Para jugar al fútbol, sin duda, el frío. 

Tras esta pequeña introducción pasamos a charlas sobre su carrera futbolística y la novedad de estudiar en los Estados Unidos. 

1- Desde muy jovencito empezaste a darle patadas al balón, ¿En qué equipo diste tus primeros pasos como jugador?

El primer equipo en el que jugué fue en el equipo de mi pueblo que se llama Zumaiako. Empecé a entrenar en la escuela de fútbol allí cuando tenía unos 7-8 años. Fueron unos buenos años de aprendizaje en los que jugué en diferentes posiciones, y aprendí mucho de ello. Teníamos un gran equipo, una prueba de ello es Peru Nolaskoain, que actualmente milita en el primer equipo del Athletic Club. También, otro compañero llamado Unai Aguirre y yo fuimos a la cantera de la  Real Sociedad cuando teníamos 12 años, por lo que teníamos un gran equipo para ser un pueblo de 10 mil habitantes. 

2- Muy jovencito, la Real Sociedad se fijó en tí, ¿con cuantos años entraste en Zubieta?

Como ya he dicho en la pregunta anterior, la Real Sociedad se fijó en mí cuando tenía 12 años. Estuve haciendo pruebas con ellos durante 3-4 meses y allí conocí a gente que llevaba haciendo esas pruebas años, pero que nunca consiguieron ser fichados. Recuerdo que había mucho nivel y mucho talento, todos estábamos allí para lo mismo y la competencia era grande. Por suerte, después de hacer pruebas durante 3-4 meses decidieron que querían tenerme en el equipo. Supongo que a parte de talento y trabajo duro, siempre hay que tener un poco de suerte. La verdad es que recuerdo aquello con mucha añoranza porque fueron tiempos en los que disfruté mucho. 

3- Haberte formado en una de las mejores canteras de toda España es un privilegio, ¿qué puedes destacar de esa etapa de tu vida.?

Destacaría muchísimas cosas sobre aquella etapa. Es un sueño estar en una cantera como la de la Real Sociedad para cualquier niño. Para mí, fue como un sueño hecho realidad. Es verdad que una vez que estás dentro hay perspectivas que cambian, pero la verdad es que fueron 7 años increíbles. Destacaría todo el aprendizaje que tuve, los métodos de trabajo que se utilizan, y sobre todo las relaciones personales. Como siempre digo, lo mejor que te da el fútbol son los amigos y me llevo muchísimos buenos amigos de aquella época. También la relación con entrenadores y staff técnico. Lo recuerdo como una época de cumplir sueños, y jugar contra otras canteras de equipos de primera división y disfrutarlo mucho todo. Ganar la liga, o algún torneo que otro. También recuerdo todos los viajes a torneos que jugamos en Francia, Córcega o Irlanda. Además, bastantes jugadores con los que jugué sobre todo en mi etapa final cuando jugué en el tercer equipo, ahora están en el primer equipo. En general, fue una experiencia increíble. 

4- Unos años más tarde, te llamó el Eibar. Un club en constante crecimiento al que poco a poco la cantera cobraba más importancia. ¿Cómo fue esa experiencia en el conjunto armero?

En el Eibar he estado dos años. Uno de ellos fue mediante una cesión de la Real Sociedad en mi segundo año de juvenil. Y la otra fue el año pasado que jugué en el tercer equipo del Eibar, aunque estuve entrenando con el segundo equipo durante todo el año hasta que el COVID-19 irrumpió. La experiencia fue también increíble. Al ser una cantera en la que está en crecimiento, los recursos que tienen quizá sean menos que en la Real Sociedad, pero eso hace que las relaciones personales con el staff técnico o incluso entre jugadores sea incluso más cercana. Es un trato más cercano en el que, en mi caso, me hizo sentirme más cómodo y adaptarme más rápidamente. Fueron dos grandes años porque en Juveniles conseguimos ganar la Copa Vasca, y este último año quedamos segundos en la liga empatados con el primero a puntos, dado que perdimos en la última jornada antes de que el COVID-19 nos encerrara a todos en nuestras casas. Me hubiera gustado saber como hubiese acabado la liga si nos hubiesen dado la oportunidad de terminarla. Pero fueron dos años muy buenos y en los que disfruté mucho del fútbol. 

