¡Inglaterra rompe el maleficio en Wembley!
Foto: UEFA

Inglaterra venció 2-1 a Dinamarca y se clasificó a la final de la Eurocopa. Debió batallar hasta la prórroga para certificar el resultado y poder ser el próximo rival de Italia en el encuentro que se disputará el domingo en Wembley.

El combinado inglés salió al campo con un 4-2-3-1. Southgate mantuvo los mismos nombres que golearon a Ucrania. Aunque, realizó una sola modificación: Bukayo Saka, recuperado de una lesión sufrida en el entrenamiento, ingresó por Jadon Sancho.

La dinamita danesa utilizó su clásico 3-4-3, que se puede reajustar de acuerdo a las diferentes situaciones que atraviesen. Hjulmand repitió el once titular que superó a la República Checa y los colocó en semifinales de una Eurocopa tras 29 años.

Wembley fue el encargado de albergar el encuentro. Por las restricciones de la pandemia, solo 8.000 daneses residentes en Reino Unido pudieron ingresar al estadio. Esta medida generó malestar en el país danés que solicitaron, sin éxito, a la UEFA cambiar la sede de las instancias finales.

Wembley tomando color en la previa / Foto: UEFA
  • Choque de emociones en la primera parte

Inglaterra comenzó con la intención de manejar el partido desde el inicio, mientras que su rival aguardaba en su propia área y le dejaba tener el dominio del balón. A los 5 minutos, llegaría una oportunidad para los ingleses con un buen centro de Kane que Sterling no llegó a conectar.

Al conjunto danés le costaba entrar en juego, ya que la Selección Inglesa achicaba y se acercaba con muchos futbolistas en los últimos metros. El jugador del Manchester City continuaba inquietando y dispararía un tiro débil que fue controlado por Schmeichel.

Sterling en acción / Foto: UEFA

Dinamarca empezaría a animarse lentamente y se acomodaría en el terreno. Una mala salida de Pickford desde abajo fue interceptada por Braithwaite, aunque su disparo se marchó por el costado derecho de la portería.

El ritmo bajaba con el correr de los minutos. No sucedían ocasiones claras en ninguna de las dos áreas. Tan solo hubo una acción de contraataque que culminó Damsgaard con un remate peligroso que se fue afuera por muy poco.

A la media hora de juego, los daneses abrirían el marcador. Una falta infantil de Shaw sobre Vestergaard le dio una chance de oro a Damsgaard. La revelación vikinga ejecutó el lanzamiento del balón detenido con éxito y se terminó colando por la escuadra del arco.

El futbolista de la Sampdoria anotó su segundo gol en la actual edición / Foto: UEFA

Los ingleses sufrirían su primer gol en la competición y no lograban incomodar como en el inicio. A los 38 minutos, perderían una ocasión inigualable para empatar. Schmeichel protagonizó una gran atajada para desviar un remate a bocajarro de Sterling.

No obstante, luego de esa ocasión, los Tres Leones igualarían el duelo. Saka se metió en el área y lanzó un pase atrás que, en su intento de despeje ante la llegada rápida de Sterling, Kjær lo introdujo en su portería. En los últimos instantes, volvieron a tener el protagonismo y encerraban a la selección contraria.

  • Inglaterra no pudo capitalizar su superioridad en el complemento

La segunda mitad empezó con la posesión repartida para ambos combinados. El conjunto inglés apostaría a atacar a través del sector derecho, buscando aprovechar la velocidad y gambeta de Saka para lastimar al rival. 

Dolberg probaría suerte, pero Pickford estuvo atento para despejar el peligro. Sin embargo, el delantero del Niza partió adelantado en el inicio de la jugada. La zaga defensiva de Southgate no tenía su mejor rendimiento. Schmeichel volvería a ser fundamental y metió una mano providencial para tapar el cabezazo de Maguire.

El portero del Leicester mantenía con vida a su Selección / Foto: UEFA

Inglaterra se acercaba con mayor profundidad y sometía aún más a los daneses, que dejaba solo a Dolberg para una acción de contragolpe. Sin embargo, no lograba pasar el muro defensivo que planteaba Hjulmand previo al ingreso de jugadores más ofensivos. 

La imprecisión en los metros finales de los Tres Leones le otorgaban tranquilidad a Dinamarca, que ya no presionaba como en la primera parte. Los ingleses buscaban con ansias el gol que les diera la victoria, pero Harry Kane estaba obstruido.

Cerca del final, Kalvin Phillips tuvo un disparo peligroso desde afuera del área y el balón pasó cerca del palo derecho. Los ingleses dominaban la posesión, pero su rival se defendía bien por lo que no conseguían poner en apuros al portero.

Maguire inquietaba en todos los balones detenidos / Foto: UEFA

En el tiempo añadido, la Selección Inglesa no pudo con el "muro danés" y, a pesar de los múltiples intentos de los atacantes para llevarse la victoria en los minutos reglamentarios, el tiempo extra parecía ser inevitable.

  • Inglaterra marcó la diferencia en la prórroga

Solo un combinado proponía en el terreno de juego buscando el triunfo, mientras que el otro atinaba a defenderse pensando en los penales. Kane sacó un remate de la galera que llegó a tocar Schmeichel y salvar un posible gol.

El ingreso de Foden le dio más libertad al equipo de Southgate para lastimar cerca de la portería. Grealish insistiría nuevamente unos instantes más tarde, probaría al portero vikingo que se mostró atento y despejó el peligro con los puños.

Sobre los 104 minutos, Sterling desbordaría en el área, sería derribado por Mæhle y el árbitro (a instancias del VAR) sancionó penal. Kasper Schmeichel taparía el penal de Kane, pero el delantero del Tottenham aprovecharía el rebote para dar vuelta el marcador.

Kane igualó a Gary Lineker como máximo goleador de Inglaterra / Foto: UEFA

Los Tres Leones saldrían a la segunda parte del alargue con tranquilidad, tratando de aprovechar los espacios que los vikingos dejaban al mandarse con todo al ataque en busca de la igualdad. El ingreso de Trippier le permitió al combinado inglés defender con más hombres la ventaja.

De todas maneras, el cansancio se notaba con evidencia en los jugadores de ambas selecciones. Sobre el final, Braithwaite tuvo una chance que llegó a rozar ligeramente la defensa. Los ingleses dominaban el balón y se lo llevaban a los costados tratando de que el tiempo transcurriese más rápido.

Inglaterra logró un triunfo histórico y, tras 15 ediciones, jugará la final del certamen europeo. El domingo enfrentará a Italia tratando de alcanzar la gloria por primera vez. Dinamarca se vio perjudicado por algunos fallos arbitrales (el dudoso penal a Kane) y no podrá jugar estar en la definición como en la edición de 1992.

VAVEL Logo