Un empate insuficiente apea al Liverpool
Alisson evita que Vinicius marque para su equipo. Vía: UEFA Champions League en Twitter.

Le bastó con los noventa minutos de la ida al conjunto madrileño para plantarse entre los últimos cuatro equipos supervivientes de esta edición de la UEFA Champions League. El 3-1 que obtuvieron en el partido de ida fue suficiente para los blancos que no sufrieron en demasía en el choque disputado en Anfield. Ambas escuadras empezaron el enfrentamiento con garra, hambre y ambición de hacerse con el control del partido lo antes posible. A pesar del buen inicio de ambos, el partido fue perdiendo ritmo según pasaban los minutos y los ingleses no lograron inquietar la portería blanca en los minutos finales de la eliminatoria.

  • Primeros minutos intensos

Comenzó con energía el choque, con los dos equipos jugando de tú a tú y sin miedo a un gol del equipo rival. La intensidad era tal, que a penas se había disputado el primer minuto de partido cuando Milner le dejó un recadito a Benzema, dejando al francés muy dolorido. El colegiado le perdonó la cartulina y amonestó verbalmente al mediocampista británico. Un par de jugadas más tarde, Salah tuvo un mano a mano contra Courtois que el belga resolvió con solvencia.

El Real Madrid necesitó de algo más de tiempo para inquietar a Alisson. La más clara de los blancos en todo el partido la protagonizó Karim Benzema a los veinte minutos de encuentro, quién centró un balón al área y tras ser desviado por un defensor, el cuero fue repelido por el palo derecho de la portería red.

  • Casemiro se carga con tarjeta

Fabinho molestó a su compatriota Casemiro quien protesto al trencilla una posible falta. El árbitro no consideró que el futbolista del Liverpool había cometido una infracción sobre el mediocentro madridista, por lo que dejó seguir la jugada. Casemiro no supo contener su ira y empujado por su frustración, se llevó por delante a Milner. La entrada la cometió cerca del banquillo local, por lo que todo el cuerpo técnico del Liverpool se abalanzó sobre Casemiro recriminándole su entrada a destiempo. El árbitro principal del encuentro Björn Kuipers no dudó en mostrarle la cartulina amarilla al brasileño, a demás de mostrársela también a Robertson por sus protestas reiteradas. El lateral zurdo no quedó contento con la amarilla a Casemiro y le recriminó al colegiado un castigo mayor para Carlos Enrique.

  • Ocasiones a cuentagotas

No fue el partido más vistoso el que disputaron las dos escuadras en Anfiel, más si dispusieron de alguna que otra ocasión clara de marcar ambos equipos. El Liverpool estuvo a punto de marcar al filo del descanso, pero Wijnaldum mandó su remate a las gradas. Con dicha jugada y una petición de penalti por parte de Mane se terminó la primera mitad que sería lo mejor del partido, ya que los segundos 45 minutos decepcionaron y mucho, especialmente por parte del Liverpool que no hizo un amago serio de darle la vuelta a la eliminatoria.

  • Los defensas blancos destacan

En una eliminatoria donde los Sergio Ramos y Raphael Varane no pudieron participar, Nacho y Militao completaron unos 180 minutos más que notables. Junto al guardameta belga, los dos centrales merengues fueron lo más destacado del partido, salvando al Madrid de encajar gol en más de una ocasión. El brasileño incluso llegó a sacar un remate de Firmino casi en boca de gol que podría haber supuesto el 1-0 a falta de media hora por disputarse.

Los blancos también tuvieron sus oportunidades para adelantarse en el partido. Una de las más claras la tuvo Vinicius que erró un mano a mano clarísimo frente a Alisson. Benzema también dispuso de una ocasión para marcar, pero su remate con la testa se marchó arriba tras picar el cuero en exceso. El colegiado otorgó al Liverpool 4 minutos extra para poder intentar hacer la épica, pero los reds no pudieron ni si quiera asustar al Real Madrid.

  • A semifinales contra el Chelsea

Zinedine Zidane y sus pupilos se han colado entre los cuatro mejores equipos de esta edición de la UEFA Champions League. Junto al Chelsea, Manchester City y PSG, los blancos tratarán de llevarse a casa lo que sería su decimocuarta copa de campeones. Los madrileños se enfrentarán al Chelsea en semifinales. Los blues se impusieron al Oporto en cuartos de final y son el único equipo de los cuatro junto al Real Madrid que sabe lo que es alzar la copa de campeón de la Champions League. Lo hicieron en la temporada 11/12 de la mano de Didier Drogba y compañía. Los dos integrantes de la otra semifinal, el Manchester City y el PSG nunca han ganado la mayor competición europea. Pase lo que pase, la final estará formada por un equipo que sabe lo que es ganar la Champions frente a otro que quiere disfrutar la primera vez.

VAVEL Logo