Los retos de la nueva 'era Tuchel'
Thomas Tuchel, el nuevo técnico del Chelsea FC.  /  FOTO: Chelsea FC

El ingreso en Premier League le vendría a Thomas Tuchel de sorpresa. Y es que tan solo 72 horas después de su partida del París Saint-Germain, el ex técnico del cuadro parisino estaría considerando una decisión tan precipitada como importante para su carrera. Había llamado la atención del club de Román Abramóvich y tenía en sus manos la posibilidad de dar mecha a un proyecto que dejó a medias Frank Lampard, ex entrenador y eterna leyenda del Chelsea. 

Se trataba de una decisión complicada para el germano, no tanto por iniciarse ya en medio de una campaña en la que los ‘Blues’ se encontraban en plena crisis deportiva, sino por ocupar el lugar de una vacante instigada por la controversia. Lampard era mucho más que un entrenador para los de Londres y el ex técnico del PSG, plenamente consciente de ello, asumía su nuevo cargo con prudencia: “Quizá nadie espere que esté aquí mucho tiempo” apuntó Tuchel una vez incorporado a las filas del Chelsea, responsabilizándose de la inmensa exigencia que supone la inmersión en Premier League. “Es un nivel físico, atlético y de emoción completamente diferente a lo que estamos acostumbrados. Pero saca lo mejor de nosotros” añadía el nuevo dirigente en su primera toma de contacto con la prensa británica. Y con ese carácter sensato comenzaba la ‘era Tuchel' en la capital de las islas británicas, un proyecto que el germano asumiría con una tímida ilusión.  

La 'era Tuchel'

Con incertidumbre se daba comienzo a un innovador proyecto nacido de la escuela germana y llegaba la hora de iniciarse en Stamford Bridge. Un empate frente a Wolverhampton fue el primer registro de la ‘era Tuchel’, un resultado poco convincente. 

Ziyech, Havertz, Jorginho, Marcos Alonso o Azpilicueta, jugadores cuestionados, poco comunes e invisibles para Lampard, renacieron con su nuevo dirigente. Con un 4-2-3-1 del que no se pudo encontrar el gol, Tuchel solo puntuó una unidad, pero esto solo fue un “experimento” para dar vida a un nuevo proyecto que poco iba a tardar en vibrar. 

La primera victoria de Tuchel como entrenador del Chelsea llegó, nuevamente en Stamford Bridge, frente al Burnley, esta vez con un renovado plantel en el que el alemán optó por un sistema más ofensivo, con 3 defensas (Marcos Alonso, Thiago Silva y Azpilicueta) que darían la gloria al alemán. El técnico apostó y ganó en una victoria certificada por dos hombres enterrados por Lampard y profanados por Tuchel. Marcos Alonso y Azpilicueta renacieron para regalar a su postor los goles que le valieron un gran voto de confianza a esta nueva y mejorada versión del Chelsea, esa que tanto extrañaban unos aficionados ‘Blues’ que solo vieron una victoria en los pasados 5 encuentros de liga. 

El tipo sensato que vino de París

Thomas Tuchel se ha dejado ver un tanto cohibido en su nuevo rol. El alemán es un tipo sensato y realista y prueba de ello son sus declaraciones ante la prensa. No quiere mojarse, por ejemplo, cuando le preguntan si es factible llevarse el título de liga a Stamford Bridge: “Tenemos que ser realistas. Cuando firmas por el Chelsea, firmas con la expectativa de ganar títulos. Hay muchos equipos entre nosotros”. Pero sabe por donde llevarse a su afición y desde la humildad, concluye: “Es mi trabajo llevar al equipo a su mejor nivel lo más rápido posible. Paso a paso”.

