Antonio Conte, la última esperanza del Tottenham
Conte busca conseguir su tercer título liguero consecutivo / Foto: Twitter @SpursOfficial

Nuno no funcionó. La impaciencia dominó en una directiva que, precisamente, quiere frenar la escasez de títulos vigente desde hace 14 años. La clave para construir un proyecto pasa por colocar los cimientos desde la base, desde un técnico que garantice el triunfo. Eso te lo ofrece Antonio Conte. 

El Tottenham obtuvo su segunda y última Premier League en la temporada 1960/1961. Danny Blanchflower, capitán y mejor jugador del torneo, lideró a un equipo que también ganó una FA Cup ese año. Sin embargo, este siglo XXI no ha traído más títulos que una Carabao Cup frente al Chelsea en 2007 gracias a un agónico tanto de Woodgate en el minuto 94. 

El técnico italiano llega con la misión de amortizar el millonario gasto del nuevo Tottenham Hotspur Stadium y para solucionar el problema que atormenta a Daniel Levy: ganar trofeos. Ser subcampeones es un avance que tiene un sabor agridulce para un club cuyo ascenso se ha visto frenado. 

La travesía de Conte por la Premier League

Antonio Conte dejó la liga italiana para experimentar, por primera vez en su carrera profesional, la belleza de la Premier League. Tras su paso por la Juventus y la selección italiana hizo las maletas para volar a Londres, sin embargo, no llegó al barrio de Enfield, sino al distrito de Fulham para dirigir a un Chelsea con jugadores como Hazard o Diego Costa.

La primera temporada no tuvo nada que ver con la segunda. Pese a su pobre debut en un 4-3-3, supo arreglar sus errores y ganó la Premier por delante del Tottenham, que volvió a quedarse con la medalla de plata, aunque cayó en la final de la FA Cup frente al Arsenal. Su grandioso esquema con tres centrales, apoyado por carrileros largos y bien abiertos, triunfó en Stamford Bridge. 

Con su 3-4-3, este Chelsea encontró la llave del tesoro. Moses y Marcos Alonso disfrutaban de su peligro en ataque, Azpilicueta apoyaba en defensa al nigeriano junto a Kanté, que se encargaba de barrer a todo rival. Arriba, Hazard y Pedro se permitían el lujo de poblar zonas interiores y Diego Costa ponía los goles. 

El Chelsea ganó su segunda Premier en tres años / Foto: Gettyimages
El Chelsea ganó su segunda Premier en tres años / Foto: Gettyimages

Los blues acabaron la temporada con 93 puntos, siete por encima de su vecino, el Tottenham, que tuvo mejor registro en diferencia de goles y a Harry Kane como máximo goleador con 29 goles. Sin embargo, Antonio Conte se llevó durante tres meses seguidos el premio al Mánager del mes (octubre, noviembre y diciembre), mientras que Hazard y Diego Costa fueron galardonados con el Jugador del mes. 

La imprecisión en los banquillos

Los Spurs dijeron adiós al que fue su entrenador durante cinco años. Cierto es que, desde la salida de Mauricio Pochettino, el club ha sufrido un bajón anímico que no ha llegado a arreglar ninguno de sus sucesores. José Mourinho, Ryan Mason, Nuno y, ahora, Antonio Conte. El legado del argentino sigue siendo irremediable.

José Mourinho fue el primer sustituto de Pochettino. Llegó el 20 de noviembre de 2019 tras el irregular inicio de curso del Tottenham, que no había ganado fuera de casa en doce jornadas y cosechó únicamente 14 puntos de 36 posibles. El técnico luso aterrizó en Londres para revertir esta situación y con un aire similar a Conte: es un técnico ganador que ha ganado mínimo un título en cada club en el que ha estado.

Un año y medio después, en abril de 2021, los malos resultados cesaron a Mourinho. Ryan Mason lo cubrió durante los dos meses restantes y Nuno acabó por llegar para el inicio de este nuevo curso. La poca paciencia decapitó al ex de los Wolves, que recibió al premio al Mejor entrenador del mes de octubre tras ganar sus tres primeros partidos sin encajar ningún gol. 

Mourinho no pudo ganar ningún trofeo en el Tottenham / Foto: Gettyimages
Mourinho no pudo ganar ningún trofeo en el Tottenham / Foto: Gettyimages

El posible XI del Tottenham con Conte

En sus primeros partidos como técnico de los Spurs, Antonio Conte no ha variado su esquema de tres centrales. Este Tottenham tiene varias semejanzas con respecto a aquel Chelsea en cuanto al rol que pueden ocupar los jugadores en el campo.

Hugo Lloris es el titular en portería, pero Gollini, de la misma nacionalidad que su nuevo entrenador, puede luchar por el puesto. En defensa, Ben Davies se ha apoderado de uno de los tres huecos, al igual que en su día Azpilicueta. La reconversión del lateral a central para cubrir la espalda de Reguilón, que tendrá una autopista para él solo. 'Cuti' Romero acompaña en el perfil diestro a Emerson, que puede rotar con Doherty, y Dier se sitúa en el centro para sacar el balón conducido. 

En el centro del campo, el único indiscutible es Pierre-Emile Højbjerg. El danés se ha convertido en uno de los mejores box to box del mundo, similar al trabajo de Kanté. En defensa se encarga de barrer a los rivales y en ataque de romper líneas y conducir el balón a campo rival. Su acompañante está siendo el joven Oliver SkippConte confía en él por delante de otros como Lo Celso, Alli o Ndombélé y el inglés, al estilo Matic como centrocampista posicional, también destaca por ayudar en las tareas defensivas. 

Por último, la delantera es la que contiene la mayor calidad. Lucas Moura acompaña a Kane y Son. Y es que se parece al Pedro del Chelsea, más contrastado, pero veloz y con una gran capacidad asociativa con sus compañeros. Kane será el encargado de cargar con el peso arriba, idóneo para fijar a los centrales y letal con su pierna derecha pese al irregular inicio de curso.

El Tottenham tiene grandes aspiraciones esta temporada / Foto: Gettyimages
El Tottenham tiene grandes aspiraciones esta temporada / Foto: Gettyimages
VAVEL Logo