Argentina goleó 4-1 a Bolivia y se aseguró el primer puesto en la Zona Sur. Un buen rendimiento colectivo de la Albiceleste que logró ser plasmado en el marcador y le brinda un gran resultado para le evitará enfrentar a Brasil hasta una eventual final.

La Verde salió al campo con un 4-1-4-1 buscando contrarrestar el peso ofensivo de su rival. Farías sorprendió con la decisión de dejar a Moreno Martins en el banquillo. El delantero no se encontraba al 100% para comenzar desde el inicio.

El combinado argentino utilizó su tradicional 4-3-3. Scaloni decidió rotar el equipo por las amonestaciones de algunos jugadores y para darle descanso a otros. A pesar de la acumulación de partidos, Lionel Messi fue titular ya que es un futbolista indispensable para el armado del entrenador.

Esta noche, el rosarino marcó un nuevo récord en su carrera. Llegó a los 148 encuentros vistiendo la camiseta de Argentina, superando a Mascherano (147), lo que lo ubica como el jugador con más presencias en la Selección.

El Arena Pantanal fue el encargado de albergar el encuentro / Foto: CONMEBOL
  • Argentina se adueñó del encuentro en la primera parte

La Albiceleste comenzó siendo el protagonista en el campo, dominando la posesión y obligando a su rival a replegarse. Generarían su primera ocasión que terminaría en una doble atajada de Lampe ante los disparos de Ángel Correa y de Agüero.

Sobre los 6 minutos, Argentina abriría el marcador. Correa le cedió el balón a Messi, que lanzó un espléndido pase para el Papu Gómez. En el área, el jugador del Sevilla disparó de volea y batió al portero boliviano. 

Gran momento del Papu Gómez que anotó en sus últimos dos partidos / Foto: ESPN

Tras el gol, el combinado de Scaloni se mostraba cómodo en campo rival aunque le costaba disparar a la portería. Bolivia buscaba pisar el suelo contrario pero no lograba hacerlo, ya que se le hacía imposible controlar el balón. Los bolivianos se atrevían con una presión adelantada poco efectiva, al faltar su máxima referencia en la delantera. Los argentinos continuaban con la posesión pero se les dificultaba lastimar en el último tercio. Agüero no lograba entrar en juego y el equipo lo sentía en ataque.

La Selección Argentina buscaba realizar, sin éxito, una transición rápida hacia el área rival, pero el ritmo de juego era cada vez más lento y no acompañaba al desarrollo del juego. Sobre los 30 minutos, Bejarano derribó al Papu Gómez y el árbitro no dudó en cobrar penal. El encargado sería Leo Messi que dejó plantado a Lampe para anotar el segundo del combinado argentino.

La Verde se plantaba en el campo e intentaba responder para meterse en el partido. No obstante, cada llegada albiceleste traía un mayor peligro. Sobre el final de la primera mitad, Argentina liquidaría el encuentro. Gran pase de Agüero para Messi que se marchó solo y picó el balón ante la salida de Lampe.

Messi se coloca como el máximo goleador y asistidor de la competición / Foto: CONMEBOL

El Kun Agüero pudo anotar el cuarto gol en los últimos minutos, tras dos buenas ocasiones donde se desquitó de la marca rival. Sus disparos se marcharon muy cerca de la portería custodiada por Lampe.

  • Bolivia se acomodaría en el complemento

El combinado boliviano tuvo el dominio durante los primeros minutos y pretendían atacar por el sector izquierdo sabiendo de la inexperiencia de Montiel en esta clase de encuentros. La Albiceleste se mantenía segura y no concedía espacios en defensa.

Argentina volvía a recuperar el protagonismo en la cancha, merodeaba el área pero no tenía precisión en ataque para lastimar a su adversario. Pudieron ampliar el marcador mediante un rechace de Justiniano que se marchó cerca del arco.

En el momento menos esperado, Bolivia encontraría el descuento. Tras una buena jugada y una pasividad de los argentinos, Justiniano centró el balón para Saavedra, que venció a Armani en su primer remate del encuentro. Cuando parecía que la Verde ponía en partido, la Albiceleste anotaría su cuarto gol. Montiel probó suerte, la pelota quedó muerta y Lautaro Martínez aprovechó para batir a Lampe. 

Lautaro amplió su buen momento en la Era Scaloni / Foto: CONMEBOL

El equipo de Farías tendría una posesión larga pero cesaría el peligro generado. Lampe volvería a ser protagonista y le taparía dos disparos a Lautaro. El encuentro empezaría a perder ritmo a partir de las sustituciones realizadas por ambos combinados. Scaloni metía mano en la alineación con el objetivo de darle descansos a los posibles titulares.

A pesar de todo, el arquero boliviano tendría nuevas participaciones. Le taparía un tiro libre a Messi y luego el rebote a Lisandro Martínez. En el final del partido, la Albiceleste seguía presionado aunque se le dificultaba disparar a puerta ante el cerrojo de su rival.

Los dos equipos esperaban por el final en los últimos instantes. La Verde cometía varias faltas duras que incomodaban al combinado argentino que pretendía evitar ciertos cruces para que no existiese ningún imprevisto. La última ocasión sería para Messi que vería como su disparo es tapado nuevamente por Lampe.

Argentina sumó su tercera victoria consecutiva y su partido N°17 sin conocer la derrota. El sábado enfrentará a Ecuador en Goiânia buscando avanzar a las semifinales. Por su parte, Bolivia ha perdido sus cuatro partidos en la Copa América y recién volverá a competir en septiembre por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Catar.

VAVEL Logo
Sobre el autor