Previa Países Bajos – República Checa: ganar o decir adiós
Fotomontaje: VAVEL

Tras terminar la fase de grupos llega el momento de guardar las calculadoras y comprobar el verdadero potencial de las selecciones con la ronda del KO. Si pierdes te vas. No hay lugar para la duda, no se pueden guardar las armas en los banquillos, no hay tiempo de especular con rotaciones y menos aún de dar un balón por perdido. Ya lo ha avisado el exdelantero de la Orange Ruud Van Nistelrooy: “En la fase de grupos tienes más momentos en los que puedes cometer un error. Pero ahora en los octavos es un tipo diferente de presión. Es todo o nada”.

Por todos es sabido que Países Bajos tuvo en bajón en su rendimiento desde el Mundial de 2014 en el que quedaron terceros. No participaron en la Euro de 2016 ni en el Mundial de 2018, y la última vez que llegaron a cuartos del torneo del viejo continente fue en el año 2008. República Checa, por su parte, no hizo un gran papel en la última Euro, por lo que buscará repetir la hazaña de 2012, consiguiendo llegar a cuartos. Ambas selecciones desean volver a ser lo que fueron años atrás y tras casi una década quieren volver a ilusionar a sus aficionados.

No hay enfrentamiento fácil en los octavos de final de la Eurocopa y, aunque parezca que Países Bajos llega en mejor momento que los checos, cualquier equipo puede meter el miedo en el cuerpo de las favoritas.

  • Países Bajos: Una nueva generación

Los neerlandeses jugarán en Budapest después de alzarse como primeros de grupos y ganar los tres partidos de su grupo a Ucrania (3-2), Austria (2-0) y Macedonia del Norte (0-3).

La Orange ha demostrado un gran potencial en la primera fase de la Euro y ha ganado puntos en la tabla de favoritos para conseguir el título. Con Frank de Boer al mando, la selección ha logrado con sus resultados apartar a los fantasmas que la rodeaban, demostrando tener uno de los mejores juegos en lo que va de torneo.

Es difícil elegir al mejor de este equipo y muchos de ellos están incluidos en el mejor once de la fase de grupos. Wijnaldum, De Ligt, De Jong, Dumfries y Depay, aportan cada uno una chispa necesaria para que la maquinaria de una nueva Naranja Mecánica rejuvenecida vuelva a hacer soñar a los tulipanes campeones de Europa.

Frank de Boer cambió el sistema tradicional del combinado neerlandés para dar paso al 5-3-2, una táctica basada en una sólida defensa, con carrileros veloces que se suman arriba para hacer de cada ataque un auténtico asedio a la portería rival. El sistema de juego funciona y, de momento, ha servido para poner a Países Bajos como la selección más goleadora, con dos partidos sin encajar goles, e invicto en la Eurocopa.

  • República Checa: Volver al comienzo

Chequia llegó a la Euro encuadrada en el grupo junto a Inglaterra, Croacia y Escocia. En sus tres partidos ha conseguido cosechar una victoria, un empate y una derrota, con los que ha sumado 4 puntos que bien le habrían valido para ser segundos, aunque la diferencia de goles con Croacia les dejo en tercera posición.

La República Checa ha participado en seis ediciones consecutivas de la Eurocopa. Logró su mejor posición 96, cuando quedaron subcampeones; curiosamente en el mismo estadio donde 25 años después pueden volver a disputar una final, Wembley. 

La selección dirigida por Jaroslav Silhavy no tiene grandes estrellas y se centra en el juego de equipo, aunque por nivel destacan Soucek y Schick. El centrocampista es el encargado de mover el juego de su equipo, mientras que Shick es la referencia en ataque y máximo goleador de la selección en la fase de grupos. Su sistema más utilizado es el 4-2-3-1, basando su juego en una fuerte defensa y rápidas transiciones arriba.

