¡El Leicester City vuelve a la gloria!
Ambos equipos se enfrentaron por segunda vez en una instancia definitoria. Foto: FA Cup

El Leicester City venció 1-0 al Chelsea y se coronó campeón por primera vez en su historia de la FA Cup. El equipo vuelve a alcanzar la gloria de la mano de Brendan Rodgers, luego de la sorpresiva Premier League conseguida con Claudio Ranieri en el banquillo.

El equipo de Tuchel habían alcanzado la final venciendo plácidamente a todos sus rivales, sin necesidad de disputar una prórroga. Para este encuentro, alineó un 3-4-2-1 con cinco modificaciones, respecto a la derrota ante el Arsenal. Werner, Kanté, Rüdiger, Alonso y Ziyech regresaron al once inicial.

Los dirigidos por Rodgers tuvieron un camino similar hasta alcanzar la instancia decisiva de la competición y llegaron con confianza tras vencer al Manchester United en Old Trafford. Los Foxes utilizaron un 3-4-1-2 en el campo. El técnico norirlandés contó con el regreso de Evans a la titularidad, que reemplazó a Albrighton.

  • La disputa predominó durante la primera parte

El Chelsea llevaba la iniciativa en los primeros minutos del encuentro, mientras que el Leicester se mantenía sólido en su campo y apostaba a los balones largos en busca de Vardy e Iheanacho.

La posesión era totalmente de los Blues, aunque los Foxes lograban llegar con más profundidad. A través de un tiro libre, el equipo de Rodgers pudo abrir el marcador pero Evans no pudo conectar el balón correctamente con la cabeza.

El equipo londinense tuvo una clara situación para convertir. Mount probó suerte desde afuera del área y el balón fue interceptado por Söyüncü que lo desvió al córner. El Leicester comenzaba a verse incomodado por un rival que cada vez atacaba con mayor peligrosidad.

Mount no encontró la forma de desequilibrar a la defensa rival en la primera parte. Foto: FA Cup

Sobre la media hora de partido, un balón colgado por Thiago Silva lo esperó Azpilicueta solo en el segundo palo, pero Werner lo tocó y evitó que el español pudiese rematar a la portería.

Los Foxes se cerraban bien en su campo e impedían que el Chelsea pudiese lastimar en el último tercio. Fofana y Söyüncü hacían un gran labor y anularon a los atacantes rivales, que se mostraban frustrados y cometían faltas infantiles que el árbitro sancionaba con tarjetas amarillas.

  • Un 'bombazo' de Tielemans destrabó el complemento

La segunda parte comenzó, también, con el Chelsea buscando ser protagonista en el campo. Los Foxes intentaban lastimar, sin éxito, a través del sector derecho con Tielemans como encargado de la conducción del balón.

El equipo de Rodgers se apoderaba de la posesión y llegaba con mayor facilidad a la portería custodiada por Kepa. Aunque, ningún equipo conseguía generar peligro entre los tres palos.

Sin embargo, a los 63 minutos, el Leicester abriría el marcador. Una mala salida del equipo londinense fue interceptada por Thomas, que le cedió el balón a Tielemans. El belga se acomodó y disparó desde afuera del área batiendo a Kepa.

Los Foxes no anotaban un gol en una final de FA Cup desde 1963. Foto: FA Cup

Tuchel movió rápido las piezas y decidió que ingresaran Pulisic y Havertz para atacar con más futbolistas en busca del empate. El Chelsea lograba encerrar a su rival, pero no encontraba la manera de rematar a puerta.

A los 79 minutos, Schmeichel se convertía en el salvador de su equipo. Un cabezazo picado de Chilwell es desviado, con las puntas de los dedos, por el arquero danés. Los Foxes se decidían a jugar de contraataque y Rodgers introducía cambios defensivos para preservar la ventaja.

En los últimos minutos, los Blues eran dueños de la posesión del balón y contarían con una nueva situación de gol. Un disparo peligrosísimo de Mount sería despejado al córner, de manera heroica, por Schmeichel.

Sobre los 89 minutos, Chilwell anotaba un agónico gol que llevaba a su equipo a la prórroga. No obstante, el árbitro lo anuló a instancias del VAR porque había un fuera de juego en el inicio de la jugada. El equipo londinense se vio repercutido por esta acción y no pudo generar más peligro.

Tras cinco finales perdidas, el Leicester levantará el trofeo de la FA Cup. La llegada de Rodgers al banquillo transformó a un equipo  hundido futbolísticamente tras la salida de Ranieri. El Chelsea no logró ganar la primera final que disputó en la temporada. Tuchel tiene la oportunidad a fines de mayo de vencer al Manchester City y obtener una nueva Champions League para el cuadro londinense.

VAVEL Logo