En el final, Colombia amargó a la Argentina
Messi tuvo una noche negra contra Ospina | Foto: Argentina

La previa se pintaba con los interrogantes que irradia la situación política y social que atraviesa Colombia, con 10.000 espectadores en las gradas pero casi 5.000 policías para vigilar cualquier intento de sabotear el normal desarrollo del partido.

A solo dos minutos de comenzado el encuentro, un tiro libre le permitió a Argentina abrir el marcador, con un centro perfecto de Messi a la cabeza de Romero, quien sacó provecho de toda su estatura para rematar bien lejos del alcance de David Ospina. Los balones aéreos eran la gran preocupación de Argentina en la previa, y curiosamente abrió el partido por esa vía.

Con la ventaja a su favor y lejos de conformarse, los de Scolani continuaron presionando a una defensa colombiana que se veía sumamente endeble. Fue así que, luego de un córner y pocos minutos después del primer gol, una serie de rebotes dejaron a Leandro Paredes mano a mano con Ospina, definiendo el volante argentino con mucha categoría para el 2-0.

Leandro Paredes y un gol que ilusionaba a Argentina | Foto: Argentina
Leandro Paredes y un gol que ilusionaba a Argentina | Foto: Argentina

Tras el segundo gol rival, Colombia logró recuperar la posesión y comenzó a buscar conexiones por los laterales, especialmente a Juan Cuadrado, quizás el jugador más desequilibrante del equipo colombiano. El volante de Juventus se cerraba constantemente, obligando a Marcos Acuña a seguirlo y abriendo un hueco por derecha.

Pasado el cuarto de hora, el partido se abrió un poco más para ambos equipos, con Colombia debiendo salir a conseguir imperiosamente el descuento, pero Argentina salía rápidamente de contragolpe con la conexión izquierda entre Giovanni Lo Celso y Marcos Acuña.

Cerca de la media hora, un contragolpe rápido de Lo Celso encontró a Lautaro Martínez, quien definió con un bombazo que encontró bien parado a Ospina. Consciente ya de la problemática que estaba teniendo su equipo, Reinaldo Rueda decidió realizar una sustitución a los 30' del primer tiempo, ingresando Luis Muriel en reemplazo de Lerma.

La polémica se desató llegando al final de la primera etapa, cuando Yerry Mina chocó alevosamente en el aire a Emiliano Martínez, cuando el portero ya tenía el balón entre sus manos. El jugador del Aston Villa golpeó su cabeza al caer y debió ser sustituido, ingresando Agustín Marchesín en su lugar.

Marchesín tuvo que reemplazar a Emiliano Martínez | Foto: Conmebol
Marchesín tuvo que reemplazar a Emiliano Martínez | Foto: Conmebol

Para el complemento, Rueda envió a Edwin Cardona, Miguel Borja y Wilmar Barrios para darle otro envión a Colombia, sustituciones que tuvieron efecto inmediato, ya que en los primeros instantes, el árbitro Tobar sancionó penalti por infracción de Otamendi, que Muriel cambió por gol. Gracias a ese descuento, el público volvió a confiar en su equipo y comenzó a animar para buscar el empate.

Scaloni, por su parte, respondió quitando a Lo Celso para el ingreso de Exequiel Palacios, buscando un equilibrio en el mediocampo y más sacrificio en defensa. Los minutos pasaron y pasaron, pero el partido sucumbió ante la ineficacia de Colombia y un Argentina que pensó mucho más en cuidar su portería que en atacar la rival.

En ese letargo, apareció Messi en esporádicas ocasiones para hacer temblar a los aficionados colombianos, primero con un tiro libre que tapó magistralmente Ospina, y luego una gran asistencia a Nicolás González, en la que también intervino el portero.

Colombia no apretaba en los minutos finales y Argentina encontró una jugada que acabó en un remate a quemarropa de Messi y otra intervención estupenda de Ospina, figura absoluta del conjunto colombiano.

Pasó el segundo tiempo, Colombia no se animaba a ahogar a Argentina y se dirigía tímidamente a buscar un empate que llegó en el instante final. Centro de Cuadrado desde la derecha y apareció Borja, quien está disfrutando de una gran temporada en Junior de Barranquilla, y en la última bola de la noche le dio el milagro a los colombianos.

Con el reparto de puntos, Argentina llegó a las 12 unidades y escolta a Brasil, que lidera la tabla de Eliminatorias Sudamericanas, esperando el debut del próximo 14 de junio en la Copa América, frente a Chile. Por su parte, Colombia hará lo propio un día antes, enfrentando a Ecuador.

VAVEL Logo