5-¿Han sido los estudios siempre muy importantes para ti? ¿Qué diferencias notas entre la universidad de Deusto y la de Wisconsin?

, en mi opinión, es importante siempre tener unos estudios que te permitan trabajar en lo que a ti te gusta en caso de que no triunfes en el fútbol. Hay muchas diferencias entre las dos universidades. Aquí, yo vivo en el campus de la universidad y allí yo vivía en mi casa. Eso marca una gran diferencia porque vivir con tus compañeros de equipo y amigos hace la experiencia aún mejor. Aunque vivir en casa te dé más comodidad, prefiero vivir en el campus con mis compañeros. Debido al COVID-19, muchas clases son online y el campus no está tan vivo como suele estar, no hay tantas actividades, no se hacen muchos actos, etc. Aún y todo, me atrevo a decir que prefiero la Universidad de Wisconsin-Parkside. La prefiero incluso con el COVID-19 porque las experiencias que he vivido en solo 4 meses han sido increíbles y el tiempo ha pasado volando.

Como siempre digo, allí tienes tus amigos de tu pueblo, tienes los compañeros de equipo que normalmente será otra gente diferente y tienes tus compañeros de clase que normalmente también será gente diferente. En cambio, aquí, mis mejores amigos son mis compañeros de equipo, por lo que también juego con ellos y vivo con ellos, además de tener a muchos de ellos en mis clases también, por lo que eso hace que las relaciones sean mucho más cercanas. En lo académico también es muy diferente porque aquí tienes advisors que te ayudan con todo, los profesores siempre están dispuestos a ayudarte y el deporte va unido con la universidad por lo que te ayudan con el fútbol. Cosa que allí depende del profesor si quiere darte la oportunidad o no. Recuerdo cuando jugaba en la Real Sociedad y no pude hacer un examen por un partido y tuve un 0 por ello. Aquí te ayudan con todo y hacen el proceso más fácil y ameno. 

6- ¿Cuál fue el motivo que te impulsó a marcharte fuera a estudiar?

Hay varios motivos. El primer motivo es la increíble idea de poder conocer los Estados Unidos y poder estudiar aquí con una beca sólo por jugar a fútbol. También pensé que me ayudaría con mi inglés que es siempre importante y que si tienes un buen nivel de inglés allí para trabajar lo tienes mucho más fácil. Y sobre todo, porque lo había intentado allí en varias canteras el tema de intentar llegar a profesionales y quería intentarlo en un sitio nuevo donde nadie me conoce y probarlo desde cero. Me lo tomé como un reto personal, y veremos lo que pasa. Al principio no estaba muy convencido de venir, porque debido al fútbol nunca he tenido la oportunidad de salir de casa, ni siquiera de erasmus, por lo que pensé que sería difícil para mí el proceso de adaptación. Me tuvieron que convencer amigos y familia, ya que todos me decían que si ellos tenían esta oportunidad, la cogerían con los ojos cerrados, y fue cuando empecé a pensármelo de verdad.  En cuanto a la adaptación, nada más lejos de la realidad, fue muy fácil gracias a mis compañeros que me ayudaron con todo al principio. Ahora entiendo mejor porque aquí son realmente “como hermanos”. Creo que la decisión de venir aquí es la mejor que he hecho en la vida y se lo recomendaría a todos los que tengan la oportunidad de hacerlo. 

7- El fútbol de EEUU es una incógnita para mucha gente de España. ¿Qué nos puedes contar tu al respecto? ¿Se infravalora el nivel de los estadounidenses?

