El clásico rompe
los sueños
Foto: Liga Portugal

Día de clásico en el Estádio da Luz. Las águilas frente a los “dragões” en una lucha intensa por el segundo puesto y el acceso directo a la Champions del año que viene. El equipo de Sérgio Conceição llegó a este encuentro con 4 puntos de ventaja sobre el Benfica y 9 puntos menos que el líder Sporting. Los portistas necesitaban la victoria para seguir soñando con el título. El equipo local solo podía ganar para seguir luchando por quedar como segundo colocado.

El técnico Sérgio Conceição pudo estar en el banquillo, pero no pudo contar con Corona para el encuentro. Luis Díaz fue su sustituto. Jorge Jesus volvió a apostar por la defensa de 3 centrales, con el regresado Otamendi. Weigl también regresó de suspensión y formó dupla de centrocampistas con Pizzi.

El partido fue muy dividido, sin ningún de los equipos lograr tener una iniciativa clara de juego o muchas ocasiones de gol. A los 8 minutos, Vertonghen y Marega disputaron un balón por el suelo dentro del área del Benfica y se pidió penalti. El VAR dijo que siguiera el juego. El Oporto buscaba crear superioridad por la banda derecha con Marega apareciendo en la espalda de los defensas, las incorporaciones ofensivas de Manafá y el apoyo de Otávio. Aún así no lograron crear muchas ocasiones de peligro.

A los 23 minutos el Benfica logró saltar la presión del rival y el balón llegó a Everton. El brasileño se fue de dos y luego un rechazo sobró para Pizzi que la devolvió al extremo que encaró Marchesin y remató al palo más corto para poner el 1-0. El portero pensaba que el balón iba al otro lado y dejó mucho espacio descubierto en la portería. Se adelantaba el Benfica tras una buena jugada de Everton.

El Oporto reaccionó y tuvo más balón. Luis Díaz apareció bien por la banda izquierda, llevándose el balón para posiciones interiores y generando peligro. En una de esas ocasiones, un remate bloqueado por la defensa el Benfica sobró para Marega que remató de cabeza al palo. Después el árbitro terminó señalando fuera de juego.

En el último minuto del primer tiempo Rafa fue lanzado en carrera y ganó la frente a Mbemba. El zaguero del Oporto agarró Rafa por el brazo y el delantero cayó dentro del área. El árbitro del encuentro pitó penalti, pero terminó revirtiendo la decisión después del VAR considerar posición adelantada de Rafa en el inicio de la jugada. 1-0 para el Benfica en la entrada del descanso.

El Oporto entró para el segundo tiempo buscando la igualdad, con más balón y más iniciativas de juego. Marega tuvo espacio y probó un remate fuerte, pero Helton Leite estuvo bien y paró el tiro del delantero portista. El Benfica empezó a buscar espacios para salir rápido a la contra y logró algunas salidas peligrosas pero terminando mal las jugadas. A los 55 minutos, buena jugada de Diogo Gonçalves por la banda derecha. El lateral se metió en el área y fue derribado por Zaidu. Pitado el penalti, el árbitro fue llamado al VAR para revisar la jugada y terminó revirtiendo otra vez su decisión. Segundo penalti revertido para infelicidad del Benfica.

A los 63 minutos, Rafa se aproximaba con peligro al área contraria y sufrió una dura entrada de Pepe con los dos pies plantados. Los jugadores del Benfica pedían roja, pero el zaguero solo ha visto la amarilla. El equipo de Sérgio Conceição llegó al empate en el 74. João Mário, que había terminado de entrar, apareció por la derecha y puso un centro por abajo que Uribe aprovechó para rematar fuerte para la portería. Buena jugada el Oporto y algunas fallas en la defensa del las águilas. Todo empatado para los últimos 15 minutos.

Poco después, Seferovic recibió un balón de espaldas y sufrió un pisón de Pepe. Se pidió la segunda amarilla para el portugués pero el árbitro no la enseñó. Ya en los últimos minutos, Taarabt arrancó por la zona central y se llevó el balón hasta la frontal del área para pegarle fuerte. Marchesín se aplicó para defender el balón y este se fue al larguero. El Benfica insistía en las contras e en el 93, Darwin se llevó el balón por la derecha y lo dejó para Diogo Gonçalves que tocó de primeras para Pizzi. El capitán remató por abajo para poner el 2-1 en el último instante. Celebración en el banquillo del Benfica pero el VAR anuló el gol por posición adelantada de Darwin en el inicio de la jugada.

Al final terminó el clásico con empate. El Benfica se queda a 4 puntos del segundo puesto y el Oporto a 8 del Sporting que puede celebrar el título ya en la próxima jornada.

VAVEL Logo