Partido de coser y cantar para el Dortmund (3-1)
Disputa por el balón entre Meunier y Ingvartsen | @bvb09

Tras el parón de selecciones ambos equipos querían la victoria, el conjunto de la cuenca del Ruhr venia de ganar por la mínima ante el Augsburgo en casa y los visitantes necesitaban una victoria urgente tras tres jornadas sin saborear los tres puntos. 

Daniel Schalger se encargó de impartir justicia en el partido. 

  • Volvían Haaland y Boëtius al once

El ariete noruego volvía tras una lesión que le mantuvo ausente de los terrenos de juego durante unas jornadas. Marco Rose apostaba por un 4-3-3 clásico, con Kobel en portería, línea de 4 en defensa con Meunier y Schulz en los laterales, Akanji y Hummels en la parte central. El medio centro defensivo sería para el recuperado Can, acompañado de Bellingham y Brandt. Arriba, toda la pólvora, Reus y Malen en bandas y en punta Erling Haaland.

Boëtius regresaba a la delantera tras su suplencia ante el Union Berlin. Bo Svensson salía con un 3-5-2 defensivo, Zentner bajo palos, con tres centrales como Bell, Tauer y Niakhaté. Carriles para Widmer y Lucoqui, enganches para Stach y Barreiro. En punta de ataque, el austríaco Onisiwo acompañado de Ingvartsen y del ya nombrado Boëtius. 

  • Gol tempranero y el Mainz aturdido

El partido empezó con buen pie para el el Dortmund, que tan solo necesitó 3 minutos para anotar el primer gol del partido, obra de Reus después de un centro mal despejado de Meunier que el alemán enchufó a la escuadra de Zentner (1-0). 

Hasta el minuto 10 de partido, el Mainz no salió de su campo, estaba siendo superado por un monólogo del Dortmund. El equipo que hoy iba de rojo, incapaz de dar tres pases consecutivos. Schulz vio la primera amarilla en el 12 por una entrada sobre Tauer. 

  • Respiraba el Mainz a pesar del dominio 'borusser'

No fue hasta el minuto 18 que Mainz pudo crear una jugada de peligro, pero Boëtius erró y quedo en nada. Respiraban más, el Borussia no era capaz de ahogar a su rival a pesar de su dominio, mientras, Haaland estaba muy poco participativo. 

Pasado el ecuador de la primera parte, llegó la ocasión más clara para los visitantes, una recuperación en zona alta de presión permitió al equipo poner un centro que no llegó a su destino. Ritmo lento del Dortmund que solo llevaba un disparo a portería. 

En apenas 2 minutos, Niakhaté salvó dos balones bajo palos, el primero tras un remate mano a mano de Haaland que rebañó Malen y otro después de un centro muy peligroso de Reus. 

  • Paralelismo de la primera en la segunda

El inicio de la segunda mitad fue calcado al de la primera, con un gol tempranero del Dortmund, esta vez de penalti. Haaland fue el encargado de lanzar la pena máxima, que anotó (2-0). 

El Mainz le puso mucho coraje, veía muy difícil sacar algo del Signal Iduna Park, pero el equipo no desistió. 

Las tuvieron Onisiwo y Hummels pero ninguno de los dos fue capaz de ser certero y anotar gol para su equipo. 

  • Arreón del Mainz, pero otra vez Haaland

La primera intervención del Kobel llegó en el minuto 62 cuando detuvo un disparo ajustado al palo desde la frontal. 

Sin mucha insistencia pero con acierto, llegó el primero del Mainz, en el minuto 87 cuando una mala salida de Kobel a causa de la buena presión de los rojos dejó a Burkardt solo ante la portería para hacer soñar a su equipo (2-1)

Haaland es mucho Haaland y a los 5 minutos esfumó el sueño del Mainz anotando su segundo gol a pase de Bellingham (3-1). 

VAVEL Logo