Jugará la eliminatoria sabiendo que no son favoritos para pasar a cuartos, pero teniendo claro que en la eliminatoria del KO puede pasar de todo y cualquier error del rival puede darles la victoria.

  • Ruedas de prensa

De cara al partido frente a República Checa, Frank de Boer reconoció que su selección lo suele pasar mal en estos partidos: "Tradicionalmente siempre lo pasamos mal contra los checos. Por tanto, tendremos que estar muy bien este domingo por la noche para ganarles".

Respecto a su selección indicó que "el ambiente en el grupo es excelente. Al principio de la preparación de esta Eurocopa ya indicamos que los propios jugadores también tienen que estar concentrados. Si ven que hay un descuido en alguna parte, tienen que pedirse cuentas unos a otros".

El técnico neerlandés alabó a Patrik Schick: "Es fuerte y rápido, puede marcar goles y protege bien la pelota. Es un delantero muy completo, que además marcó un bonito gol. ¿El mejor gol del torneo? Habrá que ver, pero hay muchas posibilidades".

Una de las noticias para la Orange será jugar frente a más de 60.000 aficionado, algo frente a lo que su entrenador se muestra contento. "No creo que recuerde cómo es jugar ante más de 60 mil aficionados después de tanto tiempo. Estamos muy contentos de que puedan estar aquí de nuevo. Nos hace mucha ilusión", mencionó.

Por su parte, Jaroslav Silhavy, ha indicado que “Países Bajos es un rival extremadamente difícil. Es favorito, pero creo que con el rendimiento de nuestro equipo podemos disgustarlo e incluso sorprenderlo. Tenemos que jugar como un solo equipo. Ser peligrosos".

Sobre su rival afirmó que cuando analizaron su juego, “hemos visto que tuvieron más de treinta oportunidades en los tres partidos de grupos. Debemos defender como un solo equipo, jugar con eficacia. Con el máximo compromiso. De lo contrario, no tenemos ninguna posibilidad de triunfar”.

Respecto al público comentó que "el fútbol se juega para la gente. Después de mucho tiempo, será un gran partido, un gran fútbol, los octavos de final de la Eurocopa con Holanda. Creo que nos afectará positivamente”.
 

  • Cara a cara

Países Bajos y República Checa se vieron por última vez las caras en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016. Mientras que los checos quedaron primeros y se clasificaron, los neerlandeses dieron un gran ‘batacazo’ quedando cuartos y viéndose apeados del torneo. Ambos resultados fueron favorables para la República Checa, por 2-3 y 2-1.

También se vieron las caras en la clasificación para el Mundial de 2006, en la que Países Bajos ganó ambos partidos, 2-0 y 0-2, aunque ambos se clasificaron para disputar el gran campeonato del mundo.

  • Serguéi Karasiov, árbitro del encuentro

El colegiado del enfrentamiento entre Países Bajos y República Checa será el ruso Serguéi Karasiov, acompañado desde la sala VAR por el inglés Stuart Attwell. El árbitro ruso ha dirigido dos encuentros en lo que va de Eurocopa: Italia 3-0 Suiza y Alemania 2-2 Hungría.

  • Estadio Puskás Aréna

El reciento deportivo se encuentra en Budapest (Hungría) y fue terminado a finales de 2019. Posee una capacidad para 67.215 personas, y obtuvo la calificación de 5 estrellas de la FIFA y de la UEFA.

Ha sido la sede de tres partidos del grupo F de la Euro 2020, en los que han jugado Francia, Portugal, Alemania o la propia Hungría. También albergó la final de la Supercopa de Europa de 2020 entre el Bayern de Múnich y el Sevilla.

  • Posibles onces

Países Bajos: Stekelenburg, De Vrij, De Ligt, Blind, Dumfries, Van Aanholt, De Roon, De Jong, Wijnaldum, Malen, Depay.

República Checa: Vaclik, Bořil, Celustka, Kalas, Coufal, Soucek, Holes, Jankto, Darida, Masopust, Schick

VAVEL Logo