El fútbol no entiende de pequeños
La euforia del St Pauli tras vencer al Borussia Dortmund / Fuente: St Pauli

Por si no era suficiente con la Bundesliga más ardiente que nunca, esta semana vuelve la DFB Pokal con auténticos partidazos a todo por definir. Uno de los encuentros que abrió la jornada es el St Pauli contra todo el Borussia Dortmund. En estas competiciones se pueden producir magníficos eventos como cruces entre diferentes categorías, es por esto que la DFB Pokal es un torneo con mucha expectación, ya que en cualquier momento puede saltar la sorpresa.

El duelo fue a un único partido donde el ganador superaría los octavos de final para meterse de cabeza en los cuartos. La noticia saltó en la pasada eliminatoria donde el Bayern Múnich cayó eliminado por el Borussia Mönchengladbach en un encuentro donde los locales arrasaron con el gigante alemán por un total de 5-0.

Imagen de una disputa de balón en el partido / Fuente: St Pauli
Imagen de una disputa de balón en el partido / Fuente: St Pauli

¿Cómo llegan los dos conjuntos?

En caso de los locales tienen como objetivo el ascenso a la Bundesliga, un acto que no está a muy bajo precio a causa de la gran competitividad que existe en la categoría de plata del fútbol alemán. En estos momentos, el ST Pauli se sitúa en lo alto de la 2. Bundesliga con un total de 37 puntos, por detrás lo sigue muy de cerca otro de los grandes candidatos como es el SV Darmstadt 98

El Borussia Dortmund se presenta al duelo con un incentivo extra. Su principal rival, como es el Bayern Múnich, ya no está en la competición. Gracias al Borussia Mönchengladbach los chicos de Marco Rose sueñan con levantar la Copa de Alemania de nuevo. En la Bundesliga se posicionan en el segundo puesto a solamente seis puntos del conjunto del Allianz Arena. Los alicientes de la temporada aumentan aún más la emoción de los aficionados por ver a su equipo.

El vigente campeón sufre en Hamburgo

Las cosas se ponían muy cuesta arriba desde el minuto cuatro para el Borussia Dortmund. Nada más comenzar el encuentro, Etienne Amenyido se iba a sacar un gol de la chistera para poner por delante al ST Pauli. El delantero de Togo se convertía en uno de los protagonistas del encuentro con tan solo cinco minutos de juego.

Haaland en la disputa de un balón contra el portero rival / Fuente: BVB
Haaland en la disputa de un balón contra el portero rival / Fuente: BVB

La alineación del equipo visitante no era muy variada en cuanto al último partido de liga, pero los líderes de la segunda división estaban plantando cara a todo un Borussia Dortmund liderado por Haaland. A todo esto, el ariete noruego comenzó a acechar cada vez con más violencia la portería defendida por Dennis Smarsch.

El ST Pauli ponía tierra de por medio en el minuto 40 con un tanto en propia puerta del mediocentro belga Axel Witsel. La situación se torcía tanto que al descanso Marco Rose se vio obligado a sacar sus malos humos a pasear para que su equipo reaccionara cuanto antes. El equipo de Hamburgo llegaba a la mitad del partido con las ideas claras. Su preocupación pasaba por mantener el resultado un poco más de tiempo para no desequilibrar los ánimos del equipo.

Insuficiencia, clara definición del Dortmund

La segunda mitad comenzaba con un Borussia Dortmund metido en algunos apuros, pero el guardameta Kobel salvó al equipo visitante de dos acciones claras de gol. Un ataque provocado por el noruego Haaland acabó convirtiéndose en un penalti que, finalmente, acabó traduciendo en gol él mismo. Con esto, los de Marco Rose reducían distancias y se situaban a solamente un gol del empate.

El conjunto de Hamburgo aguantó hasta los últimos minutos con las líneas adelantadas. Esta táctica permitió al St Pauli tener oportunidades al contraataque durante todo el partido. Gracias a esto el cuadro amarillo tuvo muchas complicaciones para atravesar líneas defensivas, lo que redujo las acciones envenenadas.

Haaland y Bellingham en la celebración del gol del Dortmund / Fuente: BVB
Haaland y Bellingham en la celebración del gol del Dortmund / Fuente: BVB

Finalmente, la sorpresa fue la que se apoderó de la situación y los vigentes campeones se quedaron fuera de la DFB Pokal tras un gran encuentro por parte del St Pauli. El líder de la 2. Bundesliga planteó un duelo muy físico donde consiguieron plantar cara de tú a tú al actual segundo clasificado de la máxima categoría del fútbol alemán.

Protagonistas

En el conjunto local uno de los protagonistas principales fue Guido Burgstaller. El delantero alemán firmó una actuación inolvidable para los aficionados que asistieron al estadio la noche del partido. Sus desmarques de ruptura acompañados de su gran aliento goleador aportaron al equipo local un plus de energía que los situó por encima de los rivales en cuanto a moral se refiere.

El cuadro amarillo tuvo un partido gris donde no todos los futbolistas brillaron. Entre las sombras apareció la luz de Haaland, el joven delantero que en todas las situaciones consigue sacar al Dortmund, pero en este caso su aportación goleadora no fue suficiente para ganar. 

La situación en Dortmund se tornó de una forma complicada después de haber recortado distancias al líder de la Bundesliga. Sin embargo, el otro líder, en este caso de segunda división, pudo con ellos hasta el punto de dejarlos fuera de su competición favorita, la DFB Pokal. Tras esto el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund se encuentran fuera de la Copa de Alemania y con esto centran la mirada tanto en liga como en sus respectivas competiciones europeas.

VAVEL Logo