Kane y Son fueron demasiado para el Arsenal
Los 'Spurs' se quedaron con el derbi | Foto: Premier League

Siempre es un buen momento para vivir un derbi londinense con tanta pasión como el duelo que protagonizan Arsenal y Tottenham Hotspur. Luego del 3-1 que los ‘Gunners’ le propinaron a los ‘Spurs’, el pasado 26 de septiembre, llegaba el momento de la revancha en el Tottenham Stadium.

Antonio Conte se decidió por repetir el 3-4-3 que logró mantener bajo control al Liverpool hace solo unos días atrás. Davinson Sánchez, Eric Dier y Ben Davies fueron los tres centrales elegidos por el italiano para la línea defensiva, mientras que Heung-Min Son, Harry Kane y Dejan Kulusevski conformaron el tridente de ataque.

Del otro lado, Arteta apostó por el equilibrio de un 4-2-3-1 con el doble pivote defensivo, conformado por Granit Xhaka y Mohamed Elneny. En el ataque, Eddie Nketiah sería la única referencia en el área, secundado en los extremos por Gabriel Martinelli y Bukayo Saka.

El partido comenzó con el Tottenham dominando desde el primer segundo, yendo a buscar constantemente la portería de Ramsdale. Los minutos comenzaron a pasar con un Arsenal que se mostraba muy dubitativo en su línea de fondo, dejando clara muestra de que los ‘Gunnersno tendrían una buena noche.

Penalti, expulsión y doblete

A los 20 minutos llegó finalmente la confirmación de que la defensa del Arsenal tendrá pesadillas con los atacantes del Tottenham en los próximos días. Son fue derribado en el área y Tierney sancionó pena máxima a favor de los dueños de casa. Como no podía ser de otra manera, Harry Kane se encargó del lanzamiento y cambió penalti por gol para abrir el marcador.

Casi al borde del noqueo, el Arsenal intentó algunas tímidas aproximaciones, pero nada peligroso para la valla de Lloris. Para dificultar aún más las cosas, a la media hora de juego, los ‘Gunners’ se quedarían con un hombre menos por la doble amonestación a Rob Holding, quien derribó a Son y se ganó el camino anticipado a los vestuarios. Con esa roja, el conjunto del Emirates Stadium llegó a 13 expulsiones y es el equipo con más expulsados esta temporada.

Kane coloca la cabeza para su segundo tanto | Foto: Premier League
Kane coloca la cabeza para su segundo tanto | Foto: Premier League

Tottenham volvería a golpear en el momento justo, nuevamente con Harry Kane, quien de cabeza definió un balón suelto, muy cerca de la portería, firmando así su doblete. Con un 2-0 en contra y un hombre menos, todo se haría aún más cuesta arriba para el Arsenal, dejando a un Mikel Arteta muy nervioso con el bajo rendimiento de sus dirigidos.

Son, siempre presente

Si el resultado no estaba ya claramente definido a favor de los locales, el inicio del complemento no hizo otra cosa que reafirmarlo. Kane aguantó bien el empuje de Gabriel y Son recogió un balón suelto para definir al poste lejano, ante la pasiva mirada de tres futbolistas del Arsenal, lo cual provocó la ira de Ramsdale, quien le recriminó airadamente a sus compañeros.

Son no falló su chance | Foto: Premier League
Son no falló su chance | Foto: Premier League

Para colmo de males, cerca de la hora de juego, Xhaka sintió molestias y se lo vio bastante afectado durante el resto del partido, aunque el suizo decidió continuar. Arteta comenzó a modificar el equipo para intentar la hazaña, con el ingreso de Emile Smith-Rowe en lugar de un errático Martinelli.

Por su parte, Conte respondió reemplazando, ni más ni menos, que a Son, quien fue ovacionado por un estadio rendido a sus pies, junto con el abrazo que el propio entrenador italiano le dio, a modo de felicitación por otra gran actuación del surcoreano, quien continúa a un gol de diferencia del líder goleador de la Premier League, Mohamed Salah.

Los minutos pasaron y poco cambió en el transcurso del juego, con un marcador que quedó en el 3-0 favorable para los locales. Ahora, los 'Spurs' se ubican quintos, a solo un punto del Arsenal, soñando con arrebatarles la clasificación a UEFA Champions League, quedando nada más que dos jornadas por delante.

VAVEL Logo