Festín bávaro y goleada histórica (0-12)
Twitter: Bayern Múnich oficial 

El día miércoles se vivió en el Weserstadion el partido aplazado de la primera ronda de la DFB Pokal, el cual fue suspendido debido a las medidas de cuarentena ordenadas por el club local, sin embargo, llegó el día del encuentro, en el cual ambos conjuntos salieron con todo a conseguir la ansiada clasificación, no obstante, fue el Bayern Múnich el que logró avanzar en su camino a la gloria tras un festín de goles.

  • Primer tiempo

El partido inició muy intenso y animado, con ambos conjuntos buscando crear peligro en el área chica y estando cerca de abrir el marcador en los instantes iniciales, siendo el Bayern Múnich el equipo que anotaría el primero de la noche tras una contra de Sané y Choupo-Moting, jugador que controló y reventó el arco rival, dándole la primera alegría a su gente, pero no la única.

Asimismo, tras el gol, el Gigante de Baviera estuvo cerca de anotar el segundo en varias ocasiones, sin embargo, el Bremer siguió defendiendo bien su arco y despejaba cada balón con gran oficio, así como también, intentó aprovechar las contras y empatar el encuentro, pero seguía sin ser muy preciso en el área de Ulreich, no obstante, al minuto 15, Thomas Müller metió un gran pase para Musiala, quien no dudó y anotó el segundo con gran ímpetu, demostrando que este equipo bávaro siempre quiere más.

Transcurridos los primeros minutos del duelo, el Bayern Múnich seguía con una intensidad muy alta y buscaba el gol muy cerca del área de Seemann, sin embargo, el arquero local se mantenía muy sobrio y atajaba o despejaba cada pelota del Gigante de Baviera, no obstante, el festín goleador seguiría y el conjunto muniqués anotaría el tercero de la mano de un crack, Musiala. La joya bávara simplemente tendría que empujar el balón para anotar el gol, sin embargo, la pelota pegó en un jugador del Bremer, siendo autogol de Warm, no obstante, tan solo un minuto después y aprovechando la confusión del local, Choupo-Moting metería el cuarto de la noche y el segundo de su cuenta personal, la cual seguiría aumentado.

Al minuto 34 y tras un embrollo en el área chica, Choupo-Moting conseguiría convertir su tercer gol del partido y el quinto para el Gigante de Baviera, no obstante, a la contra, el Bremer tuvo una ocasión clarísima para descontar tras un tiro libre, pero la pelota pegó en la barrera, sin embargo, la jugada previa inyectó de ánimo al equipo, el cual buscó su primer gol, pero encontraron a un Bayern Múnich bien posicionado y no pudieron descontar, finalizando la primera parte sin sorpresas.

Twitter: Bayern Múnich oficial
Hat-trick de Choupo-Moting en la primera parte. / Twitter: Bayern Múnich oficial     
  • Segundo tiempo

En el segundo tiempo y apenas un minuto después del comienzo, Tillman definiría de primera y anotaría el sexto de la noche, no obstante, el Bayern no sacaría el pie del acelerador y apenas dos minutos después, Musiala, desde fuera del área, reventaría el arco de Seemann, demostrando porque es uno de los mejores del plantel bávaro.

Tras el golazo muniqués, el Gigante de Baviera seguiría metido en el área del Bremer, llegando por todos los medios y exhibiendo un gran juego, anulando por completo al conjunto local y estando cada vez más cerca de anotar el octavo de la noche, porque si, esta locomotora no se daba abasto e iba a por más.

Faltando media hora para el final del encuentro, Musiala abandonó el partido, dándole entrada a otro crack, Serge Gnabry, jugador que buscó unirse al festín y casi lo consigue, sin embargo, el octavo lo anotó otro que también lo buscó, Leroy Sané. El bávaro estuvo intentándolo durante todo el encuentro y su búsqueda tuvo su recompensa al minuto 66 cuando definió con mucha clase y destrozó el arco local, no obstante, apenas un minuto después, Choupo-Moting metió un bombazo y anotó el noveno del choque, sin embargo, el futbolista estaba en posición adelantada y su gol fue anulado, pero eso solo provocó que el camerunés sintiera más hambre de gol.

Tan solo 15 minutos para el final, a este partido solo le faltaba una cosa, una expulsión, la cual llegaría debido a que Nobile cortó una clara situación de gol y el árbitro le sacó la roja directa, dejando al Bremer con 10, dato que no pasó desapercibido por el Bayern, ya que en tan solo dos minutos anotaría otros dos goles, llegando a los diez.

El noveno gol llegaría de las botas de Cuisance y el décimo del mejor de la noche, Choupo-Moting, jugador que definió a placer y anotaría su cuarto gol, pero no el último del encuentro, ya que Sarr marcaría tras un gran pase del goleador bávaro, aumentado a once los goles del Bayern Múnich, sin embargo, a falta de tres minutos para el pitido final, Gnabry conduciría el balón hasta el área chica, donde metería un gran pase para que Tolisso definiera y metiera el último del partido.

El mejor de la noche, Choupo-Moting. / Twitter: Bayern Múnich oficial
El mejor de la noche, Choupo-Moting. / Twitter: Bayern Múnich oficial     

De esta manera, el Bayern Múnich exhibió todo su poderío consiguió su pase a la siguiente ronda, dando un golpe sobre la mesa y demostrando que quiere ganar la competencia.

VAVEL Logo