El United sufre para pasar de ronda en la FA Cup
El West Ham no logra eliminar a un equipo de la Premier League desde el 2006. Foto: FA Cup

Por los octavos de final, el Manchester United venció 1-0 al West Ham United y avanzaron de ronda en la FA Cup. Los Red Devils debieron jugar 120 minutos para poder vencer a un rival que casi no le concedió ningún espacio.

Los dirigidos por Solskjær salieron al campo con un 4-2-3-1, donde el técnico realizó varias modificaciones para darles descanso a los que usualmente juegan. Shaw, McTominay, Fernandes y Cavani esperaron su oportunidad en el banco de suplentes.

El equipo comandado por David Moyes utilizó el mismo esquema que su rival, aunque solo realizó tres sustituciones respecto al partido anterior. Lingard no pudo jugar ya que no puede enfrentar a su club de origen, al estar cedido.

  • Una primera parte muy disputada por ambos equipos

El partido comenzó con el United teniendo la posesión del balón, mientras que el West Ham esperaba ordenado atrás para salir de contra. Sin embargo, los locales lograban cerrarlos en lo alto del campo, por lo que los visitantes no encontraban la forma de avanzar.

A los 13 minutos, Telles jugó con Rashford para abrir espacio antes de jugar un pase directo detrás de la defensa. El inglés lanzó una gran asistencia para Martial que disparó a puerta, pero Ogbonna logró un buen bloqueo.

Ogbonna debió ser reemplazado tras lesionarse en la acción ante Martial. Foto: WHUFC

Los Hammers continuaban luchando por salir de su propia mitad cuando el United cambiaba a Rashford por la izquierda. A los 28 minutos, Telles lanzó un tiro de esquina que cabeceó Lindelöf pero Fabianski logró tocarla para inclinarlo hacia el poste izquierdo.

Los Red Devils encontraban mucho espacio por la izquierda y no fallaban un pase, mientras que los visitantes comenzaban a sentir el agobio que le generaba su rival. Lograron llegar con profundidad en el tiempo añadido de la primera parte, aunque sin peligro para el arquero Henderson.

  • En el complemento, el United comenzó a sentirse incómodo 

Las lesiones continuaban persiguiendo al equipo de Moyes. Diop (había reemplazado a Ogbonna) y Yarmolenko debieron ser sustituidos. Aún así, el West Ham ejercía una presión mucho más alta que en la primera parte.

Una distracción del conjunto visitante permitió que el United llegase con profundidad. Martial lanzó al arco y Dawson desvió la pelota que le termina cayendo a Rashford. El inglés no pudo disparar cómodo ya que salió rápidamente Fabianski a achicar espacios y salvó con el antebrazo izquierdo.

Fabianski ha frenado las dos ocasiones peligrosas que generó el United en los 90 minutos. Foto: Goal

Los Red Devils comenzaban a encerrar al rival en su propia mitad pero no se mostraban apurados por llegar al área y solo luchaban por mantener el control del balón. El West Ham no se desesperaba e intentaba aprovechar algún pase erróneo de su rival para atacar. 

Solskjær decidió ingresar a Bruno Fernandes por Van de Beek para que el equipo local pudiese llegar al área rival. El neerlandés no había hecho un buen partido y seguía sin mostrar su mejor versión en el campo de juego.

Sin embargo, el United seguía sin poder atacar con profundidad en el último tercio de la cancha. Los Hammers defendían de gran manera y forzaron la prórroga.

  • En la prórroga, el United demostró su jerarquía

Los Red Devils continuaban avanzando y presionando a su rival. El West Ham intentaba cerrar los espacios. No obstante, a los 7 minutos llegó el primer gol para el United. En una acción con muchos rebotes en el área visitante, apareció McTominay que lanzó el tiro hacia la esquina derecha, batiendo a Fabianski.

El escocés anotó su séptimo gol en la temporada. Foto: @ManUtdPhotos

Los Hammers no se rendían, fueron a buscar el empate y lograron adueñarse del balón, mientras que los locales se cerraban de gran manera en su campo. En el segundo tiempo suplementario, el equipo visitante se fue quedando sin energías por lo que intentaban atacar con paciencia, para no concederle espacios a su rival.

Sobre el final, Benrahma contó con una chance de empatar el marcador. Cabeceó en el corazón del área pero salió muy centrado y lo logró atajar Henderson sin complicaciones.

Los dirigidos por Solskjær buscaban controlar la pelota para pasar el tiempo y así evitar que el West Ham pudiese generar otra situación de peligro. Los locales pudieron aumentar el marcador en la última jugada del partido, pero Fabianski lo impidió.

El Manchester United volvió a ganar, dejó atrás la pálida versión que mostró ante el Everton, y se metió entre los mejores ocho de la FA Cup por séptimo año consecutivo. El West Ham apuntará ahora a un único objetivo: terminar la temporada en puestos de clasificación a copas internacionales.

VAVEL Logo