Leicester se quedó con el duelo de la fecha ante el United
Jamie Vardy, el autor del 3-2 para el Leicester. Foto: Premier League.

Luego del fin de semana de descanso por la fecha FIFA donde muchos futbolistas cumplieron su deber en sus respectivas selecciones, la Premier League está de regreso para completar la fecha número 8 de la competición inglesa.

Y no tenía mejor forma de volver que con un gran partido: Leicester City recibiendo en el King Power Stadium al Manchester United. El cuarto ante el que estaba en la posición 14 antes de que arrancara la fecha.

Dos equipos con aspiraciones a quedarse con este trofeo, en especial el equipo de Ole Gunnar Solskjær, que se reforzó exclusivamente para volver a levantar la Premier League, algo que no hace desde la partida de Sir Alex Ferguson.

Mientras que, a pesar de que no ganaba hace cuatro partidos por liga, los Foxes acumulaban dos derrotas y dos empates, mientras que por Europa League tampoco pudo sumar de a tres, habiendo empatado y perdido en sus primeras dos presentaciones. 

En cambio, el United quería acercarse al Liverpool, que en el partido que abrió la fecha, no tuvo piedad y goleó al Watford por 5-0 lo que le permite ser líder momentáneos hasta que juegue el Chelsea. Pero que, sin embargo, hace dos partidos que no ganaba, primero por la derrota ante el Aston Villa y luego de su empate con el Everton

Tarde de grandes goles

Todo quedó en la previa de como llegaban cada equipo a este duelo. Cuando el reloj marcó las 15 hora inglesa, el partido ya estaba en marcha en King Power Stadium, y el único objetivo del Manchester y Leicester era claro: ganar.

No desilusionaron. El encuentro comenzó siendo favorable para el dueño de casa. Era más decisivo y salió a llevarse por delante al Manchester United, pero le faltaba la puntada final para anotar y sacar la primera diferencia.

La primera llegó en una combinación entre Kelechi Iheanacho y James Maddison, de lo más desequilibrante para los Foxes, pero al lanzar el centro para Jamie Vardy, Harry Maguirelogra anticiparse.

Luego de los primeros 15 minutos fugaces de los de Brendan Rodgers, Solskjær se acomodaron en el juego y, antes de los 20 minutos conseguían la ventaja que el dueño de casa no pudo. Mason Greenwood sacó un buen zurdazo imposible para Kasper Schmeichel y poner el 1-0 en favor de la visita. 

Greenwood anotó el 1-0. Foto: Premier League.
Greenwood anotó el 1-0. Foto: Premier League.

Ahora estaba obligado el Leicester a buscar la igualdad y todo volvió a ser como en los primeros minutos. Pudo anotar con un disparo de Ricardo Pereira cruzado, pero el balón recorre toda la línea de la portería y se va desviado. 

Lo que tanto buscó el Leicester, lo encontró en el minuto 31, con otro gran gol, pero esta vez de Youri Tielemans, que recibió un balón que robaron cerca del área a Harry Maguire y lo único que tuvo que hacer el belga es sacar un disparo preciso para anotar la igualdad.

Tielemans puso el 1-1. Foto: Premier League.
Tielemans puso el 1-1. Foto: Premier League.

Los locales completaron un buen nivel en el primer tiempo, pero el resultado no se movió y quedó igualado en uno al final de la primera parte. El United tenía mucho que cambiar para quedarse con los tres puntos, mientras que el local tenía que ser más preciso. 

Lluvia de goles sobre el final

La segunda parte fue una continuidad de la segunda parte. El Leicester se hacía dueño del encuentro, pero con la diferencia que el tiempo lo corría, lo que hacía que su nivel fuera de mayor a menor. 

De todas maneras, la irregularidad de los jugadores del United, le daba esperanzas al local, ya que perdían muchos balones fáciles que complicaban a la defensa. El primero fue gol, el segundo que pierde Nemanja Matic ante Vardy, terminó salvando David De Gea con un gran manotazo. 

A partir del minuto 78, todo fue puro goles. Primero llegó la ventaja para los Foxes, que tras un saque de esquina y varios rebotes, le quedó a Çağlar Söyüncü para empujar el balón frente a la portería vacía y anotar el 2-1. 

Soyuncu y el 2-1. Foto: Premier League.
Soyuncu y el 2-1. Foto: Premier League.

La respuesta del Manchester no tardó en llegar. Cuatro minutos más tarde, Marcus Rashford condujo por el centro, llegó al borde del área y sacó un gran disparo para marcar la igualdad parcial y darle esperanzas a la visita de conseguir los tres puntos. 

Pero el sueño no duró dos minutos, Leicester sacó del medio, llegaron al área rival, Ayoze Pérez lanzó el centro, la defensa del United toda mirando a Jamie Vardy que con un disparo de primera logró devolverle la ventaja a los de Rodgers. Sólo pasaron 15 segundos del empate de la visita y la ventaja del local. 

Jamie Vardy puso el 3-1 en favor del Leicester. Foto: Premier League.
Jamie Vardy puso el 3-1 en favor del Leicester. Foto: Premier League.

Sólo quedó sobre el final la sentencia del juego. Otro saque de esquina por la izquierda, pero esta vez encontró a Patson Dake que definió abajo de la portería y puso sello final al partido, que terminó 4-2 en favor del Leicester. 

Triunfo necesario para el equipo de Brendan Rodgers que corta una racha de cuatro sin ganar, que además genera más dudas al presente del Manchester United. Los de Ole Gunnar Solskjær quedan en la posición número cinco y pierde puntos importantes en un a Premier League sumamente pareja. 

VAVEL Logo