El vigente campeón vuelve a triunfar
Haaland y su mítica celebración / Foto: @ManCity

Volvía el rey, volvía el vigente campeón de la Premier League a disputar un partido de la máxima categoría del fútbol inglés correspondiente a la temporada 2022/23. Ante un West Ham bastante sólido en casa y con ganas de demostrar. Día también de estrenos en el London Stadium como el de Haaland por parte de los citizens, que ya ha demostrado su nivel y de Scamacca, fichaje estrella de los Hammers, aunque el italiano tuvo que esperar al segundo periodo para debutar. La victoria del Manchester City demuestra su superioridad y poderío en la Premier League.

  • Desarrollo del encuentro

El encuentro comenzó como nos tienen acostumbrado a empezar los partidos de a Premier League. Los 22 titulares hincaron su rodilla sobre el verde del London Stadium para presentar su rechazo al racismo.

Ya con el balón en juego, la primera posesión era para el vigente campeón. A pesar de ello, fue el West Ham quién comenzó con más intensidad el encuentro. Tuvo dos ocasiones seguidas que puso en apuro a los citizens. Con el paso de los minutos, los de Pep Guardiola comenzaron a dictar los que ocurría en el terreno de juego. Posesiones de balón larga y dueños del juego, aunque si ocasionar peligro. Aún así, los Hammers buscaron salir desde atrás e intentar llegar a la portería de Ederson, pero el gran trabajo de la defensa visitante imposibilitó ese intento.

El Manchester City se iba sintiendo más cómodo y a los catorce minutos apareció por primera vez el belga Kevin De Bruyne, aunque con un tiro bastante desviado. Y también comenzaron a aproximarse al área rival y en el minuto 20, Declan Rice, con la virtud de cortar balones que le caracteriza, evitaba la llegada al área de una jugada bastante peligrosa por parte de los visitantes. De nuevo el West Ham se volvió a asentar en el partido.

Tras esto, el partido tuvo un parón por el golpe que sufrió el portero local Fabiański. Tras ser revisado por los médicos y levantarse por su propio pie, la afición del London Stadium ovacionó al polaco. Un parón que los jugadores aprovecharon para refrescarse. También se llevó una ovación segundo antes, el fichaje estrella del West Ham, el italiano Scamacca, que salió a la banda a calentar. Minutos más tarde, llegaron los problemas para el conjunto local. El portero polaco no pudo seguir más y David Moyes se vio obligado a dar entrada a Areola. Antonio también dio el susto en el London Stadium cuando se fue al suelo tras el cambio en portería por un mal apoyo en un salto de cabeza. Finalmente el inglés no tuvo que abandonar el césped.

Antes de este inconveniente para los locales, el conjunto citizen comenzó a acumular ventajas en la zona atacante del campo. Y encontró premio, aunque seguidamente fue anulado. Una buena triangulación en la que Gundogan estaba en claro fuera de juego, el cuál fue el asistente para que De Bruyne anotara. Pero si que encontraron premio en el minuto 36. A pesar de la solidez defensiva de los Hammers, Haaland encontró un hueco de donde no lo había, recibió un pase al hueco de Gundogan y con la rapidez y potencia del noruego, llegó antes que Areola que lo arrolló cometiendo penalti. El fichaje estrella del Manchester City fue el encargado de lanzar desde los once metros y convertirse así en nuevo goleador en la Premier League.

Con esto y tras los cuatro minutos añadidos por lo sucesivos parones, el colegiado mandaba a ambos conjuntos a vestuarios.

Haaland desde los once metros / Foto: @premierleague
Haaland desde los once metros / Foto: @premierleague

Los citizens comenzaron el segundo periodo tal y como acabaron la primera, demostrando su poderío. Pero en el minuto 53Declan Rice estuvo a punto de poner las tablas en el marcador tras una mala salida de balón del Manchester City. Aunque los de Pep Guardiola tenían controlado el encuentro, no podían cometer dichos fallos porque el West Ham es un equipo que puede aprovechar este tipo de ocasiones. Con esto, los Hammers cogieron energía y comenzaron a venirse arriba. Además, el London Stadium rugió como nunca lo hizo durante el encuentro. A este resurgimiento de la afición  se le unió la entrada al terreno de juego de Scamacca.

A falta de media hora se produjo una jugada 100% citizen. De Bruyne atacó entre el central y lateral y puso un balón raso al segundo palo para Gundogan que no remató bien y envió el balón a la línea de fondo. Cinco minutos más tarde, el premio si que llegó y de nuevo el encargado fue Haaland que consiguió el doblete en su primer partido en Premier League. La jugada comenzaba con una fina salida de balón, el cuál lo recibió Rodri. Este conectó con Kevin De Bruyne. El belga dio un pase estratosférico, que esta a la altura de jugadores de su talla mundial, y conectó con el noruego que no falló ante Areola poniendo el 0-2 en el London Stadium. La conexión de rubios llegó a Manchester. Una dupla De Bruyne-Haaland que va a traer muchas alegrías y sobre todo goles.

Al igual que se estrenó Haaland, también pudo estrenarse Scamacca minutos después. Pero la jugada fue invalidada por fuera y por un paradón de Ederson. Otros debutantes, esta vez por parte del Manchester City, han sido el argentina Julián Álvarez, que ya se estrenó como goleador con el conjunto citizen en la Community Shield y Kalvin Phillips, que aunque ya ha jugado en Premier League con el Leeds, era su primero con los de Guardiola.

Sin más ocasiones al final del encuentro. Un Manchester City que consigue su primera victoria para comenzar con el reinado de la Premier League ante un gran West Ham que busca entrar en Europa. Ha sido la mejor manera de mandar un mensaje por parte de los citizens de que vienen de nuevo a hacer grandes cosas y a levantar el título. El temor debe estar en el cuerpo de los rivales y también ha comenzado la andadura de un bestia en la Premier League como es HaalandEl rey ha vuelto.

Haaland en la celebración del segundo gol / Foto: @premierleague
Haaland en la celebración del segundo gol / Foto: @premierleague
VAVEL Logo