El Chelsea posterga la fiesta del City
Como local, el City no perdía ante equipos londinenses desde el 2018. Foto: Premier League

Por la jornada 35, el Chelsea venció 2-1 al Manchester City y evitó que los Citizens levantaran, este sábado, su segunda Premier League desde la llegada de Pep Guardiola.

Los dirigidos por el español salieron al campo con un 3-3-3-1. El técnico decidió darle descanso a varios futbolistas que jugaron ante el PSG por la Champions League. Solo Ederson y Dias se mantuvieron en el once inicial.

El equipo visitante utilizó un 3-1-4-2, buscando dominar el balón y ejercer una presión alta en ataque. Tuchel prefirió, también, que algunos jugadores comenzaran en el banquillo: Jorginho, Havertz, Mount, Thiago Silva y Chilwell.

  • Los Citizens lograron destrabar el camino cerca del descanso

El City comenzó presionando al Chelsea en lo alto del campo y les dificultaban que la salida desde atrás. La posesión era dominada por el local, en su totalidad y no concedía espacios.

A pesar de tener el balón, los Citizens no lograban dañar en el último tercio y disparaban desde afuera del área. La defensa visitante se mantenía segura y obstaculizaba los espacios.

Con el correr de los minutos, los Blues pudieron cesar con la presión de su rival y empezaron a acercarse al arco custodiado por Ederson, cuando movían el balón de forma rápida. El encuentro tenía protagonismo en el mediocampo.

Gilmour en acción. Foto: PL

No obstante, el City volvía a recuperar su buen rendimiento y evitaba que el visitante pudiera salir de su propia mitad. Sin embargo, sus atacantes no lograban desequilibrar e incomodar a la defensa rival.

El dominio de la posesión era propiedad de los Sky Blues, que no encontraban entre líneas a los futbolistas ofensivos. Los visitantes respondían mediante el contraataque y pudieron anotar a través de Werner, pero el árbitro anuló el gol tras un fuera de juego.

Sobre el final de la primera parte, el equipo local mantenía la presión y encontraba espacios en el sector izquierdo. Benjamin Mendy pasaba con más frecuencia al ataque pero estaba impreciso a la hora de enviar un centro o disparar a la portería.

A los 44 minutos, el City abriría el marcador. Gabriel Jesús aprovechó un error de Christensen y se plantó en el área. El brasileño quiso cederle el gol a Agüero y tuvo que llegar Sterling para enmendar el disparo defectuoso del delantero argentino y marcar el primero.

El inglés se convirtió en uno de los 30 máximos goleadores en la historia de la Premier League. Foto: PL

En la última jugada previa al entretiempo, Gilmour barrió a Jesús tras su disparo y el árbitro sancionó penal para el equipo de Guardiola. El Kun Agüero picó el balón a lo Panelka, pero Mendy leyó perfecto el lanzamiento y lo contuvo

  • El Chelsea cambiaría su imagen en el complemento

Los Ctitizens comenzaron la segunda parte con el dominio del balón y obligando, nuevamente, a que su rival retrocediera. Los Blues no lograban incomodar a su rival a través de Werner y Ziyech.

El encuentro volvía a ser batallado. Ambos equipos buscaban imponer su juego. El City se mostraba paciente, su defensa no buscaba arriesgarse y despejaba el peligro sin salir jugando desde abajo.

A los 63 minutos, el Chelsea igualaría el maracador. Azpilicueta pasó al ataque y asistió a Ziyech, que soltó un disparo raso y ajustado al palo izquierdo del arco comandado por Ederson.

Ziyech había anotado su último gol por Premier en octubre ante el Burnley. Foto: PL

Tras el empate, los visitantes se soltaron en el campo. El conjunto local proponía un juego paciente, pero se empezaba a quedar sin ideas.

El equipo londinense llegaba al área contraria con más frecuencia. Reece James lanzó un gran centro que no pudo llegar a rozar Werner en el segundo palo. Los dirigidos por Guardiola sufrían el partido.

Sobre el final del encuentro, los Sky Blues buscan desesperadamente el gol que les diera el título. Su rival aprovechaba los espacios, para generar peligro mediante el contraataque. El fuera de juego fue un gran aliado para el local, y evitó en dos oportunidades que el equipo de Tuchel se llevara la victoria.

Sin embargo, en la última jugada del partido, los Blues encontrarían el gol del triunfo. Werner se sacó de encima a los defensores rivales y le cedió el balón a Marcos Alonso, que batió a Ederson.

Al City se le escapó un partido inexplicable. Los Citizens suman su segunda derrota consecutiva en condición de local y deberán esperar al domingo que jugará el colista de la Premier League, el United. El Chelsea logró una victoria clave que los acerca a clasificar a la próxima edición de la Champions League. Tuchel todavía no ha conocido la derrota en condición de visitante.

VAVEL Logo