Kane y diez más
Lucas Moura y Harry Kane después de anotar el gol del empate / Foto: Tottenham

Este viernes se abría la jornada número 32 de la Premier League. Lo hacía con uno de los partidos de la jornada, Everton contra Tottenham, dos equipos necesitados de puntos que los acerque a los puestos de Europa para que en la próxima campaña puedan competir contra los mejores clubes del continente.

Una final para Mourinho

El conjunto de Londres pelea por los puntos que le ayuden a subir puestos pero también pelean para mantener a su técnico en el banquillo antes de que lo destituyan. La derrota ante los reds devils en la pasada jornada fue un palo demasiado grande para los lilywhites que les fue imposible puntuar.

Antes de comenzar este encuentro los visitantes se sitúan en la séptima posición detrás del Liverpool y delante de su rival en el día de hoy, en caso de hacerse con los tres puntos los blancos igualarían a los chicos de Anfield y eso podría darles la confianza que necesitan para sacar buenos resultados.

Calentamiento del Tottenham / Foto: Tottenham
Calentamiento del Tottenham / Foto: Tottenham

José Mourinho dejó claro en la rueda de prensa antes de comenzar que no cree que se defina nada sobre su futuro en este partido, pero si podría definir el resultado directo y la posición respecto a la tabla de la liga se refiere.

Un Everton con esperanza 

El equipo de Goodison Park llega con una racha regular tras haber ganado solamente uno de sus últimos seis encuentros, pero a pesar de su mala racha Carlo Ancelotti tiene esperanzas en su plantilla y decidió poner en el once titular al colombiano James Rodríguez.

Los hombres de Carlo Ancelotti lograron una merecida victoria por 1-0 contra el Tottenham cuando el Everton visitó Londres en septiembre, y los blues salieron airosos de un emocionante encuentro de nueve goles cuando recibieron a los Spurs en una vibrante eliminatoria de la Copa de la FA en febrero.

Respecto a las lesiones los dos conjuntos traen bajas a sus espaldas, por parte del Everton Yerry Mina, Abdoulaye Doucoure, Fabian Delph y Bernard están descartados, mientras que en el Tottenham solo tiene dos bajas en sus laterales, Ben Davies y Matt Doherty.

Ocasiones, goles y más goles

Comenzaba el partido tras el minuto de silencio y el homenaje a las víctimas del racismo ya tan habituales. El intercambio de ocasiones y la potencia con la que iniciaron el partido los dos cuadros era la carta de presentación de ambos conjuntos. En cambio las jugadas con más peligro eran cerca del área del campeón mundial Hugo Lloris en los primeros 10 minutos.

En los primeros 20 minutos la dinámica del partido era la contención del Tottenham y los ataques por los costados de los azulones. La desesperación de Mourinho aumentaba cuando Richarlison estuvo a punto de anotar el primer gol, pero el guardameta internacional por Francia se estiró y paró la bola a mano cambiada.

Gylfi Sigurðsson celebrando uno de sus dos tantos / Foto: Everton
Gylfi Sigurðsson celebrando uno de sus dos tantos / Foto: Everton

Corría el minuto 26 y un error en la defensa permitió el remate de Harry Kane con la zurda que mató el balón con una espectacular volea, se abría el marcador y los visitantes comenzaban ganando el partido.

Poco después llegaba la oportunidad para el Everton, Sergio Reguilón golpeó por detrás a James Rodríguez y el colegiado acabó señalando penalti que finalmente fue convertido por el islandés Gylfi Sigurðsson. La réplica llegaba solamente 4 minutos después de que los visitantes se adelantaran con el gol de Kane.

Pitido final de la primera mitad y se llegaba al descanso con tablas en el marcador, conforme pasaban los últimos minutos de la primera mitad los spurs iban perdiendo terreno y Richarlison y James lideraban al Everton con llegadas que espeluznaban a la zaga blanca. A pesar de eso no consiguieron el gol en más ocasiones que en el penalti.

Kane el salvavidas del Tottenham

El inicio de la segunda mitad tuvo un ambiente totalmente distinto, el Tottenham controlaba con certeza el encuentro, incluso tuvo varias oportunidades que fueron repelidas por el guardameta local, Jordan Pickford.

Son perseguido por Keane / Foto: Tottenham
Son perseguido por Keane / Foto: Tottenham

Un contraataque del Everton hizo posible la llegada del segundo gol que era anotado por Richarlison, pero  poco después fue anulado por posición antirreglamentaria. Pero solamente pasó un minuto y de nuevo el islandés Gylfi Sigurðsson anotaba el segundo gol que ponía al Everton por delante. Un gran pase del recién ingresado Coleman fue suficiente par que el volante islandés empujase la bola al fondo de la red.

El Tottenham intentaba reaccionar rápidamente con la entrada de Lucas Moura y Erik lamela. Esta situación no beneficiaba para nada al luso Mourinho que ponía cara de preocupación. Pero le iba a poner un toque de calma de nuevo el 10 de los spurs, Harry Kane mandaba a guardar la pelota con un golpe seco que acabó en la escuadra de la portería.

Los últimos 20 minutos del encuentro no defraudaron y dejaron intensidad y llegadas en los dos campos, pero sobre todo en la portería de los visitantes. En el último minuto el Tottenham recibió la peor de las noticias, Harry Kane tuvo que retirarse lesionado.

Finalmente el partido acabo con un justo empate que deja todo exactamente como al principio, ahora el Liverpool tendrá la oportunidad de ganar distancia a estos dos equipos si consigue ganar su partido contra el Leeds de Bielsa el próximo lunes.

VAVEL Logo