El rugir del Parken Stadion
Jugadores daneses celebrando su pase a octavos. / Foto DBU Scanpix. 

Dinamarca y Rusia se enfrentaban el tercer partido correspondiente a la fase de grupos para la clasificación a poder jugar los octavos de final de esta atípica UEFA Euro Cup 2020.

Los daneses llegaban muy tocados anímicamente por el caos del primer partido. En el segundo encuentro, Hjulmand, sacó lo mejor de estos chicos, pero se encontraron con la que actualmente es la número uno del continente a lo que a fútbol se refiere, Bélgica.

Dinamarca despertó de ese mal sueño del primer choque, pero los belgas tenían claro que poseen en sus filas calidad suficiente para hacer gol con facilidad. La "Dinamita Roja" jugó un gran partido aunque se quedó sin puntos cayendo derrotada.

Así llegaban a este partido, se lo jugaban todo. El sueño de seguir en el campeonato pasaba sólo con la victoria. Kasper Hjulmand le dio la confianza a los mismos jugadores que jugaron contra Bélgica en el segundo partido de la fase de grupos.

El dominio danés

El optimismo fue grande y la presión alta en el primer cuarto de hora, donde los gritos de los espectadores fueron ensordecedores. Pero las posibilidades no eran tan grandes contra Rusia, que fue relativamente profunda y dejó que Dinamarca dominara.

Los rusos intentaron principalmente sacar provecho de los errores daneses intentando jugar a la contra, y lo lograron después de 17 minutos, donde Golovin apartó a Simon Kjær y envió el primer disparo a gol del partido. Por suerte para los daneses, Kasper Schmeichel despejó el esférico, pero este  fue silbado por su parcialidad debido a su bajo rendimiento bajo palos.

El disparo de Golovin no cambió el marcador, pero algo pasó en la grada. La canción común se quedó en silencio. Era como si  todo el Parken  recordara que esto podría salir mal.

Sueño con el gol de 'Damsinho' a seguir en la Euro

Pasaron algunos minutos antes de que los daneses empezaran a mover el balón con más criterio. Tanto en la grada como en el campo echaban en falta las llegadas de la "Dinamita Roja" , pero Pierre-Emile Højbjerg cambió  el ánimo con un disparo lejano tras la primera media hora de juego.

Diez minutos más tarde, hubo nuevamente un rugir en el Parken al ver como el más joven del tomate mecánico realizaba un shut a lo Laudrup. Mikkel Damsgaard recibió el balón en el medio de la portería y, tras una única jugada en el campo, envió el balón a la red con un toque sutil dejando al portero ruso clavado en el verde. Una maravilla de gol para el más joven de la clase. 20 años.

Damsgaard celebrando su gol. / Foto: DBU Scanpix.
Damsgaard celebrando su gol. / Foto: DBU Scanpix.

El portero ruso ni siquiera logró lanzarse tras el cuero. Así empezó a rugir el Parken Stadion, las banderas  y los vítores de alegría de los danesese se palpaban en el aire. 1-0 para Dinamarca tras un gran gol de Damsgaard, que ha sido bautizado como 'Damsinho' por el seleccionador nacional Hjulmand tras el encuentro.

Dinamarca en el camino a seguir, pero ...

En la segunda parte, el panorama del partido continuó con Dinamarca como el equipo más dominante, y después de un cuarto de hora se pudo ver en el marcador.

Después de correr para salir del fuera de juego, Yussuf Poulsen, que rinde homenaje a su padre fallecido por cancer en cada partido con el nombre de él en su espalda, estaba muy arriba en la mitad del área rusa. Hasta ese momento, Zobnin había pasado por alto por completo a Poulsen cuando envió un balón hacia su portero Safonov.

Poulsen interceptó ese pase y fácilmente pudo patear el balón al arco para hacer el 2-0.

Y. Poulsen junto a Braithwaite en la celebración del 2-0. / Foto: DBU Scanpix.
Y. Poulsen junto a Braithwaite en la celebración del 2-0. / Foto: DBU Scanpix.

Unos minutos más tarde, los vítores volvieron a estallar en el Parken Stadion. La noticia de un gol  de Bélgica  contra Finlandia comenzó a fluir por las gradas, y lo mejor, que con este resultado Dinamarca se posicionaba como segunda de grupo. Pero la alegría duró poco, Rusia recibió un penalti a favor en un derribo no muy claro que acabó en el gol de Dzyuba. Además, en el mismo momento se anulaba el primer gol de Bélgica, con el recorte en el marcador de Rusia se pasaron cinco minutos horribles.

Pero al igual que en la primera mitad, los daneses se sacudieron el susto y se pusieron a trabajar creando un fútbol directo con llegadas frecuentes teniendo a Rusia en su propio campo todo el tiempo.

Bélgica consiguió adelantarse en el segundo partido de la fase de grupos y diez minutos antes del final, Andreas Christensen metió el balón en la portería de Rusia del Parken Stadion como un misil. Así, se hacía el 3-1 para la Dinamita Roja. Los miles de aficionados no se creían el resultado tan diferenciado festejando la continuidad de los daneses en esta Eurocopa.

El jugador del Chelsea marcó su segundo gol para Dinamarca al golpear el balón tras varias devoluciones en el campo. Excelente final cuando Joakim Mæhle dos minutos más tarde, llevó a Dinamarca a 4-1 en una jugada personal por la izquierda llegando hasta la cocina, la alegría nunca terminaría para los daneses que rindieron un homenaje hecho en victoria para su compañero Christian Eriksen. El Parken Stadion empezó a rugir de manera interminable y nadie quería abandonar el estadio.

Aficionados daneses celebrando el triunfo de Dinamarca./ Foto: Ritzau Scanpix
Aficionados daneses celebrando el triunfo de Dinamarca./ Foto: Ritzau Scanpix

Al mismo tiempo, Bélgica había ganado 2-0 a Finlandia, y con esos resultados, Dinamarca se posicionó como el número dos del Grupo B.

Dinamarca se merecía ganar desde el minuto uno de partido. El juego desplegado por los daneses fue superior al de los rusos durante los 93 minutos del encuentro. De esta manera, Dinamarca rinde un homenaje a su jugador estrella, Eriksen, deseándole una pronta recuperación y pasan a jugar los octavos de final el 26 de junio. Gales, que terminó segundo en el Grupo A, jugará el partido en Ámsterdam contra la Dinamita Roja el 26 de junio a las 18 horas

Ficha Técnica:

Rusia:   Safonov, Dzhikiya, Diveev, Kudtyashov ( Karavaev min. 82); Zobnin y Ozdoev (Sobolev min. 62); M. Fernández, Miranchuk ( Zhemaletdinov min. 62), Golovin y Kuzyaev (Mukhin min. 82) ; Dzyuba

Dinamarca:  Schmeichel; Wass ( Stryger min. 62) , Vestergaard, Christensen, Kjaer y Maehle; Delaney ( Cornelius min. 85) y Hojberg; Braithwaite (Jensen min. 85) , Damsgaard ( Norgaard min. 82)  y Poulsen (  Dolberg min. 62).

Árbitro: Amonestó con cartulina amarilla a Kudryashov ( min. 28), Delaney ( min. 56), Diveev ( min. 75)

Goles: 0-1( Damsgaard min. 38), 0-2 (Y. Poulsen min.59), 1-2 (Dzyuba min. 70), 1-3 (Christensen min. 80), 1-4 (Maehle min. 82)

VAVEL Logo