Chelsea dio el primer paso a la final
Chelsea 2-0 Tottenham. Foto: Premier League. 

La primera semifinal se puso en marcha este miércoles, buscando a los dos equipos que buscarán su lugar en Wembley para disputar la pelea por la Caraboa Cup y, así, conocer a un nuevo campeón tras el fin del reinado del Manchester City

El primer encuentro de idea se jugó entre dos equipos londinenses: Chelsea y Tottenham. El primer escenario donde se llevó a cabo fue Stamford Bridge y contó con el triunfo del local por 2-0, un gran resultado para poder definir la serie en el Tottenham Hotspur Stadium. 

El finalista de la edición anterior, los Spurs que cayeron 1-0 ante el City, buscaban revancha de ese partido y poder levantar el trofeo, algo que no hace desde la temporada 2007/08, y por lo que han contratado a Antonio Conte

Mientras que, por el lado de los Blues, el último título doméstico fue la FA Cup de 2017/2018, casualmente, bajo la conducción de quién hoy es el entrenador del Tottenham. En cuanto a la Carabao Cup, la última vez fue el 2019, cuando también perdió con el City 4-3 en la tanda de penaltis, tras igualar sin goles en el tiempo regular. 

De esta forma, ambos equipos londinenses querían sacar la ventaja para asegurarse un paso a la final que disputaran en Wembley.

Sacó la diferencia 

La primera mitad del encuentro fue totalmente del Chelsea. El equipo de Thomas Tuchel salió completamente decidido a llevarse por delante al Tottenham de Antonio Conte, que se encontró completamente desconcertado ante la actitud del dueño de casa. 

Así fue como le bastó sólo cinco minutos para abrir el marcador. Una mala salida en la defensa del Tottenham le permitió a Marcos Alonso recuperar, asistió a Kai Havertz que definió cruzado para dejar indefenso al portero Hurgo Lloris. 

Kai Havertz marcó el 1-0. Foto: Chelsea.
Kai Havertz marcó el 1-0. Foto: Chelsea.

El gol tan temprano dejó al borde del KO a la visita. A pesar de que intentaba jugar lejos de Lloris, los errores en los pases y la presión del equipo de Tuchel, hacían de errores no forzados que podían terminar en el segundo gol para los locales. 

No sólo la presión y la intensidad era buena de Chelsea, sino que se permitía jugar con pases cortos cerca del área, donde distribuían el balón de un sector al otro y le hacía imposible despertar a los de Conte. De esta forma, Hakim Ziyech, con un disparo de fuera del área, pudo aumentar el marcador, pero el balón se fue por encima de la portería defendida por Lloris. 

A la media hora de juego, el que no podía marcar era Kurt Zouma de cabeza, ya que rebotaba en un jugador de los Spurs, luego de un saque de esquina en los pies del jugador marroquí. 

Sin embargo, dos minutos más tarde de esta última situación, el partido del Tottenham se iba a resumir en una sola jugada: un libre directo de la derecha, Joseph Tanganga intentaba rechazar el balón, pero le rebotaba a Ben Davies en el hombro y sentencia el 2-0 para el local. 

Ben Davies marcó el 2-0 en favor del local. Foto: Chelsea.
Ben Davies marcó el 2-0 en favor del local. Foto: Chelsea.

Sobre el final del primer tiempo, Ziyech envió un gran centro para la cabeza de Romelu Lukaku, pero el delantero belga, que volvió a ser titular tras el mal entendido que se generó la semana anterior, no pudo sellar una goleada. 

Se despertó tarde

Luego del muy mal primer tiempo, era la hora del Tottenham para reaccionar. No le quedaba otra. Necesitaba, como mínimo, un gol para achicar la diferencia en el marcador y que en su casa no sea tan difícil dar vuelta el resultado. 

La primera situación para descontar la tuvo Harry Kane, tras un libre directo abajo al palo derecho del portero Kepa Arrizabalaga, pero el español bien le ahogaba el grito al goleador y capitán de la Selección Inglesa.

De todas formas, esa desesperación por buscar el gol para los del norte de Londres, le dejó muchos espacios al equipo de Tuchel. La primera, le quedó a Timo Werner que enganchó y le pegó desviado, la segunda nuevamente era en favor del alemán, pero el portero Hugo Lloris hizo que su equipo siguiera con vida al quedarse con ese balón. 

La última oportunidad del partido estuvo nuevamente en los pies de Kane, luego de que Bryan Gil desbordó por izquierda, lanzó el centro atrás, el delantero desvió el balón, pero nuevamente Kepa le gana el duelo al delantero y pone punto final al triunfo del Chelsea por 2-0. 

De esta forma, los dirigidos por Tuchel se quedan con el encuentro de ida. El Tottenham tendrá mucho que mejorar si quiere dar vuelta el partido la próxima semana en el Tottenham Hotspur Stadium y tener su lugar en la final de la Copa de la Liga

VAVEL Logo