Dos autogoles dan
la victoria al Oporto
Foto: Liga Portugal

El Oporto visitó el estadio do Algarve para enfrentarse al Portimonense en la jornada 24 de la Liga NOS. Los “dragões” buscaban 3 puntos más para seguir la persecución al líder y mantener la ventaja para el 3º y 4º puesto. Sérgio Conceição lanzó su equipo de gala para el encuentro. El delantero Beto, del Portimonenses, vive un buen momento de forma y fue titular en el equipo local.

El Portimonense tuvo una buena ocasión de gol muy pronto en el partido. Un balón largo por la derecha dejó Anzai una buena posición para encarar la portería rival. Marchesin salió de la portería, pero calculó mal las distancias y el delantero japones logró picar la pelota por arriba del portero. El balón salió al lado de la portería.

El equipo de Sérgio Conceição buscó los espacios en profundidad, con balones a Marega y a los laterales. El Portimonense estuvo bien cerrando esos espacios y creando dificultad al Oporto para conectar los sectores. A los 22 minutos un contratiempo para los “dragões”. Pepe sintió molestias en la pierna derecha y tuvo que salir. Diogo Leite entró para su lugar.

Ya en el tiempo adicional del primer tiempo, Corona apareció por la banda derecha y centró al área para Sérgio Oliveira. El portugués no logró rematar, pero después de un rechazo el balón terminó en la portería. Autogol de Lucas Possignolo. Ventaja para el Oporto en el final del primer tiempo. El Portimonense respondió con un balón largo para Beto que quedó cara a cara con Marchesín. El portero mexicano ganó el duelo y los portistas se fueron al descanso ganando por 1-0.

Ya en el minuto 60, Otávio cayó en el área, pidiendo penalti, pero el árbitro mandó jugar. En la secuencia de la jugada Taremi tuvo una ocasión clara para aumentar la ventaja de su equipo, pero el remate salió muy flojo. A los 63 minutos, Kandé salió rápido a la contra y dejó el balón para Beto. El delantero permitió el corte de Diogo Leite pero el rechazo sobró para Kandé que solo tuvo que empujarla de cabeza. Empate en el partido.

El equilibrio en el marcador duró poco tiempo. Sérgio Oliveira le pegó fuerte cobrando una falta en la frontal. El balón fue al palo y rechazó en la espalda del portero y entró. 2-1 para el Oporto. Otra vez el capitán de los “dragões” llegando al gol a través de una falta. En la secuencia de las celebraciones los dos entrenadores entraron en un conflicto y terminaron expulsados. La discusión continuó hasta el túnel donde se juntaron varios jugadores y otros elementos del banquillo. El partido estuvo interrumpido durante varios minutos.

El Portimonense intentó reaccionar en los últimos minutos, pero el Oporto logró mantener la ventaja hasta el final. 3 puntos más para los portistas que colocan presión en el Sporting y se mantienen en el segundo puesto. El equipo de Portimão dejó una buena imagen, pero algunos errores defensivos terminaron siendo fatales.

VAVEL Logo