Se infravalora totalmente el nivel de los Estadounidenses. Yo también lo hice al principio. Pensé que habría menos nivel del que me encontré. Es verdad que debido al COVID-19 todavía no hemos jugado ningún partido, dado que nuestra conferencia se jugará en Marzo, pero lo que he visto en mi equipo me gusta mucho y la gente allí, en Europa, está muy confundida con el nivel que hay en College. Es verdad que el fútbol aquí es muy diferente. Creo que hay menos talento que allí en cuanto a técnica o táctica, pero el fútbol es mucho más físico y necesitas adaptarte rápidamente. Por suerte, el fútbol de tercera división en España, en el que yo jugué, también es muy físico y no me costó adaptarme debido a ello. También es verdad que en mi equipo hay mucho Europeo también y eso hace que el equipo tenga más nivel, pero eso pasa en todos los equipos aquí hoy en día, así que la gente tiene que entender que hay un gran nivel de fútbol aquí también. 

8- Has tenido incluso la oportunidad de representar a la selección de Euskal Herria en categorías inferiores, ¿qué se siente?

Junto con la oportunidad de venir aquí, diría que es la mejor experiencia de mi vida. Al final, estás representando los colores que sientes, y, al yo sentirme vasco, sentí muchísimo orgullo de representar nuestros colores y nuestra Ikurriña. También jugué con varios jugadores que ahora juegan en primera división por lo que el nivel era impresionante y fue una experiencia muy enriquecedora. La pena es que tuvo un desenlace muy triste, dado que nos fuimos a la calle en semifinales del Campeonato de España, en un partido muy polémico en el que nos expulsaron a dos jugadores, frente a la selección Valenciana, después de haber hecho un gran trabajo en la fase de grupos. Aún y todo, el recuerdo que tengo de esa experiencia es la mejor en cuanto a mi nivel futbolístico y personal, la disfruté mucho, y sentí un gran orgullo de representar al País Vasco.

9- Durante tu paso por las diferentes canteras, habrás conocido a mucha gente. ¿Alguno que a día de hoy esté rindiendo en la máxima categoría?

Sí, muchos de ellos están rindiendo en la máxima categoría. He jugado con muchos de los jugadores de la primera plantilla de la Real Sociedad. Ander Guevara, Aihen Muñoz, Martín Zubimendi, Roberto López, Aritz Arambarri, Alex Sola... jugué con todos ellos durante mis años en la Real Sociedad. También, como ya he dicho, jugué con Peru Nolaskoain en Zumaia y también en la Selección Vasca. En la Selección Vasca también jugué con Iñigo Vicente que también milita en el primer equipo del Athletic Club. E incluso en el Eibar entrené y jugué con jugadores que ya han debutado con el primer equipo y han tenido minutos durante la temporada como Eñaut Mendia, Unai Arietaleanizbeaskoa, Unai Dufur, Miguel Ángel Atienza,... En resumen, he conocido a mucha gente que ha conseguido llegar a profesionales, por lo que eso demuestra que no es imposible y que hay que luchar mucho para conseguirlo. 

10- ¿Qué es lo que más echas en falta de vivir en casa ?

Supongo que lo que más se echa en falta son a tus seres queridos. Echo mucho de menos a mi Zafi, que es mi gato, a mis amigos y a mis padres. También, a veces, se puede echar de menos cuando tienes un mal día el sentirte arropado por tu gente, la que conoces desde que eras pequeño. Pero como ya he dicho, merece mucho la pena venir aquí y vivir la experiencia. En mi caso, incluso tuve la oportunidad de volver por navidades y no quise hacerlo simplemente por pasar más tiempo aquí y conocer los Estados Unidos mejor. Pero para el que eche mucho de menos a su gente o su pueblo/ciudad, siempre puedes volver en invierno y en verano por casi dos meses, por lo que el semestre se pasa volando, y para cuando te das cuenta estás de vuelta en casa. 

Me gustaría darle profundamente las gracias a Markos por sacar todo este tiempo para charlas con nosotros y abrirse de esta forma. Mucha suerte en la vida crack!

VAVEL Logo