Los sueños, sueños son
Cristiano Ronaldo liderando el ataque de los 'Red Devils' / Foto: Manchester United

La última ronda de la vuelta de los octavos de final arrancaba con un verdadero partidazo entre Manchester United y Atlético de Madrid. Ambos conjuntos buscaban la victoria para proseguir con el sueño europeo, pero solo uno podía conquistar la difícil hazaña. Los 'Red Devils' afrontaban el partido despejando el mar de dudas que se había generado estos últimos meses, gracias a una victoria en Old Trafford el pasado sábado frente al Tottenham de Antonio Conte, con tres goles del hombre récordCristiano Ronaldo. El Atlético de Madrid, en cambio, aterrizaba en Manchester con una racha espectacular: un mes sin conocer la derrota

  • Modificaciones en los onces

Ralf Rangnick modificó el once que le dio el empate en el partido de ida y apostó por Alex Telles y Diogo Dalot en los laterales, Scott McTominay en la medular y Anthony Elanga en uno de los costados.

Simeone también apostó por cambios en referencia al partido de ida e introdujo a Koke, Griezmann y Rodrigo de Paul como principales novedades.

  • Juego de posesión

La primera jugada del partido fue protagonizada por uno de los ya habituales para Rangnick, el joven sueco Anthony Elanga, el cual intentó sorprender a Oblak con un remate de cabeza bastante alejado de la portería del esloveno. Además, el portero colchonero sufrió un golpe en esa misma disputa con el ex canterano del Malmö, que lo dejó tendido en el verde durante un par de minutos. Finalmente, todo quedó en un susto

Los primeros en llevar la batuta del partido fueron los ingleses, a través de un estilo de juego basado en la posesión del balón. Alex Telles y Dalot fueron los primeros en saltar las alertas colchoneras con constantes internadas por sus respectivos carriles.

Pasados los diez minutos de partido, Anthony Elanga tuvo una las ocasiones más claras de la primera parte, con un servicio 'a la carta' del portugués Bruno FernandesOblak, por su parte, consiguió achicar y desviar el disparo con el rostro. Pocos minutos después, Rodrigo de Paul intentaba la réplica, esta vez con un disparo lejano, que obligaba a De Gea a intervenir, concediendo así el primer córner del encuentro.

El partido llegaba a la media hora y con ella un Manchester United atrevido y con una idea clara de juego, frente a un Atlético de Madrid que les dejaba jugar. Fred fue la pieza principal de la sala de máquinas del cuadro local, junto a un expeditivo Alex Telles que fue dueño y señor de la banda izquierda. Joao Félix adelantaría al conjunto rojiblanco, pero no durante mucho tiempo, puesto que Slavko Vincic invalidaba la acción por posición antirreglamentaria.

Fred disputando un balón con Reinildo / Foto: Manchester United
Fred disputando un balón con Reinildo / Foto: Manchester United
  • Gol psicológico

El gol llegaría de la mano del brasileño Renan Lodi, quién remataba a placer un centro milimétrico de Antoine Griezmann con la pierna derecha tras un anterior pase de tacón de Joao Felix. La primera tarjeta amarilla del partido la vería Rodrigo de Paul por una falta  dura a Cristiano Ronaldo. 

La última jugada del encuentro sería protagonizada, como no podía ser de otra forma, por Jan Oblak, que realizó una parada dificilísima en un disparo potente de Bruno Fernandes que se fue directamente a saque de esquina.

  • Segunda parte igualada

La segunda parte comenzaba con un Elanga avisando a la portería colchonera con un disparo cruzado desde la derecha que salía muy cerca del palo. Las dificultades con la salida de balón condenaron a los 'diablos rojos' a varios errores que acabaron en jugadas de peligro para los visitantes. En el minuto 60, Jadon Sancho probaba suerte con una volea dentro del área, pero esta se marchaba muy por encima de la portería colchonera. 

Jadon Sancho deshaciéndose de su defensor / Foto: Manchester United
Jadon Sancho deshaciéndose de su defensor / Foto: Manchester United

Los indios, por su parte, seguían con la filosofía del primer tiempo, entregando la pelota al rival para después armar rápido los contraataques. 

Rangnick decidió mover ficha y daba entrada a Pogba, Matić, Rashford y, minutos más tarde, a Cavani, a fin de aumentar la efectividad del juego ofensivo del cuadro inglés. 

Rozando los 75' de partido, Varane tuvo el 1-1 con un gran cabezazo que Oblak, una vez más, mandaba lejos de su área. Más adelante, Dalot también se atrevía desde la media luna con un disparo que salía pegado al palo derecho del guardameta esloveno. Simeone acabó por modificar el esquema, dando paso a Kondogbia, Felipe y Correa, que le dieron músculo y frescura a los últimos minutos rojiblancos.

  • Próximo encuentro

El sábado 2 de abril, el Manchester United se enfrentará al Leicester City en Old Trafford a las 18:30 horas de la tarde, en el partido correspondiente a la jornada 31

VAVEL Logo