Las lesiones opacan el triunfo del Chelsea

 Chelsea recibió en Stamford Bridge a Malmo al de Suecia, por la tercera fecha de la UEFA Champions League, donde consiguió un triunfo importante que lo permite acomodarse como el segundo del grupo H. 

El líder de la Premier League necesitaba como oro estos tres puntos, así, de esta forma, se recuperaba de lo que fue la derrota de la jornada anterior ante Juventus en Italia, lo que lo hace ubicarse segundo en el grupo. 

En cambio, uno de los líderes de la Allsvenskan, la primera división de Suecia, estaba obligado a llevarse algún punto de su visita a Inglaterra, ya que, hasta el momento, perdió los dos partido que jugó y, una derrota más, podría complicar hasta su lucha por ingresar a la UEFA Erupa League. 

Las lesiones, el principal problema de Chelsea

A las 21 hora de Inglaterra, el árbitro del juego puso en marcha el partido entre Chelsea y Malmo. Como dueño de casa, por la jerarquía y como campeón actual de la Champions League, los Blues eran los que estaban obligados a hacerse dueños del juego. 

Y no tardó en llegar la primera jugada de peligro en propiedad del local. El encargado de encabezar la jugada fue Jorginho, que lanzó un centro para Ben Chilwell, pero el cabezazo del lateral inglés se iba apenas desviado. 

Pocos minutos más tarde, una combinación entre Romelu Lukaku, que le permite dejar en camino a los defensores para darle la oportunidad a Timo Werner de definir, pero el alemán le pega desviado. Sin embargo, el línea, marcaba posición adelantada que, si entraba, tenía que ser revisada por el VAR. 

Chelsea estaba decidido a anotar el primer gol, lo pudo hacer luego de un ataque encabezado por Werner, que abre a la derecha para Mason Mount, el inglés lanza el centro que los defensores del Malmo no logran despejar, le queda a Lukaku el rebote, pero logran desviar el balón al saque de esquina. 

Desde ese córner, que el equipo de Thomas Tuchel envió al área varias veces, pero el rival terminaba despejando, hasta que Thiago Silva envió el balón al área, para que Andreas Christensen pusiera con el 1-0 a favor del dueño de casa.

Andreas Christensen anotó el 1-0. Foto: Chelsea.
Andreas Christensen anotó el 1-0. Foto: Chelsea.

A los 17 minutos, sería el tiempo marcado para que comenzaran los dolores de cabeza para el equipo inglés. Una falta muy dura de Nielsen, le concede un penalti para Chelsea, al que, minutos más tarde, Jorginho cambiaría por gol. De todas maneras, esa falta sacaría del partido nada más y nada menos que a Lukaku, el goleador del equipo. 

Jorginho marcó el 1-0. Foto: Champions League.
Jorginho marcó el 1-0. Foto: Champions League.

Cerca de la media hora de juego, los de Tuchel pudieron marcar el tercero tras un gran centro de César Azpilicueta, que captura con una volea Ben Chilwell, pero el balón se va desviado. También, pudo aumentar el marcador Kai Havertz, pero el portero desvía el balón con su piernas al saque de esquina. 

La segunda mala noticia de la noche, llegaría cerca del final, cuando Timo Werner tenía que dejar el campo de juego por una lesión muscular. De esta forma, Tuchel tiene dos delanteros menos, pensando en la cantidad de partidos que tiene por delante, a falta de confirmación de la gravedad de cada uno. 

No hizo sentir la falta de sus artilleros

Si el Malmo tenía una mínima esperanza de poder conseguir aunque sea un gol del descuento para conseguir soñar con un empate, pocos minutos se esfumó toda la esperanza que le quedaba. 

A los pocos minutos del inicio del complemento, Chelsea no dejó dudas de que sin Lukaku y sin Werner, puede ganar igual y sin depender de sus delanteros centros. El que se puso en la piel de anotador, fue Kai Havertz, tras la recuperación y asistencia de Hudson-Odoi, los reemplazantes del belga y el alemán. 

Kai Havertz define para el 3-0. Foto: Champions League.
Kai Havertz define para el 3-0. Foto: Champions League.

Con el 3-0 en su favor, el local no se conformó y fue en búsqueda de aumentar la ventaja. El que intentó en esta oportunidad, el que intentó buscar su gol N'golo Kanté pero el balón se iba cerca de la portería. 

De todas formas, minutos más tarde, otra infracción en el área del Malmo sobre Antonio Rudiger, le concedía, nuevamente, otro penal al Chelsea, al que, otra vez, Jorginho remataba de gran manera y colocaba el 4-0. 

Jorginho de penalti para el 4-0 final. Foto: Champions League.
Jorginho de penalti para el 4-0 final. Foto: Champions League.

Desde ese momento, con la gran ventaja a su favor, Chelsea comenzó a jugar y mostrarse, pero sin llegar con tanto peligro a la portería local, mostrando lo conforme que estaba con el resultado. Especialmente, fue el momento donde el partido se enfrío porque comenzaron los cambios en ambos equipos. 

Así, pasaron los minutos hasta que el encuentro llegó a su fin. Chelsea se quedó con tres puntos importantes para ubicarse segundo del grupo, a tres puntos de la Juventus, con puntaje ideal por ganarle al Zenit. Mientras que, el Malmo, quedó último, sin puntos y con 11 goles en contra, lo que complica su esperanza de alcanzar la Europa League

VAVEL Logo