¡Italia conquista Budapest y estará en la final four!
Twitter: Azzurri oficial 

El Puskás Aréna fue testigo del partidazo entre Hungría e Italia en la última jornada de la fase de grupos de la UEFA Nations League, choque en el cual ambas selecciones llegaron con un único objetivo en mente: conseguir el pase a la final four de la competición y tras noventa minutos en los cuales ambos dejaron todo en la cancha, el gran vencedor fue Italia.

Sin embargo, antes del arranque del encuentro, se vivió un momento muy emotivo debido a que un histórico jugador como es Ádám Szalai fue homenajeado, ya que este fue su último partido defendiendo la camiseta de su país.

  • Lucha de titanes

Regresando a lo deportivo, inició el encuentro con una Hungría muy ofensiva, saliendo a buscar el gol en los instantes iniciales del encuentro, por el contrario, Italia hizo lo propio, puesto que esperaba su oportunidad para salir al ataque y buscar la meta de Gulacsi, siendo el equipo visitante el conjunto que estuvo más cerca del tanto tras un centro al área de Acerbi que rechazó el arquero local de muy mala forma debido a que dejó el balón suelto en el área chica, no obstante, y de milagro, Attila Szalai salvó a su equipo debido a que despejó el esférico cuando ya estaba casi dentro del arco.

Tras dicha ocasión clarísima de gol, Italia se creció y llegaba con mayor peligro al área de Gulacsi, pero tanto la defensa local como el portero impidieron el tanto de apertura, sin embargo, los dirigidos por Mancini sabían que tenían que ganar para acceder a la siguiente fase de la competición y salieron a buscar dicho resultado.

Con el transcurrir de los minutos, Italia se sentía más cómoda en el campo, ya que tenía la posesión del balón y creaba situaciones para ponerse por delante del marcador, por el contrario, Hungría cada vez se sentía más incómoda debido a que estaba metida en su campo y se había resignado a defender su arco con todo su poderío, no obstante, y en los peores momentos del equipo, la afición húngara alentaba más y más, dándole ese chut de confianza que necesitaba, el cual funcionó, ya que de la mano de Szoboszlai, el cuadro húngaro casi abre el marcador, pero con lo justo la defensa italiana rechazó el peligro.

  • Premio al esfuerzo 

Tras la ocasión de Szoboszlai, Hungría empezó a tener mayor presencia en campo rival, ya que se dio cuenta de que penetrar la defensa visitante no era tan complicado, pero Italia seguía en lo suyo y al minuto 26 consiguió el premio a su insistencia. Tras un error en defensa, Gnoto buscó arco y remató de primera, pero Gulacsi trató de atajar el esférico, sin embargo, Raspadori vio la oportunidad y aprovechó que el balón quedó suelto para rematar a placer y no falló, anotando el primero del encuentro.

Twitter: Azzurri oficial
Twitter: Azzurri oficial        

Luego del golpe que significó el gol, Hungría, en vez de bajar los brazos, salió al ataque y empezó a crear situaciones peligrosísimas, estando muy cerca del empate, pero en cada oportunidad que tuvieron, les faltó ese toque final que les permitiera romper el arco rival y de esta manera concluyó la primera parte del compromiso.

  • Arranque con gol

En el comienzo del segundo tiempo, Italia salió decidida a aumentar su renta, posicionándose en campo rival y atacando por todos los sectores del campo, mientras tanto, Hungría buscó el empate que le permitiera meterse en el partido, siendo el equipo que estuvo más cerca del tanto, pero tras una doble atajada de Donnarumma, la selección húngara se perdió el ansiado gol, sin embargo, a la contra salió Cristante, jugador que metió un centro al área para que Dimarco tan solo la empujara y metiera el segundo del encuentro.

Twitter: Azzurri oficial
Twitter: Azzurri oficial        

Tras el segundo gol italiano, el cuadro de Mancini se hizo dueño y señor del encuentro, dominando el esférico y llegando a incomodar a Gulacsi en cada oportunidad, no obstante, en el mejor momento de Italia, Styles casi descuenta en el marcador, pero Donnarumma realizó un atajadón y salvó a su equipo, demostrando que si este resultado se mantuvo fue, en gran medida, gracias a él.

En la última media hora de partido, Hungría ya llegaba por cada sector del campo y asfixiaba a Italia, dejando bien en claro que no se daba por vencido y que iba a luchar hasta el instante final, sin embargo, un gran Donnarumma se alzó como muralla para su equipo y sacaba cada balón que le llegaba.

  • La insistencia no tuvo recompensa

En los instantes finales del encuentro, Hungría tuvo una situación clarísima de achicar distancias, pero Bastoni cortó la jugada con un roce en el pie de Adám, lo que provocó que cayera en el área chica de Donnarumma, no obstante, el árbitro no pitó falta y la jugada no fue cobrada, pero pudo haber sido penal para el conjunto húngaro.

De esta manera finalizó el encuentro, con un conjunto húngaro luchando hasta el minuto final del encuentro, como lo hizo durante todo el torneo, pero los goles no llegaron y no pudo acceder a la final four, sin embargo, se va con la frente en alto, ya que venció a titanes del fútbol mundial como Inglaterra y Alemania, por el contrario, Italia logra su objetivo y estará en la fase final de la Nations League.

VAVEL Logo