Análisis post: Benzema y Cristiano ponen el gol
Benzema y Cristiano se reencontraron en el césped de Budapest / FOTO: UEFA

Las dos vigentes campeonas de Europa y del mundo se vieron las caras en un partido intenso y táctico marcado por el suspense que arrojaba el desenlace del grupo de la muerte. Hungría resistió el asedio alemán hasta el minuto 84, situación que dejaba a Portugal como segunda con el empate y como primera con la victoria, pero Alemania sacó su casta para salvar la catástrofe. El tercer puesto de los lusos los arroja a un duelo mayúsculo donde Bélgica medirá la magnitud de su fuerza.

Construir además de destruir

Fernando Santos rompió el doble pivote de William Carvalho y Danilo Pereira para colocar un 4-1-4-1 con Moutinho y Renato Sanches como interiores. Portugal agradeció el viraje hacia la conservación de pelota y el equilibrio en medio campo, haciéndose fuerte en el círculo central para bloquear los ataques de Francia. Los galos buscaban verticalizar sus ataques a través de Mbappé, y aunque lo lograse, Pepe salía a proteger a Semedo. Portugal defendía lejos del área, planteando un escenario arriesgado en el que se impuso por la entereza de su planteamiento.

Los lusos congestionaron el medio campo para interrumpir las combinaciones galas. Sin profundidad y por acumulación, Francia no logró generar prácticamente peligro a una Portugal acomodada con balón que vivía sus mejores minutos de la EURO 2020. El argumento ofensivo implicaba a centrocampistas y extremos llegando desde segunda línea (Renato, Moutinho), estirando el campo (Bernardo, Semedo, Diogo Jota) y apoyándose en Cristiano Ronaldo para hilar jugadas. La interrelación de las piezas hizo que el equipo atacase siempre con criterio.

Renato Sanches aportó trabajo al centro del campo / FOTO: UEFA
Renato Sanches aportó trabajo al centro del campo / FOTO: UEFA

Renato Sanches reprodujo las buenas sensaciones frente a Hungría y Alemania con un rol exigente por la cantidad de funciones que demandaba. Móvil, abarcando campo, arrastrando marcas, ganando duelos, conduciendo y marcando los tiempos. No le pesó la atmósfera, sino que la utilizó para demostrar a Fernando Santos como Portugal ha de construir además de destruir.

Pogba pone a Francia en el área

Didier Deschamps apostó de inicio por un 4-2-3-1 en ataque que se convertía en un 4-4-2 en defensa con Tolisso en derecha y Kanté-Pogba en el doble pivote. Tras el gatillazo contra Hungría, el seleccionador francés trató de evitar otro partido en el que no pudiese atacar con espacios dejando proponer a Portugal. Francia buscaba verticalizar sus ataques de forma atropellada con un balón al espacio a la carrera de Mbappé. Las irrupciones de Kylian fueron a cuenta gotas y sin que Lucas y Koundé aportasen profundidad, el juego quedó varado por dentro. Tolisso no ayudó a aclarar ni atacar, siendo el carril diestro un páramo para Francia y una facilidad para Portugal.

Mbappé no pudo lucir / FOTO: UEFA
Mbappé no pudo lucir / FOTO: UEFA

Dechamps dio entrada en el descanso a Digne para dar profundidad al carril zurdo, pero su lesión escasos minutos después de entrar, obligó al seleccionador a parchear la zona con Rabiot. Tras verse superados en el primer tiempo, Les Bleus fueron más proactivos y agresivos, dando peso al medio campo con la inclusión de Rabiot y amplitud con Coman. Francia pudo correr, lo que dio alas a Griezmann y Benzema para aparecer entre líneas. Karim puso en el marcador los dos goles de Francia, pero su contribución sigue estando lejos de lo esperado, porque otra vez, la figura que hizo jugar fue Paul Pogba. 

Pogba fue el faro creativo de Francia / FOTO: UEFA
Pogba fue el faro creativo de Francia / FOTO: UEFA

El futbolista del Manchester United se hizo con el mando del medio campo para cortocircuitar la presión lusa y activar a los delanteros. Desde el doble pivote gestionó los ataques, haciendo del pase vertical el arma arrojadiza para que el compañero reciba en ventaja y con posibilidades. Puso a correr a Mbappé (en uno de los lanzamientos llegó el penalti del 1-1), conectó con Benzema (asistencia del 2-1) y dejó aproximaciones al área (disparo al palo). Pogba apareció a cuenta gotas, pero fue el factor diferencial para simplificar las llegadas al área con un "simple" envío largo. 

Cristiano, romperécords

CR7 no descansa en su persecución de récords. Su doblete le sirvió para igualar la marca de Ali Daei como máximo goleador de selecciones (109 goles). El delantero de la Juventus puso a Portugal en octavos desde el punto de penalti, disciplina en la que sigue siendo infalible, pero también contribuyó a que el ataque luso fuese dinámico. Sus movimientos por el frente sacaban a centrales, despejaban espacios y servían como apoyo para sus escoltas. Estuvo muy activo en la generación y su olfato le llevó a encontrar en Koundé la debilidad para el 2-2. 

Cristiano se hizo determinante desde el punto de penalti / FOTO: UEFA
Cristiano se hizo determinante desde el punto de penalti / FOTO: UEFA

El partido estuvo marcado por el punto de penalti, desde donde Benzema marcó el suyo en una decisión controvertida de Mateu Lahoz, pero tras lo acontecido en Múnich, Francia y Portugal dejaron morir el partido firmando un pacto de no agresión, sabedoras de que a las dos les valía el empate para sellar su clasificación. 

VAVEL Logo