Piratas y justicieros, la combinación perfecta
Imagen del partido entre el St Pauli y el Borussia Dortmund / Fuente: St Pauli

St Pauli, el nombre propio que ha estado sonando por todas las televisiones y radios alemanas. El nombre de un equipo que ha conseguido vencer al vigente campeón de la DFB Pokal y no contentos con eso, se sitúan en la primera posición de la 2. Bundesliga con plenas intenciones de volver a la primera división.

El cuadro dirigido por Timo Schultz pasa por uno de los mejores momentos de la temporada. El subidón que recibió tras la victoria por 2-1 al Borussia Dortmund es uno de los principales motivos por los que el St Pauli sigue soñando cosas grandes antes de que finalice el curso. 

El club defensor de los derechos humanos

Algo que caracteriza a este club es su iniciativa por la defensa de todos los derechos humanos. Durante todos sus partidos de la temporada, el capitán del equipo lleva el brazalete customizado con diferentes colores simulando así algunos colectivos.

Imagen de la grada del St Pauli en un partido liguero / Fuente: St Pauli
Imagen de la grada del St Pauli en un partido liguero / Fuente: St Pauli      

Por ejemplo, en el partido de Copa frente al Dortmund, el equipo de Hamburgo vistió un brazalete con los tonos del arcoíris mostrando así su apoyo hacia el colectivo LGTB. Entre otras muchas cosas, también organizan diferentes campañas para la recogida de recursos para las personas más necesitadas. Tras volcarse en el ánimo de defender a estos colectivos, algunas de las aficiones alemanas se han apuntado a este pequeño gesto. Esto ha convertido a Alemania en un país que ofrece todo su apoyo a las minorías en el mundo del deporte.

Los piratas de Hamburgo

"Los piratas", así se hacen llamar. El St Pauli se identifica con una bandera con fondo negro y una calavera en el medio. Un símbolo que pretende impartir respeto frente a todos sus rivales. Uno de sus lemas más conocidos es "St Pauli cómo forma de vida", esto representa la entrega absoluta de sus aficionados en todos sus encuentros. Esto se vio representado antes de la pandemia, ya que conseguir una entrada para un partido del St Pauli se presentaba como una opción imposible.

Imagen de un aficionado del St Pauli con la icónica bandera del club / Fuente: St Pauli
Imagen de un aficionado del St Pauli con la icónica bandera del club / Fuente: St Pauli       

En cuanto a sus defectos se encuentran los multitudinarios conflictos que han tenido frente a la mayoría de equipos, pero estas en acciones no recaen sobre la responsabilidad del club, sino que lo hace en los ultras del equipo. La entidad ha luchado contra estos actos vandálicos durante muchos años atrás, pero la calibración de las cabezas humanas no es algo sencillo.

El próximo fin de semana se avecina un auténtico partidazo. El derbi de Hamburgo con el St Pauli y el Hamburgo como protagonistas. Se avecina buen fútbol, tensión y sobre todo un increíble ambiente. El único inconveniente lo encuentran los agentes de policía que deban visitar los aledaños del estadio del Hamburgo, ya que con casi toda la certeza del mundo saltarán chispas entre las aficiones.

VAVEL Logo