Thomas Tuchel, sensato con la prensa británica | Foto: Chelsea FC
Thomas Tuchel, sensato con la prensa británica | Foto: Chelsea FC

El planteamiento de Tuchel de cara a la presente temporada aún es una incógnita, pero su carácter modesto ha comenzado a disiparse tras la victoria frente al Burnley. El técnico seguirá experimentando, desde la audacia, hasta dar con la tecla y alcanzar un esquema eficiente para este Chelsea y así lo valoraba en sala de prensa: "Solo llevo unos días aquí, decidimos a última hora colocar a 3 centrales y dos jugadores de ‘6’ y lo hicieron muy bien”. No podía faltar una evaluación de la plantilla, una de los mayores preminencias del equipo 'Blue', a lo que Tuchel alegó: "Ahora mismo, todos los jugadores tienen derecho a ser titulares porque estoy muy contento con la calidad y la intensidad de los entrenamientos hasta ahora. Es muy difícil escoger el equipo y, al mismo tiempo, muy fácil porque puedo darle a todo el mundo la oportunidad de demostrar lo que valen”.

Thomas Tuchel: "Si encontramos un once inicial que nos garantice 20 victorias seguidas, no cambiaremos"

Todo parece indicar que el proyecto de Thomas Tuchel se basará en la experimentación, la prueba, el ensayo y la búsqueda de un sistema eficiente que empuje a los ‘azules’ hacia las posiciones más altas en liga y hacia la continuidad en el resto de competiciones. Aún es pronto para hablar, pues el germano solo ha dirigido dos encuentros con su nuevo club. No obstante, frente al Burnley se hizo manifiesta una fórmula eficaz, que sentó las bases de un proyecto en alza y con todas las papeletas para sacar el máximo potencial de las numerosas estrellas de las que hoy goza el el equipo de Abramóvich. Un sistema ofensivo podría ser la reinvención de un Chelsea más competente que el de Lampard

La mejor versión del Chelsea 

Con una línea de tres centrales; representada por el indiscutible Thiago Silva y el amplio cartel conformado por Rüdiger, Zouma, Chilwell, Reece James y Azpilicueta, entre otros menos usuales; Thomas Tuchel toma un punto de partida para construir su esquema. Jorginho y Kovacic parecen haberse establecido en el medio del campo, siendo la medular la única pieza inamovible hasta el momento. Los carriles toman un importante papel en el nuevo sistema, con un Hudson-Odoi hasta ahora intratable y una vacante cubierta por Marco Alonso frente al Burnley, quien dio un golpe sobre la mesa con un fabuloso gol. Por delante lindan dos mediocampistas ofensivos, en una posición que hasta el momento ha merecido con creces Mason Mount, al que le pueden acompañar Ziyech, Havertz, Werner o Pulisic. En la posición de '9', se observará la disputa entre Giroud y Abraham, quienes aún no han conseguido golear en esta nueva etapa. 

En el medio del campo del Chelsea se abre un amplio abanico de opciones, pero con una peculiaridad a considerar por Tuchel: la decepción de los más de 160 millones depositadas en Werner y Havertz, inversiones que siguen sin explotar y de las que se espera del nuevo técnico, que las haga funcionar. Otro aspecto a tener en cuenta sería la portería, en la que Edouard Mendy pareció haberse afianzado como una opción exclusiva para Lampard. No obstante, pero la entrada de un nuevo técnico puede darle alas a Kepa Arrizabalaga, que ya debería pensar en la forma de reestablecerse en un club que lo apartó por completo.

Foto: Chelsea FC
Foto: Chelsea FC

Ahora mismo, las miradas apuntan hacia el próximo encuentro frente al Tottenham de Mourinho. Germano y portugués se verán las caras en el tercer partido de Tuchel como dirigente 'Blue', en cuya previa ya ha dejado un recadito a Mou: “Si ganamos al Tottenham, tal vez me tome un gin-tonic”. Esas fueron las palabras de un técnico que, “paso a paso”,  va armándose de confianza con un proyecto que pretende alzar a este Chelsea, que ya presume de ser prometedor.

VAVEL Logo