Mount profundiza la crisis del Liverpool en Anfield
El Liverpool no perdía, desde 1999, cinco partidos consecutivos en Anfield. Foto: Premier League

Por la jornada 29, el Chelsea venció, como visitante, al Liverpool por 1-0. Un único gol de Mount bastó para profundizar la irregularidad de los Reds en Anfield.

El equipo local salió al campo con su tradicional 4-3-3, con el regreso de Alisson y Fabinho a la titularidad. El volante jugará en la zaga central, reemplazando a Phillips. Diogo Jota volvía a ser tenido en cuenta por Klopp, tras superar una lesión en la rodilla.

Los visitantes utilizaron un 3-4-3, con la intención de buscar mantener la pelota el mayor tiempo posible y generar peligro en ataque. Tuchel realizó tres modificaciones respecto al partido ante el Manchester United: James, Jorginho y Werner ingresaron por Hudson-Odoi, Kovačić y Giroud, respectivamente.

  • Una primera parte muy disputada por ambos equipos

Los equipos comenzaron el partido apretando muy arriba la salida de balón. El Chelsea se cerraba bien en defensa cada vez que los de Klopp intentaban salir con velocidad al ataque.

La primera chance fue para el Liverpool. Robertson se animó con un disparo desde la frontal, pero el balón se marchó desviado. Los locales lograban tener más la posesión, ante un rival que primero se centraba en defender.

Con el correr de los minutos, los Blues empezaban a asentarse en Anfield. Werner contó con un remate que se marchó por muy poco por encima del larguero. A los 16 minutos, un mal despeje de la defensa local, dejó al alemán solo ante Alisson, pero llegó muy forzado y solo rozó el esférico por lo que el balón llegó manso a las manos del arquero.

El Chelsea era el que estaba logrando llegar con más peligro y comenzaba a ser el dominador del encuentro. A los 24 minutos, el VAR volvió a ser protagonista al anular un gol de Werner. El alemán estaba apenas unos milímetros adelantado en el comienzo de la jugada.

Los Reds tenían posesión larga, aunque no encontraban la forma de hacerle daño al rival. Firmino, ni siquiera, entró en juego en la primera parte. En los últimos minutos, parecía que el marcador no se iba a mover. El ritmo del partido había bajado y el esférico se disputaba solo en la mitad del campo.

Sin embargo, cerca del descanso, llegó el primer gol para el Chelsea. Kanté le envió un balón largo a Mount que, casi desde el centro del campo controló el esférico, se perfiló hacía la frontal y puso el esférico pegado al poste derecho donde no llegó Alisson.

Mount anotó su tercer gol en la Premier desde la llegada de Tuchel. Foto: PL
  • El Chelsea defendió, con uñas y dientes, la ventaja en el complemento

Los de Klopp salieron al campo buscando ser protagonistas con el balón y obligaron a su rival a retrasarse en su campo. El Chelsea aprovechaba los errores de su rival y buscaba atacar de contraataque.

A los 5 minutos, los Blues pudieron ampliar el marcador. Ziyech remató dentro del área un rechace de Alisson pero Robertson, bajo los palos, despejó el balón.

El comienzo de la segunda parte estaba siendo mucho más emocionante y vibrante con continuas llegadas a las áreas. El Liverpool comenzaba a encadenar pases en la mitad del Chelsea, pero la retaguardia de los visitantes se mantenía firme.

Sin embargo, a medida que transcurría el complemento, el Chelsea no lograba llegar con peligro al área rival. Los visitantes se centraban solamente en mantener la ventaja. La defensa Blue estaba siendo un muro para los Reds que se empezaban a desesperar tras no lograr ocasiones de gol en toda la segunda parte.

A los 75 minutos, el equipo de Tuchel lastimó de contraataque. Jorginho y Mount se combinaron para liberar a Werner en el canal interior izquierdo. El alemán disparó a portería, desde un ángulo cerrado, lo que obligó a Alisson a hacer una parada sólida con el cuerpo y despejarla al córner.

El alemán tenía opciones para anotar pero no controlaba bien el balón. Foto: CFC

En los últimos minutos del partido, los locales buscaban el empate y empujaban en el último tercio, aunque sin ideas. Los visitantes lograban que su rival apenas pudiesen acercarse a la portería. 

El Chelsea continúa invicto desde que Tuchel asumió como entrenador, ganando 7 de los 10 partidos que dirigió el alemán. Con la victoria ante los Reds, se colocan en el 4° puesto. El Liverpool continúa en un mal momento jugando en Anfield y queda , lejos de los puestos de clasificación a copas internacionales.

VAVEL Logo