Análisis del rival de República Checa: Una Dinamarca renacida
Jugadores de Dinamarca celebrando un gol ante Rusia / Web: UEFA pagina oficial

En el año 1992, Dinamarca escribió una de las historias más icónicas de la historia de la Eurocopa. Tras no haber logrado un billete para la cita veraniega, los daneses lograron un hueco en esa edición debido a la expulsión de Yugoslavia.

Con los jugadores de vacaciones, tuvieron muy pocos días de preparación. Sin embargo, lograron llegar hasta la gran final. En el último escalón hacia el título, pudieron vencer y de esta forma, levantaron su primer y único título hasta la fecha. 

Tras muchos años de ausencia, la selección danesa tiene la oportunidad de estar entre las cuatro mejores selecciones de Europa. Sin embargo, su camino hasta aquí no ha sido nada fácil debido a dos factores. Por una parte, sufren la baja de Christian Eriksen tras su susto en el primer encuentro. Y por otra parte, cayeron derrotados en los dos primeros choques ante Finlandia y Bélgica.

Pese a que ambas derrotas fueron por la mínima, los daneses se veían con pie y medio fuera de la Eurocopa. Sin embargo, lograron vencer en el último encuentro a Rusia por un resultado de 1-4. Gracias a este gran marcador, Dinamarca lograba el pase a octavos de final como segundo de grupo al tener mejor golaverage. 

En los octavos de final, realizaron su mejor encuentro del torneo. Se verían las caras contra la Gales de Gareth Bale entre otros rostros conocidos. Desde el comienzo, los daneses fueron superiores a sus rivales y prueba de ello quedó reflejado en el marcador.  

Mientras los minutos pasaban, el choque estaba más que encarrilado para los daneses. Además, los goles no dejaban de sucederse y el resultado final fue de 0-4. Tras esperar rival para cuartos de final, la selección de República Checa firmaba la sorpresa al eliminar a Países Bajos. 

Una portería de padre a hijo

En aquella selección ganadora de 1992, Peter Schmeichel era el guardameta. Sin ninguna duda, es uno de los rostros de toda la historia del fútbol danés. Desde hace varios años, la portería danesa esta defendida por su hijo, es decir, Kasper Schmeichel. 

Tras ser el portero indiscutible en la Premier League con el Leicester, Kasper es un muro para su selección. En el duelo frente a Gales, logro mantener la portería a cero por primera vez en la competición. Para esta cita frente a los checos, sus rivales no tendrán una tarde fácil en el aspecto ofensivo al tener que batir a un gran arquero como lo es Kasper Schmeichel.

Una defensa liderada por Simon Kjaer

En lo que respecta a la línea defensiva, se encuentran jugadores conocidos en Europa. Sin embargo, el rostro más significativo y líder de esta defensa es Simon Kjaer. 

Por el momento, el defensa del AC Milan está cuajando una gran Eurocopa. Junto a él, le acompañan Christensen y Verstergaard, ambos militan en clubes distintos de la Premier League. Sin ninguna duda, este bloque defensivo se ha mantenido muy sólido durante los dos últimos encuentros y su técnico ha logrado dar con la tecla. 

Sin Eriksen, pero con grandes sustitutos

Sin ninguna duda, el gran rostro de esta selección está en el centro del campo. Ese es el jugador del Inter de Milán, Christian Eriksen. Sin embargo, será baja para el resto del torneo tras su grave susto en el primer encuentro de la selección danesa ante Finlandia. 

Pese a ello, hay grandes hombres que le sustituyen. Thomas Delaney, actual jugador del Borussia Dortmund es un claro ejemplo de esto. Además, están futbolistas como Hojbjerb o Maehle. Este último realizó un gran encuentro ante Gales y pudo ser uno de los mejores. Además, logro anotar uno de los cuatro tantos de su combinado. 

Una delantera con Dolberg a la cabeza

Llegando a la delantera, comienza el verdadero peligro para los rivales. Uno de los hombres destacados es Martin Braithwaite, actual jugador del FC Barcelona. En el último duelo, logró anotar un tanto y su papel en esta Eurocopa está siendo más que aceptable.

Sin embargo, el olfato goleador de la selección danesa es Kasper Dolberg. El delantero del Niza ha ido de menos a más en esta Eurocopa. Pese a ser suplente en los dos primeros choques, pudo dejar su huella ante Gales firmando un doblete y siendo sustituido en el minuto 70. Sin ninguna duda, la defensa rival deberá tener un ojo puesto en este delantero, ya que afronta estos cuartos de final en una buena racha. 

Un sistema táctico de 3-4-3

En el duelo frente a Gales, el técnico danés, Kasper Hjulmand apostó por un 3-4-3. Tras haber dado con la tecla, puede que vuelva a repetir el mismo sistema táctico. En lo que respecta a la portería, Kasper Schmeichel será el portero titular salvo sorpresa. 

La línea defensiva está formada por tres centrales. A priori, Simon Kjaer, Vestergaard y Christensen son las grandes opciones para realizar las labores defensivas. Por delante de ellos, se encuentran cuatro hombres en el centro del campo. En el centro, Delaney y Hojbjerg apoyan a los centrales, pero también organizan el centro del campo. 

En cuanto a los hombres de banda, Maehle y Stryger buscan dar velocidad por las bandas y generar peligro a base de centros y algún disparo a portería. Y por último, la delantera es la especializada en las labores ofensivas. Tanto Martin Braithwaite como Dolberg son los delanteros que más huelen el gol en el área para la selección danesa. Sin ninguna duda, Dinamarca está a 90 minutos de volver a unas semifinales. Además, el partido se afronta de lo más igualado tanto para checos como para daneses. 

VAVEL Logo