La pesadilla encarnada no tiene fin
Foto: Liga Portugal

Después de la decepcionante derrota en el derbi frente al Sporting, el Benfica entró en campo para enfrentar el Vitória de Guimarães. Todavía sin Jorge Jesus en el banquillo, el Benfica se presentó con Cervi y el recuperado Everton en las bandas y Pizzi jugando en el apoyo al delantero Seferovic. El Vitória llegó a este partido con un registro defensivo muy bueno y con esperanzas de salir con puntos del estadio da Luz.

El equipo local fue mejor en el primer tiempo. Las águilas concentraron su juego en las bandas e intentaron varias veces crear peligro con centros al área. Seferovic apareció varias veces en zona de remate, pero sin éxito. También a través de córners el Benfica creó peligro con dos cabezazos de Vertonhgen.

Después de los primeros 20 minutos, el Vitória empezó a defender mejor las bandas y el Benfica tuvo más dificultad en crear situaciones de peligro. Everton y Cervi lo intentaron con regates y centro por abajo al área, pero la defensa del Vitória estuvo siempre muy atenta en todas las jugadas. En el final de primer tiempo, después de una buena jugada del Benfica, Pizzi tuvo una oportunidad clara para hacer el 1-0 pero el remate fue desviado en la defensa del equipo de Guimarães. Terminó el primer tiempo con empate a cero.

El Vitória entró más presionante en el segundo tiempo. El técnico João Henriques ordenó a sus jugadores que subieran las líneas de presión para dificultar la salida de balón del Benfica. Los encarnados tuvieron más dificultad en salir la zona de presión y llegar a la portería contraria. Darwin Núñez entró para jugar a lado de Seferovic pero el uruguayo tampoco estuvo afinado de cara al gol.

Con el pasar del tiempo el equipo visitante empezó a bajar las líneas y a defender el resultado. El Benfica aprovechó para tener más balón en campo contrario, pero siempre con el problema del fallo en el último pase y en los centros. En un córner, Weigl peinó el balón en el primer palo y este quedó para el central Vertonghen que lo mandó arriba. El Benfica seguía desperdiciando oportunidades.

El partido terminó con las águilas buscando el gol con todo. Un centro de Grimaldo para Darwin sobró para Gonçalo Ramos que dejó el balón para Pedrinho. El brasileño se quedó de caras con la portería con todo para hacer el gol pero disparó arriba. El Vitória de Guimarães pudo marcar en el último minuto. Una contra finalizada por Marcus Edwards terminó con un remate peligroso a la portería de Vlachodimos.

Al final reparto de puntos en Lisboa. El Benfica no aprovecha en empate del Oporto frente al Belenenses y mantiene los 5 puntos de atraso hacia los “dragões”. El Sporting jugó a la misma hora del Benfica y ganó en Madeira, aumentando para 11 los puntos de ventaja hacia el Benfica. Los encarnados empiezan a ver imposible la conquista de la Liga NOS.

VAVEL Logo