Italia comienza con goleada su camino hacia la Eurocopa
El combinado Azzurri nunca había marcado 3 goles en un encuentro de Eurocopa / Foto: UEFA

Por la primera jornada del Grupo A, Italia goleó 3-0 a Turquía e inauguró con éxito la 16ª edición de la Eurocopa. Una versión arrolladora de los italianos en el complemento sentenció un encuentro que solo tuvo un dominador.

El combinado de Şenol Güneş salió al campo con un 4-1-4-1, con la intención de tener mayores probabilidades de aprovechar los espacios al jugar al contraataque. El técnico pudo contar con Söyüncü, Yılmaz y Çalhanoğlu, indispensables para el armado del equipo.

La Selección Italiana utilizó su clásico 4-3-3. Mancini sorprendió con una única modificación, respecto al partido frente a República Checa: Berardi, figura en la última temporada, por Federico Chiesa. El jugador del Sassuolo acompañó en el ataque a Insigne y a Immobile.

El gobierno italiano ha decidido que el mítico estadio Olímpico, donde se disputó este encuentro, pueda llenarse al 25% de su capacidad para los cuatro juegos que albergará con un máximo de 15.948 espectadores.

El estadio Olímpico tomando color en la previa / Foto: Twitter
  • El cerrojo Otomano dificultó a los italianos en la primera parte

Los italianos arrancaron mejor durante los primeros minutos. Tenían la posesión e buscaban el protagonismo en el campo. Los turcos se mostraban firmes en defensa y evitaban que su rival avanzara con comodidad.

A los 3 minutos, llegaría la primera ocasión de peligro para el combinado de Mancini. Florenzi se esforzó para llegar hasta línea de fondo, rescatando un balón largo, y lo sirvió hacia atrás para el disparo de Immobile, que le pegó mordido.

Turquía apostaba al balón en largo buscando al capitán Yılmaz y cerraba bien los espacios, por lo que Italia no encontraba la manera de dañar en el último tercio. El contraataque no le estaba dando resultados a los Otomanos ante la falta de jugadores en ataque.

Donnarumma fue un espectador más en la primera parte / Foto: UEFA

La Selección Italiana comenzaría a probar suerte desde afuera del área, ante la firmeza defensiva del combinado turco. Insigne tendría una buena oportunidad tras una buena jugada colectiva, pero su disparo no tuvo la rosca suficiente para complicar al portero rival.

Sobre los 23, el combinado Azzurri tendría una nueva chance de gol. Un espléndido centro de Insigne es conectado por Chiellini que obligó a Çakır a sacar la mano para despejar el balón al córner. La defensa turca empezaba a cometer errores que su rival buscaba aprovechar.

Çakır despejando el potente cabezazo de Chiellini / Foto: UEFA

La falta de eficacia perjudicaba a los italianos que se veían absolutamente superiores en el campo, sobre todo en el sector derecho. A los 33 minutos, un cabezazo forzado de Immobile se marchó afuera por unos centímetros.

A Turquía le duraba poco el balón. La presión de Italia era asfixiante, pero no lograba trenzar circulaciones largas, por lo que comenzaban a desesperarse en los últimos minutos de la primera parte.

  • Italia se destaparía en el complemento

Los Otomanos se animaron a dañar durante los primeros minutos, pero fueron controlados por la defensa italiana. A través de una acción de contragolpe, el ingresado Ünder tuvo el primer disparo para los turcos, pero Donnarumma estuvo atento y atrapó el balón.

En el mejor momento de Turquía, llegaría el gol para la Selección de Italia a los 53 minutos. Una buena llegada de Berardi por la derecha culminó en un centro donde el defensor turco Demiral introdujo el balón en su portería, tras intentar despejarlo.

Demiral lamentándose en el piso tras anotar en su propia puerta / Foto: UEFA

Italia comenzó a desatarse tras abrir el marcador. Un potente disparo de Spinazzola es repelido por Çakir con grandes reflejos. Unos minutos más tarde, Locatelli probó desde afuera, pero el portero despejó el peligro al córner.

No obstante, el ritmo del partido comenzó a decrecer y los Azzurri se aferraban al dominio del balón, ante un rival que no estaba fino ni preciso en el campo. Sobre los 66 minutos, los italianos ampliarían el marcador. Spinazzola disparó al arco, Çakir hizo un paradón, pero el rechace lo cazó Immobile que batió la portería.

Immobile anotó su primer gol en una Eurocopa / Foto: UEFA

El combinado de Mancini se mostraba relajado tras anotar su segundo gol en el encuentro. Por su parte, las escasas salidas hacia el ataque de los Otomanos descomponían su sistema defensivo y le permitían a su rival tener grandes oportunidades de volver a convertir.

Los italianos lastimaban por el sector izquierdo, a través de Spinazzola e Insigne que se enfrentaban ante Çelik que no tenía apoyo de su defensa. A 10 minutos del final, anotarían el tercer gol. Immobile asistió a Insigne que, totalmente solo, le pegó con rosca poniendo el balón en el palo largo lejos del alcance de Çakir.

Insigne marcó su primer gol en una competencia internacional con Italia / Foto: UEFA

Durante los últimos minutos del partido, los turcos bajarían definitivamente los brazos mientras que su rival aprovecharía a realizar cambios pensando en el próximo encuentro. La Selección Italiana contó con más facilidades para lastimar en el último tercio, pero la defensa otomana logró defenderse.

Italia obtuvo una gran victoria que lo deja en su grupo con una buena diferencia de gol. El miércoles enfrentará a Suiza en busca de asegurar su pase a los octavos de final. Por su parte, Turquía nunca estuvo en partido y quedó demostrado en el marcador. La goleada sufrida puede ser perjudicial para su objetivo de estar en la próxima instancia de la Eurocopa. El duelo ante Gales será clave para recuperarse y seguir soñando. 

VAVEL Logo