El Chelsea vence con sufrimiento al Barnsley
Los Blues se enfrentaron a los Reds por segunda vez en la temporada. Foto: Barnsley

Por la quinta ronda de la FA Cup, el Chelsea venció 1-0 al Barnsley y clasificó a los cuartos de final. El único gol del partido fue convertido por Tammy Abraham.

El equipo local salió a la cancha con un 3-4-3, con una sola sustitución respecto al partido anterior que disputaron: Adeboyejo por Frieser. Sus principales figuras Halme, Kitching y Williams no jugaron ante el Chelsea por lesión.

Los visitantes utilizaron la misma alineación que su rival. Tuchel decidió realizar 10 modificaciones y disputar el encuentro con un equipo alternativo. El entrenador alemán decidió que solo Christensen mantuviese su lugar en el equipo.

  • El Barnsley dominó el partido en la primera parte

Los Reds comenzaron el partido presionando alto, sin temor de enfrentar a un rival de jerarquía, buscando acercarse con peligro al área rival.

A los 10 minutos, los locales tuvieron una gran oportunidad de anotar. Mowatt controló por la izquierda y se la cedió a Chaplin, que lanzó un centro con peligro que llegó a tocar Brittain pero Kepa, a puro reflejo, despejó.

Tuchel confía en que Kepa recuperará su mejor nivel. Foto: Chelsea

El estado del terreno de juego dificultaba el juego por bajo, aunque el Barnsley se sentía mejor en el campo y buscaba atacar por los costados, aprovechando la libertad que dejaba el Chelsea por las bandas.

A los 26 minutos, los Reds contaron con otra oportunidad de gol. Woodrow le ganó el duelo a Christensen y, desde la izquierda del área, lanzó al arco pero su tiro se marchó desviado. Los locales cambiaban el balón rápidamente de derecha a izquierda y lo lanzaban directamente hacia el área.

Los Blues no podían controlar el balón que era dominado por su rival. El enfoque táctico de los locales ha impedido que los visitantes se pudiesen imponer con facilidad.

Sobre el final de la primera parte, Barnsley realizó una inteligente jugada preparada en el tiro de esquina, pasándola a lo largo de la línea de fondo y trabajando hacia atrás para que Brittain golpee justo dentro del área, pero Adeboyejo inadvertidamente se interpone en el camino y el tiró se marchó cerca del arco rival.

  • Los cambios de Tuchel mejoraron el rendimiento del Chelsea en la segunda parte

El equipo local comenzó la segunda parte con la misma intención con la que terminaron la primera: presionar al rival y obligarlo al error. Tuchel decidió cambiar el sistema y defender con cuatro jugadores para evitar que los Reds atacasen con facilidad por los costados.

Sin embargo, el Chelsea entró con otra actitud al campo y empezó a generar situaciones de gol. Primero, Hudson-Odoi recibió en la banda, hizo una finta en la línea, se adentró en el área y remató pero su tiro se marchó demasiado cruzado. Luego, Ziyech lanzó un centro que conectó Rüdiger con su cabeza y se fue cerca del palo derecho.

El partido comenzaba a abrirse, con espacios que aparecían en ambos extremos. A los 18 minutos, llegó el primer gol del Chelsea. James irrumpió en el área por la derecha y lanzó el "pase de la muerte" para que Abraham solo tuviese que empujarla con el arco vacío.

Abraham anotó su 12° gol en la temporada. Foto: FA Cup

El gol le dio mayor confianza al Chelsea que empezó a dominarle el partido al Barnsley que parecía que se desmoronaba. Hudson-Odoi pudo ampliar el marcador pero su tiro se marchó por arriba del travesaño.

Los locales estuvieron cerca de empatar el partido. Mowatt lanzó un tiro libre, Kepa despejó mal y el rebote le cayó a Sollbauer. El austríaco levantó la pierna para lanzar a la portería pero Abraham despejó la pelota en la línea con su cabeza.

Sobre el final, los Blues trataron de dormir el partido aunque ninguno de los dos equipos podía retener el balón durante mucho tiempo. Los Reds intentaron aprovechar los balones detenidos para igualar el partido, pero no tuvieron suerte.

El Chelsea se metió entre los 8 mejores equipos de la competición y ahora se enfrentará al Sheffield United por un lugar en las semifinales. Tuchel suma su cuarta victoria en cinco partidos al frente del equipo londinense. El Barnsley ahora se enfocará en un único objetivo: sumar la mayor cantidad de puntos posibles en el Championship y así poder soñar con jugar los play-off.

VAVEL Logo